Internacionales

¿Por qué India bate récords mundiales de contagios de coronavirus?

Con números verdaderamente escalofriantes, India se presenta hoy y desde hace un tiempo como uno de los focos de mayor riesgo y transmisión del mundo respecto de la pandemia de Covid-19.

Las cifras hablan por sí solas: en 24 horas India registró 315 mil nuevos casos de coronavirus dentro de su territorio, un récord absoluto en el mundo desde que se inició la pandemia hace más de un año.

El acumulado de contagios en India asusta: casi 16 millones de personas y más de 185 mil muertes (tan solo este país representa más del 10% del total de casos de Covid-19 en el mundo entero).

Hoy India se encuentra en el segundo lugar de los países con mayor cantidad de casos de contagios en el mundo, detrás de Estados Unidos (más de 32,5 millones). Brasil, con (con 14 millones de casos, se encuentra muy cerca de la cifra que tiene India.

Familiares de pacienes con coronavirus, frente a un hospital en Kolkata, India. Foto: DPA

Familiares de pacienes con coronavirus, frente a un hospital en Kolkata, India. Foto: DPA

Hospitales saturados y falta de oxígeno

El oxígeno medicinal se está convirtiendo en un bien extremadamente escaso y codiciado en el país hindú. Y esta situación ha llevado a la Corte Suprema de Nueva Delhi a que criticara al gobierno central por el manejo que estuvo haciendo de la distribución del oxígeno.

Los hospitales y sistemas de salud en Nueva Delhi, su capital, ya están desde hace un tiempo completamente saturados.

Superando sus propios récords Desde el inicio de la pandemia, India siempre estuvo encabezando los ránkings en cuanto a contagios y muertes por coronavirus, pero esta vez, con las monumentales cifras que se sucedieron estos días, se vio superando sus propios récords.

Tiene el ritmo más rápido del mundo en cuanto a la propagación del virus y el mayor aumento diario de casos de coronavirus. Y esto empuja a India a una crisis médica absoluta y letal.

Una calle casi desierta en la ciudad de Bangalore, en India. Ante el aumento de los casos, se decretaron fuertes restricciones. Foto: EFE

Una calle casi desierta en la ciudad de Bangalore, en India. Ante el aumento de los casos, se decretaron fuertes restricciones. Foto: EFE

Sus dimensiones geográficas y la dimensión de su población no ayudan. India tiene casi 1.400 millones de habitantes y una superficie que puede denominarse como un subcontinente.

Si bien la vacunación avanza a pasos agigantados, los 2,7 millones de dosis diarias que se dan siguen siendo completamente escasas, y representan solo el 10% de los ciudadanos que han recibido la primera dosis, con 132 millones de vacunados en total.

Los hospitales se ven completamente desbordados por la cantidad de pacientes.

Escasean médicos, personal de salud en general, camas en terapia intensiva, oxígeno, respiradores. Los muertos por Covid-19 se amontonan en crematorios y cementerios. El panorama es desolador.

Un cartel frente a un hospital en Allahabad, India, indica que no hay camas disponibles. Foto: AFP

Un cartel frente a un hospital en Allahabad, India, indica que no hay camas disponibles. Foto: AFP

Protocolo laxo y nuevas variantes del virus

Atribuirles todo el peso a los descuidos de la población y las autoridades de la India no sería algo justo ni objetivo. Pero sí influyeron en muchísimos aspectos para que hoy el país tenga que padecer un número extraordinario de muertes y contagios.

India vio propagar el virus exponencialmente al interior de sus fronteras principalmente en el último mes y esto responde en gran parte a la falta de protocolos estrictos además de un festival hindú al que asistieron millones de personas y por supuesto, a las variantes del virus, en la que se incluye una nueva cepa con una “doble mutación”.

Esta variante fue detectada en el 61% de las muestras que fueron analizadas en el estado de Maharashtra, según el informe del Instituto Nacional de Virología. Este estado, incluso, sigue siendo el mayor damnificado en toda India por esta segunda ola, con casi 68 mil nuevos casos y más de 500 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas.

El oxígeno medicinal, un bien escaso en India, que acumula cientos de miles de contagios diarios de coronavirus. Foto: BLOOMBERG

El oxígeno medicinal, un bien escaso en India, que acumula cientos de miles de contagios diarios de coronavirus. Foto: BLOOMBERG

También hubo aglomeración de personas en Bengala Occidental, donde se están llevando a cabo elecciones y por tanto hubo enormes actos políticos, entre ellos los del primer ministro hindú, Narendra Modi.

Todo esto y, según los expertos, la falta del accionar de los gobernantes, que no supieron aprovechar el momento cuando la curva de contagios había bajado un poco durante 30 semanas consecutivas -hasta que en febrero volvió a repuntar-, hizo que India sea ahora un “barril de pólvora” a punto de estallar en cuanto a sus respuestas para paliar el coronavirus.

Escasez de vacunas en un país que las produce

El sistema de vacunación en India ha recibido importantes críticas por expertos que analizan el tema, ya que por el momento los 132 millones de dosis estuvieron destinadas a personal sanitario de primera línea, mayores de 45 años y a personas con enfermedades preexistentes.

Un centro de vacunación en un estadio en Guwahati, India, este jueves. Foto: AFP

Un centro de vacunación en un estadio en Guwahati, India, este jueves. Foto: AFP

Un aliciente en este tema es que Pfizer anunció que está negociando con el gobierno indio para suministrar sus vacunas a precios que no incluyan ganancias.

A partir del 1 de mayo, India intentará empezar a vacunar a los mayores de 18 años, aunque la escasez de suministros seguramente ralentice notablemente las perspectivas de avances del gobierno nacional.

También hay que tener en cuenta que India es un importante productor de vacunas. Durante varios meses tuvo una actividad exportadora muy presente en varios países del mundo, incluyendo a la Argentina, pero desde marzo de este año el gigante del sur asiático decidió suspender estas ventas para destinar las vacunas a uso doméstico.

Pero, claro, frente a la enorme demanda del mercado indio, todavía no se sabe si los fabricantes pueden responder a ella a tiempo.

CB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba