Internacionales

Una misteriosa base aérea en una isla volcánica frente a Yemen despierta sospechas: ¿de quién es?

La construcción de una misteriosa base aérea en una isla volcánica frente a Yemen despierta dudas y una serie de incógnitas. Está ubicada en uno de los puntos de embotellamiento marítimo más importantes del mundo, para envíos de energía y para carga comercial.

Si bien ningún país ha proclamado para sí la base aérea de la isla de Mayun en el estrecho de Bab el-Mandeb, el tráfico marítimo asociado a un intento anterior de construir hace años una pista de aterrizaje enorme a través de la isla, de 5,6 kilómetros de longitud, remite a los Emiratos Árabes Unidos.

Funcionarios del gobierno de Yemen reconocido internacionalmente dicen ahora que los emiratíes también están detrás de este último emprendimiento, aun cuando en 2019 los Emiratos Árabes anunciaron que retiraban sus tropas de una campaña militar liderada por Arabia Saudita para combatir los rebeldes hutíes de Yemen.

Objetivo estratégico

“Esto parece ser un objetivo estratégico de largo plazo para establecer una presencia relativamente permanente”, dice Jeremy Binnie, editor de Oriente Medio de la empresa de inteligencia de código abierto Janes, que ha seguido durante años la construcción en Mayun.

“Posiblemente no se trate sólo de la guerra de Yemen y hay que ver que la situación del transporte marítimo es clave allí.” Ni los funcionarios emiratíes en Abu Dabi ni la embajada en Washington de los EAU respondieron la solicitud de hacer comentarios al respecto.

La isla de Mayun, en el estrecho de Bab el-Mandeb, centro neurálgico de tráfico marítimo. Foto: AP

La isla de Mayun, en el estrecho de Bab el-Mandeb, centro neurálgico de tráfico marítimo. Foto: AP

La pista de aterrizaje en la isla de Mayun permite a quien la controle proyectar su poder en el estrecho y lanzar ataques aéreos fácilmente sobre el territorio continental de Yemen, convulsionado por una sangrienta guerra de años.

También proporciona una base para cualquier operación en el Mar Rojo, el Golfo de Adén y la cercana África Oriental.

Imágenes satelitales de Planet Labs Inc. que obtuvo The Associated Press mostraban el 11 de abril camiones de descarga y motoniveladoras construyendo una pista de despegue de 1,85 kilómetros en la isla.

El 18 de mayo, las obras parecían estar terminadas, con tres hangares construidos en un sector pavimentado algo al sur de la pista.

Una pista de esa longitud puede servir para aviones de ataque, vigilancia y transporte. En un proyecto anterior, iniciado a fines de 2016 y posteriormente abandonado, se intentó construir una pista todavía más grande, de longitud superior a los 3 kilómetros, que hubiera permitido admitir a los bombarderos más pesados.

Imágenes aéreas de la base que se está construyendo en la isla de Mayun, en Yemen. Foto: AP

Imágenes aéreas de la base que se está construyendo en la isla de Mayun, en Yemen. Foto: AP

Sospechas sobre Emiratos Árabes Unidos

Funcionarios militares del gobierno de Yemen internacionalmente reconocido y respaldado por la coalición que desde 2015 lidera Arabia Saudita, afirman que a la plataforma de despegue la están construyendo los EAU.

Estos funcionarios, que hablaron con AP a condición de mantener su anonimato ya que no tenían autorización para informar al periodismo, sostienen que en las últimas semanas barcos emiratíes transportaron a la isla de Mayun armamento militar, equipamiento y tropas.

Los militares dijeron también que las recientes tensiones entre los EAU y el presidente yemení Abed Rabbo Mansour Hadi se deben en parte al pedido emiratí de que el gobierno de Yemen firmara un acuerdo de arrendamiento de Mayun durante 20 años.

Los responsables emiratíes no reconocieron ningún desacuerdo.

Intentos fallidos

El proyecto de construcción inicial fallido se llevó a cabo después de que las fuerzas emiratíes y aliadas recuperaran la isla de manos de los militantes hutíes apoyados por Irán en 2015. A finales de 2016 las imágenes satelitales mostraban la construcción en marcha.

En ese primer intento ayudaron a llevar los equipos a la isla remolcadores relacionados con la empresa Echo Cargo & Shipping LLC, radicada en Dubai y lanchas de desembarco y transportistas de Bin Nawi Marine Services LLC, con sede en Abu Dhabi, según señales de seguimiento registradas por la empresa de datos Refinitiv.

Fotos satelitales de ese momento indican que descargaron equipamiento y vehículos en un puerto transitorio junto a la playa.

Echo Cargo & Shipping declinó hacer comentarios mientras que Bin Nawi Marine Services no contestó la solicitud de AP en igual sentido.

Los datos de transporte marítimo recientes no muestran ningún barco registrado en los alrededores de Mayun, lo cual sugiere que quienes proporcionaron el traslado para la última construcción apagaron los dispositivos de seguimiento del Sistema de Identificación Automática de sus embarcaciones para evitar ser reconocidos.

Fuerzas policiales de Yemen, en una imagen de 2019, en Sanaa, la capital del país, sacudido por una sangrienta guerra. Foto: AFP

Fuerzas policiales de Yemen, en una imagen de 2019, en Sanaa, la capital del país, sacudido por una sangrienta guerra. Foto: AFP

Obstáculos en la construcción

Las obras de construcción se detuvieron inicialmente en 2017, probablemente cuando los ingenieros se dieron cuenta de que no podían atravesar con sus excavaciones parte de las formaciones rocosas de la isla volcánica para establecer el emplazamiento de la pista de aterrizaje previsto antiguamente allí.

La construcción se reanudó en firme en el sitio de la nueva pista alrededor del 22 de febrero, según determinan las fotos satelitales, varias semanas después de que el presidente Joe Biden anunciara que pondría fin al apoyo de Estados Unidos a la ofensiva liderada por Arabia Saudita contra los hutíes.

La aparente decisión de los emiratíes en cuanto a reanudar la realización de la base aérea se produce después de que los EAU desmantelaran partes de una instalación militar que tenían en Eritrea, en África Oriental, como base de operaciones para su campaña en Yemen.

En tanto que el Cuerno de África “se ha convertido en un lugar peligroso” para los emiratíes debido a sus competidores y a los riesgos de guerra locales, Mayun tiene una población pequeña y constituye un sitio valioso para vigilar el Mar Rojo, señala Eleonora Ardemagni, analista del Instituto Italiano de Estudios Políticos Internacionales. La región ha experimentado un aumento de ataques e incidentes.

“Los emiratíes han pasado de una política exterior de proyección de poder a una política exterior de protección del poder”, explica Ardemagni. Aumentan “su capacidad para vigilar lo que ocurre y prevenir posibles amenazas de actores no estatales cercanos a Irán”.

Rebeldes hutíes se enfrentan con el gobierno de Yemen, en una escalada que ya lleva cuatro años. Foto AP

Rebeldes hutíes se enfrentan con el gobierno de Yemen, en una escalada que ya lleva cuatro años. Foto AP

Se dice que la fuerza expedicionaria Quds de la Guardia Revolucionaria paramilitar iraní llevó a cabo una operación similar en un carguero estacionado durante largo tiempo en las cercanías de Yemen antes de ser, aparentemente, blanco de un ataque israelí.

Centro neurálgico

Mayun, también conocida como isla de Perim, se encuentra a unos 3,5 kilómetros del extremo sudoccidental de Yemen.

Las potencias mundiales reconocen desde hace cientos de años lo estratégico de su ubicación, en especial con la apertura del Canal de Suez, que une los mares Mediterráneo y Rojo.

Los británicos retuvieron la isla hasta su salida de Yemen en 1967. La Unión Soviética, aliada del gobierno marxista de Yemen del Sur, mejoró las instalaciones navales de Mayun, pero las utilizó “sólo con poca frecuencia”, según un análisis de la CIA de 1981.

Esto probablemente se debiera a la necesidad de llevar agua y suministros externos al lugar. Lo mismo afectará también a la nueva base aérea, ya que Mayun no tiene un puerto moderno, de acuerdo con Jeremy Binnie, el analista de Janes.

Sin embargo, la base todavía puede interesar a las fuerzas estadounidenses. Las tropas de EE.UU. operaron desde la Base Aérea de Al Anad en Yemen para dirigir una campaña de ataques con drones contra Al Qaeda en la Península Arábiga hasta que el avance de los hutíes los obligó a retirarse en 2015.

El Departamento de Defensa reconoció con posterioridad que tropas estadounidenses apoyaron en tierra a la coalición liderada por Arabia Saudita en torno a la ciudad de Al Mukalla en 2016. Igualmente han tenido como blanco el país incursiones de fuerzas especiales y aviones no tripulados.

El Comando militar Central de EE.UU. no respondió la solicitud de hacer comentarios. La CIA declinó hacer comentarios.

Fuente: The Associated Press

Traducción: Román García Azcárate

CB​

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba