Política

Peñarol cayó 1-0 en su visita a Deportivo Maldonado y se quedó sin invicto

[ad_1]

Deportivo Maldonado le ganó a Peñarol 1-0 como local por la sexta fecha del Torneo Clausura, lo dejó sin invicto y se alejó de los puestos de descenso. Los carboneros volvieron a quedar a tres puntos de Plaza Colonia en la Tabla Anual y ahora comparten el liderazgo del Clausura con Nacional, un punto por encima del invicto Cerro Largo.

El equipo fernandino salió a imponer condiciones, no se planteó meterse atrás y llevó adelante un encuentro de presión alta, herramienta con la que forzó errores en el fondo mirasol. A los 8’ avisó con un zurdazo apenas alto de Diego Casas tras un pase profundo a espaldas de Carlos Rodríguez, quien poco después salió sentido.

A los 12’ remató Eduardo Darias desde el borde del área, Kevin Dawson tapo y en el rebote Guillermo Cotugno se perdió el tanto. Estaba al caer el 1-0 y cayó a los 27’, cuando Ramos combinó con Casas, que bajó a pivotear, trasladó unos cuantos metros y batió a Dawson con un zurdazo esquinado. A esa altura era justificado el resultado.

Peñarol necesitó estar en desventaja para salir más decidido a buscar el arco rival, aunque sólo tuvo un remate en todo el primer tiempo. Fue a los 29’, cuando tras un córner apareció Pablo Ceppelini capturando un rebote y sacando un derechazo que se desvió y se perdió por línea final. De peligro, antes del descanso, no generó nada el elenco de Mauricio Larriera.

El de Francisco Palladino se fue replegando con el correr de los minutos y apostó a juntar líneas y achicar espacios. El desgaste ya lo había hecho en la primera media hora y le dio réditos. Los aurinegros salieron al segundo tiempo con Nicolás Gaitán en lugar de Ceppelini, pero el argentino aportó poco y nada.

Los aurinegros buscaron mucho por los costados finalizando las jugadas en centros y se encontraron con una defensa firme que impidió que Danilo Lerda fuera figura. Peñarol mostró nervios y hasta pudo haberse quedado con 10 hombres a los 77’, cuando Walter Gargano cometió una falta sobre Casas que era de segunda amonestación. Enseguida lo sacó Larriera.

El conjunto carbonero siguió machacando con los cambios ofensivos de su entrenador e inquietó sobre el final con un derechazo apenas desviado de Agustín Álvarez Martínez, pero se fue sin nada de su visita a Deportivo Maldonado. El equipo de Palladino supo defenderse y se alejó 11 puntos de la zona de descenso, se puso a cinco de los puestos de clasificación a la Copa Sudamericana y quedó a tres de los líderes del Clausura.



[ad_2]
Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba