Tecnología

Un grupo de hackers exige a Apple 50 millones de dólares para no difundir datos de sus nuevos modelos


Una banda de hackers robó archivos de una empresa que fabrica productos de Apple y exigió al gigante tecnológico 50 millones de dólares a cambio de no difundir información vinculada a los nuevos modelos de la MacBook.

Apple se negó a hacer comentarios sobre si tenía la intención de pagar. En tanto, una carta de extorsión de los piratas informáticos a la empresa permaneció online este jueves.

El grupo de hackers, que se hace llamar REvil, logró acceso a los documentos internos de Quanta, un fabricante taiwanés que produce MacBooks y otros dispositivos para Apple y se hizo con varias imágenes y esquemas que muestran números de serie, tamaños y otra información relativa a los componentes de las computadoras.

Los hackers, que publicaron la carta de extorsión y tres archivos técnicos de muestra en su blog, se encuentran entre más de una docena de prolíficas organizaciones de delitos informáticos que en los últimos años han pirateado constantemente objetivos en todo el mundo.

Según trascendió, REvil ya subió en la llamada “internet oscura” algunas de las imágenes, en las que efectivamente puede verse el logotipo de Apple.

Si bien el gigante tecnológico evitó confirmar los hechos, Quanta denunció en un comunicado que sus servidores fueron objeto de un ciberataque.

Los “hackers” le dieron a Apple un margen hasta el 1 de mayo para abonar los 50 millones de dólares.

Según informó la cadena NBC de Estados Unidos, las agencias de control rastrean de cerca a los piratas informáticos detrás de las bandas de ransomware, pero indicaron que estas organizaciones tienden a operar en países que no cuentan con convenio de extradición con los EE.UU., en particular a Rusia, como ocurrió en este caso.

Si bien los ataques de ransomware o secuestros de datos se han vuelto cada vez más comunes en los últimos años, el intento de extorsión contra Apple aparece como una burla pública a una importante marca estadounidense. 

Lo cierto es que esta ola de ciberataques ha generado una gran preocupación en la Casa Blanca y obligó al gobierno del presidente Joe Biden a preparar una estrategia integral de ransomware que será anunciada en las próximas semanas.

Puntualmente, Estados Unidos buscará ejercer presión internacional sobre los países anfitriones de estos grupos, e incluso el Departamento de Justicia ha formado un grupo de trabajo para abordar mejor el problema.

GRB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba