Deportes

se enojó y le dejó una cuenta sin pagar por 6.500 dólares

Con su estilo inigualable a la hora de contar anécdotas, hace un tiempo Guillermo Coppola reveló en las últimas horas TyC Sports una historia brillante de Diego Maradona. Corría 1994 y el Diez había viajado a Pachuca para ser parte del Campeonato Mundial de Fútbol Rápido.

El actual presidente de Talleres, Andrés Fassi, era en ese entonces director de los Tuzos e invitó al futbolista a presenciar el recital que Luis Miguel iba a dar en la ciudad.

“Diego es muy impuntual y cuando llegamos el show había empezado, iría por la cuarta o quinta canción”, relató Coppola, quien agregó que al llegar tarde los mandaron a la cuarta fila.

Diego junto a Luis Miguel.

Diego junto a Luis Miguel.

A Maradona no le gustó para nada y empezó a insistir para irse. “¿A dónde querés ir? Ya estamos acá, vamos a comer. Tranquilo”, le indicó su mánager, y todo se calmó.

Sin embargo, la bronca no cesó y como venganza le dejó un lindo ticket al Rey Sol mexicano.

“Éramos cuatro y no podíamos tomar tanto champagne, entonces Diego empezó a servir en las mesas vecinas. A todo esto, Luis Miguel cantando y Diego parado sirviendo el Cristal que le iba a hacer pagar más tarde a Luis Miguel. Ya iban ocho botellas, que deben valer ocho gambas cada una o diez”, expresó Guillermo entre risas.

Y cerró la anécdota: “Fuimos al camarín, le dejamos la cuentita (por unos 6.500 dólares), dejamos saludos y nos fuimos. Ni lo vimos… Lo vimos cantando, festejamos, aplaudimos”.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba