Internacionales

Recomiendan en Gran Bretaña que los que se vacunaron con AstraZeneca no se apliquen dosis de otros laboratorios

La vacuna sueco británica AstraZeneca no deberá ser usada entre aquellos que tienen menos de 30 años y hasta 18 años, a causa de los casos de trombos que puede provocar en los jóvenes, cuyo origen se desconoce. Pero los que han iniciado la vacunación con Astrazeneca, no deberían cambiar a otra vacuna, cuyo mecanismo como Pfizer y Moderna, es completamente diferente.

La recomendación es no mezclar las vacunas, salvo que sea inevitable. Pero hay tests en marcha para ver diferencias de eficacias en ellas. Los científicos consideran que los que recibieron una primera vacuna de Astrazeneca deberían recibir una idéntica como segunda dosis porque una sola no los protege.

El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) británico reiteró su apoyo a la vacuna AstraZeneca e instó a todos los elegibles a vacunarse lo antes posible. Pero también sugirió que cualquier persona de 30 años o menos debería recibir una de las otras dos vacunas que se usan ahora en Gran Bretaña: Pfizer-BioNTech o Moderna, la vacuna estadounidense que se administró ayer por primera vez a un joven cuidador galés.

El científico Jonathan Van Tam consideró a la acción “una corrección en curso” que “no debe reducir el ritmo de la vacunación en Gran Bretaña”. Los beneficios son mayores que los riesgos de la vacuna Astrazeneca, según su criterio.

Van Tam llamó a los jóvenes a darse las dos dosis pero en los grupos jóvenes deberá estar finamente balanceado. Los mayores de 30 deben adoptar su propia decisión de vacunarse pero el equilibrio es en favor de estar vacunado ante el riesgo del Covid y las garantías que ofrece.

En Zagreb, Croacia, una fila para vacunarse con Astrazeneca. Foto AP

En Zagreb, Croacia, una fila para vacunarse con Astrazeneca. Foto AP

Pero todo dependerá de cuándo las vacunas de Pfizer y Moderna sea libradas a Gran Bretaña como alternativa. Al menos medio millón de Moderna podrían ser entregas en el mes de abril.

Las razones

Este consejo de los científicos para los jóvenes se basa en la incertidumbre sobre si existe un vínculo entre la vacuna y los casos de coágulos sanguíneos “muy raros”, que se han producido en unos pocos jóvenes que han sido inmunizados.

El JCVI dice que, hasta el momento, no existe un vínculo comprobado con la vacuna. Pero su cautela en el actual debate politizado sobre el golpe de AstraZeneca es perjudicial. También se ha descubierto que ha habido más casos de coagulación sanguínea de lo que se sugirió en un principio: se han encontrado 79 casos, principalmente entre mujeres, en Gran Bretaña, causando 19 muertes.

Esta sigue siendo una proporción infinitesimal de los 18 millones de británicos que han recibido la vacuna Astrazeneca.

Pero sacudirá el ingrediente esencial que ha hecho que el programa de inmunización de Gran Bretaña sea tan exitoso: la confianza del público británico ¿La recomendación de los científicos es la sentencia de muerte para AstraZeneca? Es casi seguro que, cuando hay opciones disponibles y hay suficiente suministro, las autoridades sanitarias pueden favorecer las otras dos vacunas para una inmunización masiva continua y sin miedos.

En Francia, la aplicación de la vacuna de Astrazeneca. Foto AP

En Francia, la aplicación de la vacuna de Astrazeneca. Foto AP

En Europa, donde la desconfianza sobre AstraZeneca es enorme, el daño ya se puede ver. Ha habido una baja aceptación de todas las vacunas en países como Francia y Alemania, a pesar de una alta tasa de conocimientos y experiencia médica, y una insistencia pública en poder elegir una vacuna diferente a Astrazeneca.

Sin embargo, AstraZeneca sigue siendo vital para los esfuerzos globales para combatir la pandemia. Es barata, se puede almacenar y modificar fácilmente para adaptarse a nuevas variantes. También se fabrica en grandes cantidades en la India. No hay ninguna razón para dejar de usarlo.

De hecho, en un país como Brasil, cuyo liderazgo ha sido irresponsable al no hacer cumplir los confinamientos, la tasa de muerte ha subido a 4.000 por día y podría superar los 100.000 este mes. Solo el despliegue inmediato de todas las vacunas disponibles puede comenzar a detener las infecciones. Es el caso de Tanzania, otra nación donde la negación del virus por parte de los líderes políticos, ha tenido consecuencias desastrosas.

Es de suma importancia la claridad del mensaje y la unidad entre los líderes políticos y los asesores científicos en la promoción de la inmunización. La Dra. June Raine, directora de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios británicos , dijo que el balance de beneficios y riesgos conocidos de la vacuna sigue siendo “muy favorable” para la gran cantidad de personas.

Respaldos

La Agencia Europea de Medicamentos, que también ha respaldado el uso continuado de Astrazeneca, ha sugerido que los coágulos de sangre inusuales deben incluirse como efectos secundarios muy raros de la vacuna.

La buena noticia es que muchas vacunas están llegando al mercado, a pesar de que AstraZeneca sigue siendo clave para vacunar a cientos de millones de personas en los países más pobres. No merece ser rechazado.

La “corrección del rumbo” británico sobre la coagulación no debe demorar la vacunación, según las autoridades británicas. Uno de cada diez británicos ya ha sido vacunado.

“El riesgo de desarrollar un coágulo de sangre a partir de la vacuna Oxford-Astrazeneca es el mismo que el de recibir uno en un vuelo de larga distancia”, dijo Matt Hancock, secretario de salud británico. Los ministros comienzan una campaña para mantener la confianza pública en la vacuna. Ese es el gran temor en el gobierno británico: la pérdida de confianza doméstica. En el exterior la tienen perdida.

El gobierno y los principales científicos se están embarcando en un bombardeo mediático para convencer a las personas de que sigan recibiendo la vacuna, después de que los asesores médicos dijeran que a los menores de 30 años se les debería ofrecer una vacuna diferente debido a la preocupación por los coágulos de sangre.

Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra, dijo que el tipo de coágulo de sangre involucrado era “extremadamente raro”. Los ministros creen, sin embargo, que necesitan hacer un nuevo caso a favor de la vacuna.

Los dueños

Los cofundadores de la empresa de biotecnología de Oxford detrás de la vacuna Covid-19 de Astrazeneca están listos para un pago de decenas de millones de libras mientras se prepara para cotizar en el mercado de valores.

Sarah Gilbert, la profesora de la Universidad de Oxford que dirigió el desarrollo del tratamiento contra el coronavirus de Vaccitech, y Adrian Hill, otro profesor universitario, tenían participaciones que, a principios de este año, valían 20 millones de libras esterlinas.

Crearon la compañía, que posee la biotecnología detrás de la vacuna Oxford-Astrazeneca y están preparando el terreno para una oferta pública inicial en Nueva York. También se espera que el propietario de Google gane una gran suma porque su brazo de capital de riesgo es un inversor importante.

Vaccitech, que se lanzó en 2016, desempeñó un papel fundamental en el rápido desarrollo de la vacuna Oxford-Astrazeneca. La vacuna se vende sin fines de lucro durante la pandemia. Pero la empresa tiene derecho a recibir regalías y pagos por inoculaciones, que podrían resultar lucrativos, si el virus permanece activo en la población a largo plazo.

Gilbert y Hill poseían cada uno más del 5 por ciento de la compañía en enero, según las cifras presentadas ante Companies House. Esto fue antes de una nueva ronda de financiación que, según se decía, había valorado a Vaccitech en unos 425 millones de dólares.

La Universidad de Oxford tenía directamente una participación de tamaño similar en ese momento.

GV, anteriormente Google Ventures y el brazo de inversión de la empresa matriz del gigante de los motores de búsqueda, Alphabet, poseía más del 11%. Oxford Sciences Innovation, que ayuda a la universidad a ganar dinero con su propiedad intelectual, también es un accionista importante. La valoración podría verse afectada si los inversores se asustan después de una serie de titulares negativos sobre la vacuna.

La empresa Vaccitech está acelerando los preparativos para cotizar en el mercado, después de un fuerte aumento en las acciones de biotecnología que cotizan en bolsa el año pasado.

Ha estado apuntando a una valoración de alrededor de $ 700 millones (£ 509 millones) con su cotización, según The Wall Street Journal, que informó que algunos de sus patrocinadores estiman que podría valer hasta $ mil millones para fines de este año.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba