Deportes

Sosa y Falcioni, los blancos de la bronca de los hinchas de Independiente


Los dos comenzaron la tarde escuchando silbidos cuando mencionaron sus nombres por la voz del estadio. Y los dos la terminaron con las orejas coloradas por más silbatina y reproches. Son Sebastián Sosa y Julio Falcioni, el arquero y el entrenador de Independiente. A uno lo apuntan por sus errores bajo los tres palos y al otro por ponerlo y por acusarlo de “tirar el equipo atrás” en el segundo tiempo. El hombre de los guantes y el del buzo de DT fueron el blanco de la bronca de los hinchas luego del empate 1-1 ante Vélez.

En la previa había causado sorpresa la determinación de Falcioni de sacar a Milton Alvarez, quien nada había hecho para salir, y poner a Sosa, que no atajaba desde el interinato de Claudio Graf. “Sebastián Sosa se está jugando la clasificación al Mundial y yo entendí que debía jugar y mostrarse”, explicó luego el entrenador en conferencia de prensa el porqué de su elección, que resultó fallida con el resultado puesto.

Sosa había empezado el domingo con un buen gesto al repartir camisetas y pantaloncitos a los nenes que estaban detrás de su arco cuando hacía los ejercicios de entrada en calor. Si bien hubo algunos chiflidos cuando se lo anunció entre los titulares (y aplausos para Alvarez, que estuvo entre los suplentes), después recibió aplausos cuando salió al campo con el equipo y se dirigió hacia el área que defendió en el primer tiempo. No tuvo mucho trabajo en esa etapa inicial porque Vélez prácticamente no llegó, más allá de algún cabezazo de pelota parada.

En el final, ya con el Fortín dominando con el ingreso de sus titulares, llegó su grave falla que derivó en el empate de Luca s Pratto lo que detonó el enojo de las tribunas. Edgar Elizalde cortó un envío y el balón le cayó al charrúa, que podía tomarlo con sus manos ya que no fue un deliberado pase al arquero el de su compatriota. Pero Sosa interpretó al revés y en vez de embolsar, rechazó con el pie, pero la dejó corta y la pelota le quedó a Walter Bou, quien tiró el centro para el Oso.

Es un muy buen profesional, siempre estuvo a la altura. Necesitaba jugar porque está buscando la convocatoria para el Mundial. El gol fue una mala interpretación”, dijo Falcioni, que ya venía recibiendo quejas porque sus dirigidos se defendieron muy sobre su área en el complemento. “¡Sacá al equipo la p… que te parió!”, le cantó la gente en el medio del encuentro.

“Escuché el pedido. Si el hincha cree eso está bien, lo dejo ahí. Yo no tiro al equipo atrás. Entraron todos volantes ofensivos o delanteros en el segundo tiempo”, fue la respuesta del Emperador, que sacó 4 puntos de los 15 que disputó en este tercer ciclo en el club de Avellaneda.

“Prendí el pucho porque me calenté. Cuando cometemos errores los pagamos muy caros”, cerró Falcioni, que no tuvo un buen arranque en su regreso al Rojo.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba