Deportes

“Tengo que llevar a mis hijos a fútbol”

Ellos ganan fortunas, pero al parecer nada se compara con el dinero que embolsó Lionel Messi en su último contrato de Barcelona, ese que acaba de vencer y que transformó al argentino, al menos por unos días, en el agente libre más codiciado del mundo del fútbol.

Ellos son Kevin Durant, una de las máximas estrellas de NBA que juega en Brooklyn Nets, e Isaiah Thomas, que al igual que Messi acaba de quedar en libertad de acción tras un breve paso por New Orleans Pelicans. En las últimas horas ambos reaccionaron al ver en un posteo Twitter cuánto dinero ganó el rosarino en los últimos años como blaugrana.

Y eso que Durant no anda con chiquitas: su contrato por cuatro años con la franquicia neoyorquina le permitió ingresar 164 millones de dólares en su cuenta bancaria.

Isaiah Thomas ahora es agente libre. Foto: AP

Isaiah Thomas ahora es agente libre. Foto: AP

Sin embargo, todo parece poco con los 674 millones de dólares, también divididos en cuatro años de contrato, que se ganó Messi gracias a su extraordinario talento.

“Dios mío, tengo que meter a mis hijos en fútbol, jajaja”, escribió Thomas, que lleva 12 temporadas en la meca del básquet y atraviesa la curva descendente de una carrera que tuvo su pico en su paso por Boston Celtics, donde promedió en su último año casi 29 puntos por partido. 

Durant, en cambio, no anduvo con ironías, sino que reaccionó con un “Loco” a la publicación en Twitter que hablaba sobre el final del vínculo entre Messi y Barcelona.

¿Qué pasará con Messi? El Barcelona espera abrochar, en los próximos días, la continuidad del rosarino a pesar de su inédita condición de jugador libre que lo coloca en la posición de aceptar la oferta que le haga el mejor postor. En el club catalán confían mucho más temprano que tarde ambas partes llegarán a un acuerdo y todo seguirá igual que los últimos años.

¿Por qué se demoró todo? El problema reside en la complejidad de una operación que, tal como avanzó Catalunya Ràdio, garantizaría la continuidad de Messi como capitán del Barça las dos próximas temporadas. En primer lugar, debe resolverse la forma de pago y la fiscalidad de las cantidades que debe cobrar el astro argentino, y a continuación, encajar el nuevo contrato en los criterios de ‘fair play’ financiero que exige LaLiga. Es que el club debe reducir de forma drástica la masa salarial de la primer plantilla azulgrana, que actualmente representa el 110% de los ingresos de la entidad, mermados por la pandemia y la mala gestión de la junta anterior, y que no debería superar el 60% de la facturación.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba