Uruguay

Qué explica la reciente debilidad del dólar en Uruguay, según la visión de Alfie

El dólar encadenó este martes siete jornadas consecutivas a la baja este martes. Tras la estabilidad que mostró en mayo, en lo que va de junio el billete verde se debilitó 0,7% y moderó su apreciación anual a 2,9%. Hoy el tipo de cambio está $ 1 por debajo de los $ 44,50 que llegó a cotizar a fines de marzo. 

Este viernes el dólar interbancario se negoció en promedio a $ 43,526, levemente por debajo del lunes. En la pizarra al público del BROU, el dólar cerró a $ 42,30 para la compra y $ 44,70 para la venta, cinco centésimos menos que el inicio de la semana. 

¿Qué está explicando esa presión bajista del tipo de cambio en Uruguay?

En entrevista con El Espectador el economista y director de la OPP, Isaac Aflie, manejó este lunes a dos variables principales para explicar la reciente debilidad del dólar en la plaza local. En primer lugar, mencionó la fuerte valorización de la materias primas en los mercados internacionales y, en segundo, al arribo de capitales que está recibiendo Uruguay por inversiones. 

“Las variables más fuertes de corto plazo son los movimientos de capitales y, a mediano plazo, la capacidad de competencia de la economía. Lo que pasa que con precios de exportación que crecen, su capacidad de competencia promedio mejora”, explicó. La gran mayoría de los productos de exportación del agro han mostrado fuertes subas de precios en los últimos meses como los granos, carnes y lácteos. 

La debilidad del dólar no ocurre solo en Uruguay. El jerarca citó el caso del real brasileño que llegó a cotizar a 5,70 unidades por dólar, mientras que ahora se negocia levemente por encima de los 5 reales. Este martes la moneda brasileña cerró a 5,03 unidades por billete verde. 

Los agentes que respondieron las Encuestas de Expectativas del Banco Central (BCU) en mayo proyectaron un cierre del dólar para fin de año a $ 45,30, según la mediana de las respuestas. 

En el ámbito internacional, el dato de inflación de este jueves en Estados Unidos marcará las directrices de lo que podría hacer la Reserva Federal (Fed) en cuanto a la política monetaria. Si es un dato por sobre el 4,7%, que es lo esperado, es probable que se  vea una presión adicional sobre el organismo que lo obligue a iniciar al menos el debate del tapering (retiro gradual de los estímulos económicos) en su reunión del 16 de junio. 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba