Economía

Qué dijo el FMI sobre el manejo de la pandemia y dónde habrá que focalizar más recursos a futuro

En el marco de la misión de Consulta del Artículo IV del Fondo Monetario Internacional (FMI), el organismo destacó el manejo de la pandemia por parte del gobierno uruguayo y remarcó sobre algunos desafíos que tendrá la gestión de la política económica a futuro. La misión del FMI se reunió virtualmente con las autoridades uruguayas del 18 al 24 de mayo para discutir los recientes desarrollos económicos y las prioridades políticas.

En su reporte preliminar, las técnicos del organismo multilateral destacaron la solidez de las instituciones del país antes de ingresar a la crisis del covid-19 (marzo 2020) pero en el marco de desequilibrios macroeconómicos que se arrastraban del pasado como un pobre crecimiento económico desde 2014-2015 que ha puesto presión sobre el manejo de las cuentas públicas. 

Sobre la respuesta del Poder Ejecutivo a la pandemia, los técnicos consideraron que se desplegó eficazmente entre espacio político disponible y los objetivos de mediano plazo. “Los esfuerzos del gobierno se han centrado simultáneamente en mitigar los efectos económicos y sociales de la pandemia mientras avanzan las reformas para abordar los desequilibrios macroeconómicos preexistentes e impulsar el crecimiento potencial”, indica el informe. 

Los técnicos admitieron que el espacio fiscal para destinar más recursos “era limitado”, y destacaron la “transparencia” que permitió la instrumentación del Fondo Covid para cuantificar el gasto adicional que debió afrontar el Estado por la pandemia. También valoró la instrumentación de la regla fiscal como una avance para la consolidación fiscal en el mediano plazo y reforma de la seguridad social en proceso. 

Asimismo, los técnicos ven riesgos limitados a corto plazo en materia fiscal, por una gestión eficiente de la deuda pública y colchones de liquidez razonables, lo que se ve respaldado por el grado inversor y la reciente emisión en moneda local que hizo el Ministerio de Economía en los mercados internacionales. 

En tanto, a pesar de la menor rentabilidad, el sector financiero también sigue siendo robusto en capital y liquidez más allá de los requisitos regulatorios. Asimismo, se destacó la flexibilización en las regulaciones financieras para la amortizaciones de créditos para las empresas y hogares durante la pandemia, la instrumentación del SIGA Emergencia, así como una política de tasas de interés real negativa por parte del BCU. 

Recuperación de la economía 

Los técnicos del FMI también calificaron como un “avance alentador” que la inflación haya convergido en abril al rango meta oficial (3% a 7%) luego de varios años de incumplimiento. 

Por otro lado, repasó el manejo exitoso del covid-19, que mantuvo un recuento bajo de casos durante gran parte de 2020, al tiempo que evitó cierres a gran escala que limitaron el impacto en la actividad económica. Si bien el FMI admitió que la situación sanitaria se “deterioró notablemente” en los últimos meses, espera que una rápida vacunación permita “una pronta recuperación de la economía” uruguaya. Las autoridades del equipo económico esperan que la recuperación del PIB se consolide desde el tercer trimestre, una vez que se alcance la inmunidad del rebaño con la vacunación contra el covid-19. 

La recuperación de la actividad estaría alentada por la fuerte valorización de las materias primas y los grandes proyectos de inversión que están en curso. Los técnicos del FMI proyectan un aceleramiento del PIB, para cerrar el año con una expansión cercana al 3%, a medida que la economía se reabre gradualmente. De todas formas, advirtió que la precaria situación de salud en los países vecinos seguirá siendo un obstáculo, especialmente para sectores como el turismo. 

Deberes y el tejido social

El FMI considera que será necesario avanzar en las reformas estructurales previstas para impulsar el crecimiento potencial a medio plazo de Uruguay. Asimismo, advierte que será clave priorizar las reformas que mitigan las “cicatrices” de la crisis de covid-19 y faciliten la reasignación de recursos. En particular, las políticas del mercado laboral que permitan la reconversión, brinden incentivos para contratar más trabajadores, capacitaciones en el empleo y alinear mejor los salarios con la productividad. 

Por otro lado, sostiene que la protección de los grupos vulnerables será clave para la recuperación y el éxito de la agenda de reformas.

“Si bien el país continúa comparándose favorablemente con sus pares, las condiciones sociales debilitadas debido a la pandemia y los problemas preexistentes de desempleo juvenil y pobreza infantil podrían erosionar gradualmente el tejido social”, advierte el reporte del organismo. 

Dado el espacio fiscal limitado, esto requerirá mejorar la eficiencia del gasto al priorizar cuidadosamente la asignación de esos recursos para apoyar a esos colectivos sociales. 
 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba