Deportes

Roger Federer volvió con una cómoda victoria y ya se instaló en la segunda ronda

Apenas una hora y 33 minutos necesitó Roger Federer para anotarse su primera victoria en la edición 2021 de Roland Garros. El suizo, número ocho del mundo, jugó un gran tenis, deleitó al público presente en el Philippe Chatrier y derrotó por 6-2, 6-4 y 6-3 al uzbeco Denis Istomin, 204° del ranking y proveniente de la clasificación. Con el triunfo, se metió en la segunda ronda del Grand Slam francés, al que volvió después de la ausencia del año pasado.

El ex número uno está disputando en París su tercer certamen de la temporada. En marzo alcanzó los cuartos de final en Doha (perdió con el georgiano Nikoloz Basilashvili), en su primera aparición en las canchas luego de más de una año de ausencia, en el que se operó dos veces la rodilla derecha. Y hace dos semanas, se presentó en Ginebra, donde cayó en el debut frente al español Pablo Andújar.

Pero a pesar de esa poca carga de competencia, en el debut en Bois de Boulogne se movió muy cómodo por la cancha y se mostró muy cómodo con la raqueta, regaló algunos tiros con sello propio, que llenaron el aire de aplausos -hasta tiró una Gran Willy que se fue larga por muy poquito- y se lo vio disfrutar del partido.

“Estuve entrenando mucho en el último tiempo, pero ya es suficiente. quiero jugar partidos. Es un placer estar acá”, afirmó, todavía en la cancha y con una gran sonrisa en el rostro, tras su victoria. Y se ganó otra gran ovación de los fanáticos. 

Los números marcan que Federer fue muy superior a su rival, un jugador de 34 años que llegó a estar 33° en el ranking hace poco menos de diez años. El suizo conectó 48 tiros ganadores, contra 18 del uzbeco -aunque también sumó más errores no forzados, 20 contra 14-, consiguió cinco quiebres (no entregó nunca su saque) y conectó ocho aces (su adversario sumó solo tres).

“Siempre es más fácil jugar con un rival al que conocés bien. Denis jugó con todo su tenis. Subió mucho a la red, sobre todo en la segunda parte del partido, y sirvió muy bien. Así que estoy muy contento por cómo salió el match”, analizó el suizo. 

Federer jugó su primer partido en un Grand Slam después de 487 días. Foto Anne-Christine Poujoulat/AFP

Federer jugó su primer partido en un Grand Slam después de 487 días. Foto Anne-Christine Poujoulat/AFP

A poco más de dos meses de cumplir 40 años, Roger celebró su primera victoria en un Grand Slam 487 días después de su último partido en una cita de esta categoría. El último había sido el duelo de semifinales del Abierto de Australia 2020 -el único torneo que jugó la pasada temporada-, en el que cayó en tres sets ante Novak Djokovic.

En segunda ronda, el helvético enfrentará al ganador del duelo entre el croata Marin Cilic, 47° del ranking, y el local Arthur Rinderknech, 118° y uno de los invitados de la organización.

Federer quiere sumar su 21° Grand Slam -rompería el empate con Rafael Nadal y quedaría como el máximo ganador de la historia- y su segundo título en este certamen, que conquistó por primera vez en 2009.

Aunque su principal objetivo en este certamen es seguir recuperando el ritmo de competencia para llegar de la mejor manera a sus grandes objetivos del 2021: Wimbledon, los Juegos Olímpicos de Tokio y el US Open.

Mirá también

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba