Internacionales

un hombre abre fuego en un piso de oficinas y mata a cuatro personas, entre ellas un niño

Cuatro personas, entre ellas un niño, murieron el miércoles cuando un hombre armado abrió fuego en un edificio de oficinas en la ciudad de Orange, al sur de Los Ángeles, informó la policía.

Este tiroteo se produce después de dos ataques similares que han dejado un total de 18 muertos en Estados Unidos y han avivado el debate sobre la proliferación de armas en el país.

El atacante, cuyas motivaciones se desconocen de momento, también resultó herido de bala tras la intervención de la policía y se encuentra en estado crítico, según la responsable policial, Jennifer Amat. Los policías están intentando aclarar si resultó herido durante el tiroteo con la policía o si él mismo se provocó las heridas.

Investigadores en la escena del crimen. Foto: AP

Investigadores en la escena del crimen. Foto: AP

No se tienen por ahora detalles sobre las víctimas mortales del ataque, pero sí se sabe que una quinta persona, una mujer, está herida muy grave.

El tiroteo ocurrió hacia las 17h30 locales en el último piso de un pequeño edificio de oficinas. En él se encuentran las oficinas de una compañía de seguros, una consultora financiera y una tienda de reparación de teléfonos, dijo un medio de comunicación local.

Según el diario Los Angeles Times, los policías llegaron al lugar, recibieron disparos y respondieron.

El tiroteo ocurrió hacia las 17h30 locales en el último piso de un pequeño edificio de oficinas. Foto: AP

El tiroteo ocurrió hacia las 17h30 locales en el último piso de un pequeño edificio de oficinas. Foto: AP

“No hemos tenido un incidente semejante en Orange desde 1997“, subrayó Jennifer Amata, refiriéndose a un tiroteo que dejó cuatro muertos.

Amat explicó que el tiroteo hubo agentes policiales involucrados’ y el sospechoso fue trasladado a un hospital.

El tiroteo ocurrió en un segundo piso. Y según medios locales, los cadáveres estaban en un pasillo de la segunda planta y en un patio.

“Horrible y desgarrador”

Amat no tenía detalles sobre la confrontación, qué pudo haber detonado el ataque ni por qué había un niño en el 202 de la Avenida Lincoln Oeste. Los letreros en el exterior del inmueble indicaban la presencia de varios negocios.

Para las 19:00 horas la situación se había estabilizado y no había ningún riesgo para el público, indicó la policía.

En un tuit, el gobernador de California, Gavin Newsom, calificó los asesinatos de “horribles y desgarradores”.

“Nuestros corazones están con las familias afectadas por esta terrible tragedia”, escribió.

Una transmisión en vivo en Facebook, publicada por un residente que vive cerca del edificio, mostró a agentes sacando a una persona inmóvil y ayudando a otra, reportó el Orange County Register. En la emisión pudo verse a policías tomando dos pistolas de alguien que estaba tendido en el piso. Las autoridades se llevaron a dos personas con esposas, agregó el diario.

La ciudad de Orange está a unos 48 kilómetros (30 millas) al sureste de Los Ángeles y tiene una población de alrededor de 140.000 personas.

El 22 de marzo, Ahmad Alissa mató a diez personas en un supermercado de Boulder, en Colorado, días después de que un hombre asesinara a ocho personas en unos salones de masaje asiáticos de Atlanta, en Georgia.

AFP y AP


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba