Uruguay

Qué dice el último documento del GACH sobre la efectividad de las vacunas ante la variante P1

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) elaboró un nuevo informe, esta vez sobre la evidencia de la variante P1 proveniente de Manaos, en Brasil y que circula en Uruguay.

Los científicos aclararon que la evidencia del documento aún es limitada y que para interpretarla debe tomarse en cuenta el “carácter emergente del fenómeno”, pero de todos modos analizaron la contagiosidad de la variante P1 y la efectividad de las vacunas ante esta mutación.

Tal como había adelantado el Consorcio que secuenció el genoma y halló la variante en al menos siete departamentos de Uruguay, el GACH informó que esta cepa es hasta 2,8 veces más contagiosa que otras que ya circulaban. Sin embargo, los científicos concluyeron que hasta el momento no se conoce la implicancia que la P1 tendrá en el rumbo que seguirá la epidemia en Uruguay y explicaron que tampoco es posible afirmar que la variante “produzca modificaciones significativas de la patogenicidad ni de la virulencia”.

De todos modos, los expertos remarcaron que dos estudios realizados en Brasil sugieren que en ese país hubo un aumento de la letalidad y contagios entre la población joven, “lo que deberá ser monitorizado de forma continua”, especialmente en Rivera, en comparación con otros departamentos, debido a que en esa zona fronteriza la variante circula de forma predominante, señalaron. 

En este sentido, el informe citó un estudio realizado en Amazonas que describe a la P1 asociada a una “mayor carga viral en las vías respiratorias” en personas de entre 18 y 59 años, mientras que en los mayores de 60 el incremento no fue significativo. “La P1 consigue cargas virales igualmente altas en adultos, independientemente de su edad”, concluyeron.

Sobre la efectividad de las vacunas contra la nueva variante, el GACH entendió que “podría reducir la capacidad de neutralización de anticuerpos”, pero insistieron en que, aun así, las vacunas siguen siendo eficaces para evitar los cuadros graves de covid-19. En este sentido, el GACH advirtió que algunos factores, como la percepción de la población sobre el hecho de que las vacunas disminuyen la efectividad, pueden incidir en el rechazo a la inoculación y, por lo tanto, en la transmisión de la P1.

A su vez, los científicos asesores del gobierno hicieron un listado de recomendaciones para transitar la pandemia y contener a la nueva variante. Para ello, sugieren “reforzar el concepto” de mantener las medidas sanitarias (uso de tapabocas, alcohol en gel, lavado de manos y distanciamiento social), fortalecer la vigilancia epidemiológica para seguir el rastro de las variantes que ya circulan y detectar nuevas de forma temprana, identificar cambios en el avance de la pandemia, (por ejemplo, aumentos en la curva de contagios, tasas de hospitalización y muertes), vigilar la efectividad y seguridad de las vacunas, en conjunto con el área de epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MSP), así como de la eficiencia de los test diagnósticos (PCR y antígenos).




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba