Internacionales

Una explosión en un misterioso buque iraní revela una silenciosa “guerra” en el mar entre Israel y Teherán

Un buque iraní que sería una base de la Guardia Revolucionaria paramilitar y que ha estado anclado durante años en el Mar Rojo frente a Yemen ha sido atacado, reconoció Teherán el miércoles.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán confirmó el ataque contra el MV Saviz, que presuntamente fue llevado a cabo por Israel, aunque Teherán no culpó en lo inmediato a su archienemigo regional.

El ataque se produjo mientras Irán y las potencias mundiales se reunían en Viena para mantener las primeras conversaciones sobre una posible reincorporación de EE.UU. al malogrado acuerdo destinado a frenar el programa nuclear iraní, lo que demuestra que acontecimientos ajenos a las negociaciones podrían hacer descarrilar esos esfuerzos.

La larga presencia del barco en la región, criticada repetidas veces por Arabia Saudita, se produce en un momento en que Occidente y los expertos de Naciones Unidas afirman que Irán ha provisto armas y apoyo a los rebeldes hutíes de Yemen en la guerra que se libra desde hace años en ese país. Irán niega haber armado a los hutíes, aunque componentes encontrados en el armamento de los rebeldes se vinculan a Teherán.

Un enorme carguero no identificado navega por el estrecho de Ormuz. Foto: AFP

Un enorme carguero no identificado navega por el estrecho de Ormuz. Foto: AFP

Anteriormente, Irán sostenía que el Saviz colaboraba con esfuerzos “antipiratería” en el Mar Rojo y el estrecho de Bab el-Mandeb, un cuello de botella crucial para el transporte marítimo internacional. Un comunicado atribuido al portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Saeed Khatibzadeh, afirmaba que la nave era un buque comercial.

“Afortunadamente, no se han producido víctimas (…) y se están llevando a cabo investigaciones técnicas”, dijo Khatibzadeh. “Nuestro país tomará todas las medidas necesarias a través de las autoridades internacionales”.

Ataque israelí

En una declaración anterior a través de la televisión estatal, un conductor hizo referencia a una nota del New York Times en la que se citaba a un funcionario estadounidense anónimo que sostenía que Israel había informado a Estados Unidos que había llevado a cabo un ataque contra el buque el martes a la mañana. Funcionarios israelíes no accedieron a efectuar declaraciones sobre el ataque cuando fueron contactados por The Associated Press, como tampoco el armador del Saviz.

Si bien el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, se negó a decir si su país había lanzado el ataque, calificó a Irán y sus aliados regionales como una gran amenaza.

“Israel debe seguir defendiéndose”, dijo Gantz a los periodistas. “En cualquier lugar en el que encontremos un desafío operativo y una necesidad, seguiremos actuando”.

Una mina lapa

La agencia de noticias semioficial iraní Tasnim, que se cree cercana a la Guardia, informó que una mina lapa colocada en el casco del Saviz había causado la explosión.

La mina lapa es un tipo de mina naval que se adhiere al costado de un barco, tarea que normalmente realiza un buzo. Más tarde explota y puede dañar considerablemente el buque. Irán no culpó a nadie del ataque y dijo que los funcionarios iraníes probablemente ofrezcan más información en los próximos días.

En un comunicado, el Comando Central del ejército estadounidense sólo dijo que estaba al tanto de los informes de los medios sobre un incidente relacionado con el Saviz y que las fuerzas estadounidenses no estaban involucradas.

El miércoles, el presidente iraní, Hassan Rouhani, calificó de “éxito” las conversaciones de Viena al dirigirse a su gabinete.

“Hoy se oye una declaración unificada de que todas las partes del acuerdo nuclear han llegado a la conclusión de que no hay mejor solución que el acuerdo”, dijo.

Un diplomático europeo con conocimiento de las conversaciones, que pidió anonimato para hablar con franqueza de la reunión a puertas cerradas en Viena, reconoció que los acontecimientos externos podían afectar las negociaciones.

“Esperamos que toda acción, ya sea que provenga de las partes (del acuerdo nuclear) o de partes externas, no debilite la dinámica”, dijo.

El misterioso Saviz

El Saviz, propiedad de la empresa estatal Islamic Republic of Iran Shipping Lines, llegó al Mar Rojo a fines de 2016, según datos de seguimiento de buques. En los años transcurridos desde entonces, ha estado frente al archipiélago de Dahlak, una cadena de islas ubicada frente a la costa de la nación africana de Eritrea. Es probable que recibiera suministros y cambiara de tripulación a través de los buques iraníes que pasaban por esa ruta marítima.

buque irani

Materiales informativos del ejército saudí obtenidos anteriormente por AP mostraban a hombres vestidos con trajes de estilo militar a bordo del barco, así como pequeñas embarcaciones capaces de transportar carga a la costa yemení.

Esos materiales también incluían imágenes que mostraban una variedad de antenas en el buque que el gobierno saudí calificó de inusuales en un carguero comercial, lo que indica que realizaba vigilancia electrónica. Otras imágenes revelaban que la nave tenía soportes para ametralladoras calibre .50.

El Instituto de Política de Oriente Próximo de Washington dijo que el Saviz era un “buque nodriza iraní” en la región, describiéndolo también como una base de recolección de información y un arsenal de la Guardia. Los documentos políticos del instituto no explican cómo han llegado a esa conclusión, aunque sus analistas habitualmente tienen acceso a fuentes militares del Golfo e Israel.

El Saviz había estado sometido a sanciones internacionales hasta el acuerdo nuclear de 2015 firmado por Irán con las potencias mundiales, por el que Teherán obtuvo una flexibilización de las sanciones a cambio de limitar el enriquecimiento de uranio. Posteriormente, la administración Trump renovó las sanciones estadounidenses que pesaban sobre el Saviz como parte de su decisión de retirarse unilateralmente del acuerdo.

En junio de 2019, Arabia Saudita retiró a un iraní en estado crítico del Saviz después que Teherán pidiera ayuda a través de Naciones Unidas.

Una serie de explosiones

En un contexto de grandes tensiones entre Estados Unidos e Irán, una serie de misteriosas explosiones han tenido como blanco a buques en la región, incluidas algunas que la Marina de Estados Unidos atribuyó a Irán.

Entre los barcos averiados hace poco se encontraba un porta-vehículos de propiedad israelí, ataque que Netanyahu atribuyó a Irán. Otro fue un carguero iraní en el Mar Mediterráneo.

Irán también ha culpado a Israel de una serie de ataques recientes, entre ellos una misteriosa explosión ocurrida en julio que destruyó una planta de montaje de centrífugas avanzadas de su instalación nuclear de Natanz.

Otro es el asesinato en noviembre de Mohsen Fakhrizadeh, un importante científico iraní que fundó el programa nuclear militar de la República Islámica hace dos décadas.

El autor es periodista de Associated Press

Traducción: Elisa Carnelli


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba