Uruguay

“Para el comprador en un remate, estar presente genera adrenalina”

Gustavo Álvarez Alzugaray es rematador desde diciembre de 2005. Con más de 15 años de experiencia en el rubro, Álvarez Alzugaray se enfoca en remates judiciales, oficiales, del Banco Hipotecario del Uruguay y de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV).

El rematador dialogó con El Observador sobre la situación del rubro en lo que va del año, los próximos remates que llevará a cabo, las expectativas que tiene para el resto de 2021 y el comportamiento del mercado.

¿Cómo vio la situación del rubro en los primeros meses de este 2021?
En los primeros meses del año nuestra actividad, luego de la Feria Judicial Mayor de enero de 2021, fue muy dinámica, ya que teníamos fijadas subastas judiciales desde noviembre y diciembre de 2020 para febrero, marzo y abril de este año. Las de febrero y marzo se concretaron con éxito, pero se tuvieron que suspender las de abril y mayo por la Feria Judicial Sanitaria.

¿Cómo cree que continuará la situación del rubro este año?
Siempre somos muy optimistas, y presumo que a raíz de las medidas adoptadas y el avance de la vacunación, una vez superada la cantidad de casos, vamos a poder ir retomando la actividad.

¿Espera que se mejore la situación tanto en el rubro como en el país?
Sin ninguna duda, una vez que este fenómeno mundial del covid-19 comience a disminuir y se retome la actividad.

¿Cómo observa el comportamiento de los remates judiciales? ¿Considera que hubo cambios en comparación con años anteriores?
Siempre los remates judiciales son atractivos para los compradores. Particularmente lo que he observado es que han aumentado las consultas, ya sea por correo electrónico o por teléfono, de potenciales interesados que han visto anuncios o información en los medios de prensa donde se publican, así como a través de páginas web.

¿Cree que podrá haber algún cambio en cuanto a la virtualidad en los remates judiciales?
No por el momento, ya que no es lo mismo participar en forma presencial que en forma virtual. Para el comprador, estar presente genera una pequeña adrenalina, y más cuando lo que se está ofertando es algo atractivo.

¿Tendrá algún remate importante en los próximos meses? ¿Qué expectativas tiene?
Sí, el 23 de abril tenía un inmueble interesante con más de una centena de consultas, para el cual fijaré nueva fecha luego de transcurrida la segunda quincena de mayo.

¿Cree que el nivel y la cantidad de transacciones se verá afectada?
No necesariamente el nivel, sí un poco las transacciones, ya que este receso hará comprimir las actividades, y una vez que se recomponga la actividad quizás hasta podrían haber subastas más seguido.

¿Qué expectativas tiene con respecto a su empresa para lo que resta de 2021?
Las expectativas son de continuar creciendo y –con los cuidados dispuestos– poder retomar los eventos que necesariamente hubo que postergar.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba