Internacionales

quién es Yair Lapid, la exestrella de TV que quiere expulsar a Benjamín Netanyahu

El centrista Yair Lapid, exestrella de la televisión en Israel, ha ganado credibilidad desde que se lanzó a la política hasta el punto de llegar a ser el principal rival del primer ministro saliente, Benjamin Netanyahu, y estar a punto de sacarlo del poder.

Cuando en 2012 este periodista estrella abandonó los estudios de televisión para lanzar su partido Yesh Atid (“Hay un futuro”), sus detractores le reprocharon que jugaba con su imagen de galán de cine para seducir a la clase media.

Casi diez años después, Lapid sigue ahí y ha tomado las riendas de la oposición, que el domingo obtuvo el apoyo del líder de la derecha radical, Naftali Bennett, con vistas a la formación de un nuevo gobierno.

Con este apoyo, Lapid está cerca de su meta: expulsar del poder a Netanyahu, primer ministro que más ha estado en el cargo en la historia de Israel y acusado de corrupción en una serie de casos.

Durante las elecciones legislativas de marzo de 2020, Lapid integró su partido en la coalición centrista “Azul-Blanco” del general Benny Gantz.

Naftali Bennett. Foto: Reuters

Naftali Bennett. Foto: Reuters

Pero cuando Gantz llegó a un acuerdo para formar un gobierno con “Bibi”, sobrenombre de Netanyahu, Lapid hizo las valijas.

“Le dije a (Gantz) ‘ya he trabajado con Netanyahu (…) y no te voy a dejar poner las manos en el volante‘”, contó Lapid hace unos meses.

“Gantz me dijo: ‘confiamos en él, ha cambiado’. Y le respondí ‘el hombre tiene 71 años, no va cambiar‘. Y desgraciadamente para el país, yo tenía razón”, agregó Lapid, ministro de Finanzas durante 20 meses (2013-2014) en un gobierno de Netanyahu.

En las legislativas del 23 de marzo, la formación centrista de Lapid alcanzó la segunda posición, con 17 diputados, detrás del Likud (derecha) de Netanyahu.

Yair Lapid en la sede de su partido en Tel Aviv. Foto: AP

Yair Lapid en la sede de su partido en Tel Aviv. Foto: AP

Nacido en noviembre de 1963 en Tel Aviv, ciudad donde concentra su base electoral, Lapid es hijo del difunto periodista Tommy Lapid, exministro de Justicia con Ariel Sharon.

Su madre, la escritora Shulamit Lapid, es una de las maestras de la novela policíaca israelí, con una serie de obras cuya protagonista es una periodista.

Famoso periodista

El periodismo ha impregnado la juventud de Lapid, que firmó sus primeros artículos para el diario Maariv, antes de pasar al Yedioth Aharonot, el más vendido del país, lo que le dio una gran notoriedad.

Paralelamente, el hombre con la mandíbula cuadrada prosiguió sus actividades: boxeaba como aficionado, practicaba las artes marciales, escribía novelas policiales y series de televisión, compuso e interpretó canciones y hasta actuó en el cine.

Yair Lapid boxeaba como aficionado, practicaba las artes marciales, escribía novelas policiales y series de televisión. Foto: AFP

Yair Lapid boxeaba como aficionado, practicaba las artes marciales, escribía novelas policiales y series de televisión. Foto: AFP

Pero fue en la televisión -en los años 2000 se convirtió en presentador del programa de entrevistas más seguido del país- donde se impuso como la encarnación de israelí medio, haciendo siempre la misma pregunta a sus invitados: “¿Qué es ser israelí en su opinión?”

Patriota, liberal, laico, denostado por los judíos ortodoxos -aliados clave de Netanyahu-, logró posicionarse del centro.

“Se abstiene de vanagloriarse (…) y es el más ‘no candidato’ de todos los candidatos al puesto de primer ministro”, señalaba antes de las elecciones de marzo el periodista Yuval Karni en el Yediot Aharonot, destacando que los israelíes “aprecian” la humildad.

Cuando miles de israelíes se manifestaban contra Netanyahu semanalmente, a causa de las acusaciones de corrupción en su contra, Lapid mantenía el perfil bajo.

“Yo fui a los puentes (…) pero tenía la sensación de que tenía un problema para manifestarme en tanto que jefe de la oposición delante de la residencia del primer ministro”, dijo.

Decía que no buscaba ser primer ministro, sino aliarse con otros partidos para expulsar al “rey Netanyahu” de su trono y “romper las barreras que dividen a la sociedad israelí”.

Hasta hace poco, el centrista deseaba “un gobierno que diga: no nos odiamos”.

Con Bennett, representante de una derecha radical opuesta en muchos puntos a sus visiones centristas, forma una alianza antinatural, pero guiada por el mismo objetivo de cambio a la cabeza del país.

AFP

ap

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba