Uruguay

Tras reunión con Lacalle Pou, cañeros aceptan negociar nueva fórmula para el pago de su producción

La zafra de caña de azúcar en Bella Unión está a menos de un mes de dar su comienzo formal sin que todavía haya luz verde entre la Asociación de Plantadores de Caña de Azúcar del Norte Uruguayo (Apcnu) y Alcoholes del Uruguay (ALUR) para definir un nuevo esquema de pago de la producción. 

Este lunes una delegación de Apncu -encabezado por su presidente, Djelil Brysk, y otros cuatro directivos- había solicitado y coordinado una audiencia con el presidente de la República Luis Lacalle Pou en Torre Ejecutiva para intentar buscar una solución al diferendo que mantiene con ALUR.

Según supo El Observador, el presidente de la República recibió a los cañeros y le reiteró su “compromiso” para mantener el complejo sucroalcholero en Bella Unión, aunque también dejó en claro que había que sentarse a negociar con ALUR como mejorar la eficiencia para reducir sus costos. 

La reunión fue luego coordinada por el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el ministro de Industria, Omar Paganini, el titular de Ancap, Alejandro Stipanicic, y el presidente y gerente general de ALUR,  Alfredo Fernández Sivori y Álvaro Lorenzo, respectivamente. 

En el encuentro, el titular de ANCAP le reiteró a los cañeros que ALUR tiene “el mandato” del Poder Ejecutivo para reducir los costos del bioetanol en Bella Unión porque eso es lo que permitirá en un futuro reducir los precios de los combustibles en Uruguay. 

Los cañeros plantearon algunos reparos a una nueva fórmula de pago por la caña que tiene previsto instrumentar el gobierno, aunque dejaron abierta la puerta a seguir negociando. Para el gobierno esto es un avance porque desde el pasado 3 de marzo -cuando ALUR los intimó a sentarse a negociar-, Apcnu no había dado señales para modificar la actual paramétrica que define el precio de la caña que producen y procesa la subsidiaria de Ancap. 

La propuesta que está sobre la mesa es la de fijar un precio provisorio reconociendo el incremento en la mano de obra (los ajustes de salario de los peludos), que puede mejorar a futuro si se accede a un contrato de cinco años. Las autoridades de Ancap y ALUR pretenden dar “incentivos para mejorar la eficiencia” de la producción, además de que es la propia ALUR la que financia el 68% de los costos previos a la finalización de la zafra. 

Las autoridades insisten en que el sistema actual de pago por la producción no juega un rol activo a la hora de promover una mayor productividad de los cañeros y acarrea “serias ineficiencias y sobrecostos”, más allá de la heterogeneidad y disparidad que hay dentro de la fase primaria. Esto porque el 20% de los productores concentra el 80% de la superficie de caña de azúcar en Bella Unión. 

Este mismo lunes, ALUR le envió una nueva carta a Apcnu pidiendo sentarse a negociar cuanto antes la nueva paramétrica para el pago de la zafra azucarera que arranca a mediados de mayo. 

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba