Tecnología

Servicio de Antel activo desde hace al menos 13 años permite acceder a la ubicación en tiempo real de todos sus usuarios

Hoy en día, las aplicaciones que permiten ubicar en tiempo real a los teléfonos celulares son comunes. Tanto los sistemas iOS como los Android disponen de aplicaciones de fábrica que funcionan como rastreadores del dispositivo. En 2008, sin embargo, con los smartphones en pañales, eso no era tan habitual. Sin embargo, había sistemas de ubicación que permitían a sus usuarios no solo localizar sus propios teléfonos, sino también los de sus contactos. 

La empresa de telefonía estatal Antel contaba con uno de esos servicios, Encuentra, que permitía autolocalizarse, así como a familiares y amigos, y otros puntos de interés. El sistema, similar al que cuentan otras empresas de tecnología móvil, sigue funcionando. El ingeniero y “hacker ético” (hacker que se dedica a encontrar fallos en sistemas de seguridad y advertirlos para evitar que se utilicen para fines criminales) Santiago Hernández, llamó la atención al respecto este viernes. Al encontrar el sitio, Hernández solicitó a Antel una contraseña de acceso, la recibió, y probó el sistema.

Al buscar su propia localización, descubrió que el sistema muestra un error al usuario, pero al acceder a otro de los sistemas de búsqueda de Encuentra, su ubicación aparece, y la marca con precisión en un mapa de Montevideo.
 

La ubicación de la aplicación (en amarillo) con respecto a la ubicación real (en azul)

Para comprobar si el sistema puede ser engañado y utilizado para localizar a otra persona sin su consentimiento, Hernández pidió el número de teléfono a una amiga, y ensayó un ataque contra el sistema para “robar” la contraseña de su amiga. Luego de un proceso de quince minutos, el hacker pudo acceder al sistema como si fuera su amiga, y obtuvo su ubicación. 

“Ahora solo queda por preguntarse si en todo este tiempo fui la primera persona en encontrar esto o hay alguien más que lo sabe. Alguien que quizás ha estado desde 2008 buscando a cualquiera, analizando nuestros movimientos y vendiendo nuestra información a terceros”, escribió Hernández, que contó que ha intentado advertir al ente de problemas como estos pero no hay a quién dirigir las advertencias de forma oficial. 

El Observador intentó contactarse con Antel, pero no ha tenido respuesta hasta el momento.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba