20 junio, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Racismo y Tensión Política

URUGUAY – Acusaciones de Racismo y Enfrentamientos Verbales Agitan la Bancada de Cabildo Abierto. En una reunión que originalmente tenía como propósito discutir la agenda parlamentaria, la bancada de Cabildo Abierto se vio sumergida en una tormenta de acusaciones y enfrentamientos verbales. La tensión alcanzó niveles críticos cuando los diputados Rodrigo Albernaz y Rafael Menéndez protagonizaron una acalorada disputa que obligó al líder del partido, Guido Manini Ríos, a intervenir para calmar los ánimos.

El conflicto estalló a raíz de comentarios considerados racistas dirigidos hacia Elsa Capillera, exdiputada de Cabildo Abierto que recientemente se unió al Partido Colorado y respalda la precandidatura de Andrés Ojeda. Capillera, actualmente hospitalizada tras un accidente, fue objeto de supuestos comentarios despectivos por parte de Menéndez, según la acusación de Albernaz.

Albernaz, quien representa a Salto en la Cámara de Diputados, relató que el enfrentamiento comenzó cuando confrontó a Menéndez por su actitud denigrante hacia Capillera, una actitud que, según él, se había manifestado en varias ocasiones. La situación escaló rápidamente y culminó en una discusión pública durante la reunión de bancada.

“Es mi deber rechazar lo que es moralmente incorrecto. No se debe juzgar a una persona por su color de piel ni por su ocupación anterior a su cargo como legisladora. Creo firmemente que estos aspectos nunca deben ser cuestionados en ningún contexto”, declaró Albernaz. Cabe mencionar que Capillera trabajó previamente como empleada doméstica, un detalle que, según Albernaz, no debería influir en su juicio como legisladora.

Durante la reunión, que tuvo lugar en el cuarto piso del anexo del Palacio Legislativo, Albernaz acusó a Menéndez de intentar victimizarse, sugiriendo que estaba siendo amenazado o atacado. Esta afirmación provocó que la discusión se intensificara, con gritos que resonaron por el edificio.

Los comentarios específicos de Menéndez que provocaron la ira de Albernaz fueron descritos como “despectivos, denigrantes y descalificativos sobre aspectos humanos y personales”. Albernaz explicó que, aunque estos comentarios no sean de dominio público, sentía la necesidad de expresar su postura para evitar continuar en ese tipo de intercambios.

Por su parte, Menéndez se mostró reticente a entrar en detalles sobre el incidente. “No me involucraré en este tipo de debates, ya que considero que revelan más sobre la persona que los inicia que sobre mí mismo”, declaró Menéndez, añadiendo que no está dispuesto a participar en juegos políticos para mantener su posición en el cargo.

Este enfrentamiento ha puesto de relieve tensiones subyacentes dentro de Cabildo Abierto, un partido relativamente nuevo en la política uruguaya, fundado por Guido Manini Ríos, un excomandante en jefe del Ejército. Manini Ríos, conocido por su postura conservadora y nacionalista, ha intentado posicionar a Cabildo Abierto como una fuerza política significativa en Uruguay. Sin embargo, incidentes como este revelan las dificultades internas que enfrenta el partido.

Elsa Capillera, quien se ha convertido en el centro de esta controversia, ha sido una figura destacada en el ámbito político reciente, especialmente tras su renuncia a Cabildo Abierto y su posterior adhesión al Partido Colorado. Su apoyo a la precandidatura de Andrés Ojeda ha sido visto como un movimiento estratégico en el panorama político uruguayo.

El incidente también resalta cuestiones más amplias sobre racismo y discriminación en la política uruguaya. La sociedad uruguaya, aunque conocida por su progresismo en muchas áreas, sigue enfrentando desafíos significativos en términos de igualdad racial y social. La denuncia de Albernaz subraya la necesidad de una mayor sensibilidad y respeto en las interacciones políticas.

La intervención de Guido Manini Ríos en la disputa refleja su intento de mantener la cohesión dentro del partido. Sin embargo, la capacidad de Manini Ríos para manejar estos conflictos internos y proyectar una imagen de unidad será crucial para el futuro de Cabildo Abierto.