Internacionales

tres funcionarias detenidas por el robo de 500 vacunas contra el coronavirus

Tres funcionarias encargadas de la custodia de 500 vacunas contra el coronavirus fueron detenidas en el departamento amazónico del Beni, Bolivia, por el robo de las dosis que luego fueron devueltas por “encapuchados”.

“Se ha procedido a la aprehensión de tres ciudadanas funcionarias del Servicio Departamental de Salud, quienes eran responsables del manejo de estas dosis”, informó a EFE el fiscal departamental de Beni, Ruthiar Vásquez.

Las tres funcionarias estaban encargadas de custodiar estas dosis en un centro de salud en la localidad boliviana de Guayaramerín, cercana a la frontera con Brasil, de donde desaparecieron 500 vacunas el pasado jueves.

Las tres funcionarias fueron acusadas de atentado contra la salud pública y hurto, indicó Vásquez.

El fiscal departamental señaló que se realizaron allanamientos, también se tomaron declaraciones de otros funcionarios para esclarecer el caso que aún está en proceso de investigación y que ahora se espera la audiencia de medidas cautelares de las tres mujeres.

Las vacunas desaparecieron el pasado jueves del centro de salud Los Almendros, en Guayaramerín, y al percatarse del hecho los encargados de la red de salud de la localidad denunciaron la situación ante la Fuerza Especial de Lucha Contra El Crimen.

Ese mismo día, el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo, informó a través de sus redes sociales que encontraron a “las personas que secuestraron las vacunas” y que “se están tomando las medidas respectivas”.

Maicol Borches, coordinador de la Red de Salud de Guayaramerín en Bolivia.

Maicol Borches, coordinador de la Red de Salud de Guayaramerín en Bolivia.

Vásquez contó que las vacunas “fueron dejadas por dos encapuchados” cerca del centro de salud donde se hurtaron y que luego “procedieron a darse a la fuga”.

La totalidad de las vacunas fueron devueltas, pero no se podrán utilizar porque se desconoce si se mantuvo la cadena de frío y si fueron tratadas adecuadamente, informó a los medios el coordinador de la Red de Salud de Guayaramerín, Maicol Borches.

Alerta por la cepa Manaos

El Gobierno boliviano intensifica la vacunación de los habitantes de localidades fronterizas con Brasil para evitar casos con la nueva variante de Manaos, proveniente de ese país.

También se determinó el cierre de fronteras con Brasil desde este viernes por un lapso de siete días, aunque por tres horas se abrirá el paso fronterizo.

Bolivia acumula 273.947 casos confirmados y 12.305 muertes desde que se identificó el primer contagio en marzo del año pasado.

Con información de EFE.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba