Política

“Solía culpar a la marihuana”

Los actores de Hollywood también envejecen. Michael Douglas ya no es el mismo que interpretó a Gordon Gekko en Wall Street ni Dan Gallagher en Atracción Fatal, y según él mismo contó, su memoria tampoco es la misma.

En una entrevista con la organización AARP, una ONG que atiende los intereses de los mayores de 50 años, explicó que el confinamiento provocado por la pandemia lo mantiene demasiado tiempo en el sillón, por lo que ha visto reducida su vitalidad y su memoria a corto plazo

“¿Qué sientes al hacerte mayor?”, le preguntó la periodista Allison Glock, a lo que Douglas respondió: “Durante este período de covid-19, pasando mucho más tiempo en el sofá, me ha sorprendido como se ha reducido mi vigor. Y mi memoria a largo plazo está bien, pero mi memoria a corto plazo no“.

Solía culpar a la marihuana. Pero tengo algunos amigos que llevan fumando tanto tiempo como yo y tienen memorias fabulosas, así que no creo que ese sea el problema”, agregó el actor, y aseguró que lo está “investigando”.

A pesar de las dificultades de memoria, Douglas contó que se siente bien físicamente. “He superado muchas crisis. Pero vas por la vida y por dentro te sientes como el niño que siempre fuiste. Hay una parte de mí a mis 70 años que todavía se siente como el adolescente que era entonces”, sostuvo. 

El actor y productor de Hollywood de 76 años advirtió que no piensa dejar de trabajar.

El trabajo te mantiene en marcha, te mantiene alerta. Por supuesto, hoy en día, cuando miro alrededor del set, soy el más viejo. ¿A dónde se fue el tiempo? Pero me encanta todo el proceso”, dijo Douglas en la entrevista concedida a la organización y continuó: “No nos dedicamos a la neurocirugía; somos del mundo del espectáculo. Un límite que sí establezco es ‘No se permiten imbéciles’. Yo no trabajo con imbéciles. No tengo tiempo para eso”.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba