Deportes

se equivocaron de jugador al informar un resultado


Colón de Santa Fe está a horas de lograr un título que, en diferentes versiones, más de una vez estuvo demasiado cerca: permanecen en la memoria colectiva de sus hinchas, claro, el subcampeonato de 1997 contra el River de Ramón Díaz y la reciente final de la Copa Sudamericana 2019.

Enfrente estará Racing, este viernes desde las 19 en San Juan, en la final de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. Y miles de santafesinos, al menos la mitad rojinegra, sueña con la primera gran consagración de la historia.

Pero Eduardo Domínguez ya sabe que no podrá contar con todos sus jugadores. Y la última situación que lo llevó a perder un hombre es tan insólita como peligrosa.

Sucede que, como es habitual, en la mañana de este miércoles el plantel se sometió a los rutinarios exámenes de detección de covid. Y allí Facundo Farías (18 años) se encontró con que su estudio (de resultado rápido) había dado positivo.

De inmediato, antes de aislarse, se sometió a un examen PCR, más preciso pero con algo más de demora. El resultado, de todos modos, estaría listo a la tarde.

Y hubo cierto alivio antes de la segunda práctica, porque le comunicaron al club que este segundo examen había dado negativo. Fue así que llamaron a Farías y lo convocaron al entrenamiento.

Después de las 16, cuando los jugadores ultimaban detalles antes de los movimientos vespertinos (que según informó TyC Sports estaban previstos para las 17), un teléfono sonó en las oficinas sabaleras.

Y ocurrió lo más insólito.

Llegó una aclaración porque hubo un error de parte del laboratorio al comunicar el negativo: se habían referido a otro Farías que no era Facundo. En el caso del mediocampista, sí existía el “detectable” en el resultado: era (y es), tal como había revelado el examen rápido de la mañana, positivo por covid.

En teoría, el club tomó los recaudos suficientes y no hubo “relajación” luego del (mal) comunicado negativo. Aseguran, por caso, que Farías se iba a entrenar individualmente y que no tuvo en ningún momento contacto estrecho con sus compañeros.

De todos modos, Farías de inmediato fue avisado y nuevamente tuvo que dejar las instalaciones e irse a aislar a su casa.

Y en definitiva, no darán los tiempos para que pueda estar a disposición de Domínguez en la final del viernes. Pero queda, lógicamente, otra pregunta dando vueltas en el aire: ¿se habrá podido evitar realmente el contacto con el resto? Sólo las horas que sigan a esta situación insólita podrán aclararlo.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba