Uruguay

¿Reciclamos? ¿Compostamos? Cómo empezar a ser parte de la solución

“Dejar de ser parte del problema y empezar a ser parte de la solución”

Tradicionalmente y aún al día de hoy  en una economía lineal, se trata de apartar la basura de la vista, arrojándola o enterrándola para ocultar el problema. Nuestra civilización, en su afán de ser la del progreso se ha convertido en la del desecho, trayendo asociado un gran problema ambiental provocado por la inmensa cantidad de basura generada.

Hoy en día, es imperativo un cambio de timón hacia una economía circular, donde los residuos se conviertan en nuevos recursos. Hablamos de reducir, reusar, reciclar.

En el marco del Día Internacional del Reciclaje el pasado 17 de mayo, desde ABITO, Gestión de Residuos Sustentable, queremos animarlos a asumir el desafío de incorporar el buen hábito de clasificar en casa, en el trabajo, o donde sea que generen residuos, y asegurarse que esos recursos reciclables y compostables no terminen en un vertedero o enterrados en un relleno sanitario.

La clasificación es el primer paso que debemos dar para cooperar con el cierre del ciclo de los residuos que generamos. Los tres grandes grupos son: reciclables/ compostables/ mezclados (basura). Dependiendo de los residuos que genere cada empresa, los reciclables se pueden clasificar además en subgrupos (plástico, papel y cartón, latas, etc.).“Todo junto es basura; separados son materiales”. Un detalle importante a tener en cuenta es que los residuos reciclables son manipulados por personas que reclasifican antes de llegar a las plantas de reciclaje, por lo que es importante que estén limpios y secos.

El segundo paso es buscar los caminos para asegurarnos que esos residuos clasificados lleguen a los lugares adecuados: los reciclables a las plantas que reciclan, y los compostables a las que compostan. Es decir, de nada sirve clasificar los residuos, si luego los volcamos todos juntos al mismo contenedor.   A nivel de hogares, se puede llevar los reciclables a los contenedores de Tu envase sirve dispuestos en varios supermercados. www.dondereciclo.com.uy  les puede ser útil para saber dónde disponer determinados residuos. En cuanto a los compostables, los animamos a incursionar en el fascinante mundo del compostaje y del vermicompostaje, y si es posible, compostar en casa.

La clasificación es el primer paso para cooperar con el cierre del ciclo de los residuos

A nivel de empresas, en  ABITO (Acciones por el Bien de Todos) proponemos abordar el cambio con el compromiso de cerrar la mayor cantidad de ciclos de los materiales retirados.

Nuestro lema es “+ reciclaje, + compostaje, – basura”.

El factor clave del éxito para llegar a buen fin es lograr el compromiso de todo el equipo de la empresa.  Por esta razón, al comenzar brindamos charlas de información y sensibilización, y  asesoramiento en la instalación de la infraestructura necesaria para clasificar en origen.

Recolectamos los residuos clasificados y nos aseguramos que éstos lleguen a las correspondientes plantas de reciclaje, compostaje o disposición final. Informamos la trazabilidad de todo lo que se levanta y reportamos mensualmente las cantidades por fracción reciclada o compostada. Según nuestra experiencia, una vez que se confía en que los residuos van a ser realmente reciclados o compostados, más y más personas se suman con entusiasmo y responsabilidad al proyecto. Cuando se adquiere el hábito de clasificar, ya no hay vuelta atrás; por eso estos buenos hábitos practicados en empresas o instituciones educativas permean a los hogares y viceversa.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba