Tecnología

todas las novedades del sistema operativo que mejora la privacidad y desató la guerra con Facebook

Apple puso en circulación la polémica actualización iOS 14.5 de su sistema operativo. La misma pide permiso a los usuarios de iPhone cuando se utilice información de apps y sitios web propiedad de otras empresas para personalizar o medir los anuncios.

Esta nueva función impactó de lleno en el negocio de Facebook, que desde hace unos meses busca que la compañía liderada por Tim Cook de marcha atrás con esta exigencia.

La red social asegura que las nuevas reglas atentan contra gratuidad de la red y afectan, principalmente, a los “pequeños comercios”.

“Este proceso se lleva a cabo mediante un aviso diseñado por Apple que desalienta a las personas y que proporciona pocos detalles sobre lo que significa esta decisión”, señala Dan Levy, vicepresidente de productos de negocios y anuncios de Facebook.

Cada iPhone tiene asignado un número único como identificador para anunciantes que se llama IDFA. Todo aquel que instale la actualización, cada vez que una app quiera rastrear la ubicación y compartir sus datos de navegación, antes deberá contar dar su permiso.

Facebook considera que el aviso diseñado por Apple que desalienta a las personas a aceptar. Foto: AP

Facebook considera que el aviso diseñado por Apple que desalienta a las personas a aceptar. Foto: AP

“Algunas apps incorporan trackers que recolectan más información de la que necesitan”, dice un video explicativo de Apple.

La compañía pretende que sus clientes vuelvan a ejercer un control absoluto sobre su información mediante una iniciativa llamada transparencia en el seguimiento de las aplicaciones (ATT).

“Los usuarios deberán dar su consentimiento para compartir identificadores personales con las marcas. Es demasiado pronto para saber si los IDFA se volverán obsoletos, aunque la industria ya se preparó para que sean una página del pasado”, indica Hernán Burak, regional manager en AppsFlyer.

Facebook está en desacuerdo con la nueva política de Apple.

Facebook está en desacuerdo con la nueva política de Apple.

Lo habitual era que, cada vez que se ejecutaba la app Facebook o alguna otra, se le podía enviar anuncios personalizadas ya que, mediante los IDFA, tenía acceso a un historial que le permitía conocer datos particulares de cada persona.

Pero todo cambió y en su lugar, cuando una aplicación activa algún sistema de rastreo, asoma un aviso con dos opciones: permitirlo o bloquearlo.

“Ahora, Facebook mostrará un aviso antes del de Apple para ayudar a la gente a tomar una decisión más informada sobre cómo se utiliza su información”, recuerda Levy.

Una delgada línea

En la configuración de iOS 14.5 estará el listado de apps que han solicitado seguimiento, y podrán cambiar la respuesta elegida frente a cada pedido.

“Si nos guiamos por una encuesta reciente que realizamos junto a la Mobile Marketing Association (MMA), el 58% de los usuarios cree que las empresas recopilan sus datos para monetizarlos en lugar de simplemente mejorar su experiencia dentro de la app, el ecosistema móvil tiene que estar preparado para lo que se conoce como opt-out, evitar recibir productos o publicidad no deseados”, sostiene Burak.

Los propios usuarios de iPhone deberán dar su consentimiento. Foto AFP

Los propios usuarios de iPhone deberán dar su consentimiento. Foto AFP

Lo que preocupa a la compañía de Mark Zuckerberg no es que la app requiera el compromiso de cada propietario de un iPhone, sino el hecho de tener que convencerlo mediante un aviso, en una materia tan delicada como la cesión de privacidad.

“El mensaje de Apple está diseñado para presentar una falsa elección entre anuncios personalizados y privacidad cuando, de hecho, podemos proveer ambas”, explica Levy.

Según la métrica de Apple, mostrar publicidad segmentada o evaluar el rendimiento de un aviso, no se considerará rastreo siempre y cuando todo el procesamiento de datos se ejecute en el dispositivo y no se mande despache información que pueda identificar fuera del mismo.

Tampoco se considera rastreo cuando el desarrollador comparte información sobre la persona o el dispositivo con empresas de análisis de datos con el objetivo de detectar o prevenir fraudes o con motivos de seguridad.

“La medición en la era de la privacidad se convertirá en el arte de generar una imagen completa a partir de datos fragmentados y limitados. Con cada pieza podremos construir una imagen más completa. Esta nueva normalidad del marketing digital va a exigir adaptación, aprendizaje y testeos”, sintetiza Burak.

SL


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba