Internacionales

Vacunados y personas que ya tuvieron COVID en Alemania estarán exentas de cumplir las restricciones

Los alemanes completamente vacunados contra la COVID-19 o aquellos que ya hayan pasado la enfermedad estarán exentos de cumplir con muchas de las restricciones impuestas por la pandemia en el país europeo, en base a una nueva regulación que se adoptará esta semana.

Los Demócrata Cristianos de la canciller, Angela Merkel, y sus socios de coalición ya aprobaron el borrador de las nuevas reglas, según una carta de la oficina de la mandataria a la que tuvo acceso la agencia de noticias alemana DPA.

En concreto, la nueva normativa incluye un mayor acceso a tiendas y otros servicios, además de una exención de cumplir con los toques de queda nocturnos y de las restricciones a los contactos privados con otras personas.

21 April 2021, Berlin: German Chancellor Angela Merkel cast her vote inside a ballots box during a session of the German Bundestag. The vote was on the expanded Infection Protection Act to contain the coronavirus pandemic. Photo: Kay Nietfeld/dpa

21 April 2021, Berlin: German Chancellor Angela Merkel cast her vote inside a ballots box during a session of the German Bundestag. The vote was on the expanded Infection Protection Act to contain the coronavirus pandemic. Photo: Kay Nietfeld/dpa

Los cambios también implican que casi el 8 por ciento de la población totalmente vacunada de Alemania, y los tres millones que se han recuperado de la COVID-19 podrán, por ejemplo, ingresar en comercios o peluquerías sin someterse a una prueba diagnóstica de la enfermedad.

Tampoco tendrán que guardar cuarentena si regresan a Alemania desde otro país, algo que no rige si el país en cuestión convive con una variante del SARS-CoV-2.

No obstante, los alemanes con ambas dosis o recuperados sí tendrán que cumplir con la obligación de usar barbijo en ciertos espacios públicos y con la distancia social.

La nueva batería de normas aprobaron en medio de una mejora de la situación epidemiológica en Alemania y en el marco de la aceleración del programa de vacunación contra la COVID-19, después de un inicio lento.

Se espera que las dos cámaras del Parlamento alemán aprueben la legislación para finales de esta semana. De cumplirse los plazos, las nuevas reglas entrarán en vigor este sábado.

El ministerio de Sanidad alemán registró este lunes 9.160 casos nuevos de coronavirus, lo que supone un descenso de los contagios diarios respecto a los días anteriores.

Así, el gobierno señaló que por el momento se han detectado 3.425.982 contagios desde que comenzó la pandemia, de los cuales 302.000 se encuentran activos.

No obstante, más de 3 millones de personas han logrado recuperare, si bien 83.276 han fallecido, 84 de ellas en el último día, según datos del Instituto Robert Koch (RKI, por sus siglas en inglés).

La incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 146,9 casos por cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, durante la jornada, el RKI reveló que el 28,2 por ciento de la población alemana ya ha recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas contra la COVID-19. Según los datos del RKI, el 8,0 por ciento de los alemanes ha recibido la pauta completa.

Hasta el domingo, las autoridades sanitarias alemanas habían constatado la administración de 250.114 vacunas. El valor diario más alto desde el inicio de la campaña de vacunación se alcanzó el pasado miércoles con más de un millón de dosis administradas.

En total, todos los centros de vacunación de Alemania han administrado hasta ahora algo más de 30,1 millones de dosis, de las cuales casi 23,5 millones corresponden a la primera y alrededor de 6,7 millones a la segunda inoculación.

La tasa de vacunación varía de un Estado a otro. El Sarre tiene la tasa más alta, con un 31,4 por ciento de vacunados con al menos la primera dosis. Brandeburgo está ligeramente por detrás de los demás estados federados, con un 25,5 por ciento.

Además, de los aproximadamente 35,7 millones de dosis de vacunas entregadas, el 84,4 por ciento ya fueron inoculadas.

La campaña de vacunación en Alemania comenzó a finales del año pasado. En un principio, el objetivo prioritario fueron las personas mayores de 80 años, los residentes en hogares de ancianos y asilos y el personal médico. Junto a ellos, también son vacunados preferentemente los enfermos crónicos con mayor riesgo de sufrir procesos graves y mortales.

Prioridades con fecha de terminación

Por otro lado, el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, confirmó este lunes que la prioridad para la vacunación contra la COVID-19 según edad y ocupación laboral podría levantarse en junio.

No obstante, preció que el fin de la priorización no significa que toda la población pueda vacunarse “inmediatamente” en junio y que podría haber un período de espera para recibir el fármaco dependiendo del suministro de vacunas al país europeo.

Fuente: DPA


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba