Política

Paganini dijo que baja en contagios fue por reducción de la movilidad y no por la vacuna

El matemático Fernando Paganini, uno de los coordinadores del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), aseguró que el “frenazo” que se dio entre los contagios en los últimos días está vinculado al impacto que las medidas tomadas por el gobierno y la Semana Santa tuvieron en la movilidad de los uruguayos y no tanto por un “efecto importante de la vacunación”. 

Tanto Paganini como Rafael Radi insistieron en que todavía el país atraviesa un período de gran incertidumbre pero el matemático señaló que “lamentablemente” cuando los números de la pandemia son más grandes las “predicciones empiezan a ser más precisas”. 

En ese contexto, explicó que uno de los parámetros que se ha utilizado para evaluar la evolución de la epidemia es el R0, que es el número de reproducción. Es decir, la cantidad de personas que contagia cada caso nuevo. “Si es mayor que 1, indica que la epidemia va a crecer exponencialmente y, de hecho, una cosa que hemos aprendido es que no tiene por qué ser mucho mayor que 1 para generar un impacto bastante dramático”, explicó Paganini. 

De hecho, Uruguay en su peor momento –diciembre y segunda quincena de marzo- tuvo un R0 de 1,2. La diferencia entre un momento y el otro es que en la ola de contagios de marzo y abril los números de partida eran más altos que los de diciembre. 

Ese índice comenzó a disminuir a partir de fines de marzo, llegó a 1 hace unos días y ahora “aparentemente estamos en niveles cercanos a 0,95″, lo que indica “cierto retroceso de los casos”. 

¿Cuáles son los factores que influyen en el cambio del R0? “Explicar las causas de ese efecto es difícil”, dijo Paganini. El matemático explicó que es complejo “deslindar” este parámetro de los distintos factores, ya sean medidas del gobierno o medidas que puede tomar la gente individualmente. 

Los coordinadores del GACH comparecieron ante el Senado

Es más, uno tiene la impresión –pero esto es cualitativo– que cuando se acompañan exhortaciones al cuidado con medidas más compulsivas se transmite el mensaje con cierta fuerza de que el problema es grave y la población responde en consecuencia, pero cuantificar esas decisiones resulta muy difícil”, indicó ante la comisión de seguimiento del covid-19 del Senado según consta en la versión taquigráfica. 

La movilidad es uno de los puntos que se ha manejado como clave para reducir los contagios. En palabras de Paganini es un “comodín” que se ha usado para “resumir todo el panorama de conectividad de la gente para generar contagios”. Sin embargo, no ha sido sencillo encontrar “correlaciones” entre un elemento y el otro aunque, en los últimos días, científicos del Guiad “han tenido éxito en correlacionar un cierto indicador de movilidad” vinculado a los datos de Google. 

“La movilidad es una palabra a veces engañosa. Para medir cuántas personas están en sus hogares o cuántas están en el trabajo o en medios de transporte con una combinación peculiar de esos parámetros se han hecho algunas proyecciones que se relacionan fuertemente con el R, 17 días después”, aseguró. Este dato manejado por Paganini estira un poco más el “delay” que se supone hay entre movilidad y contagios ya que hasta ahora los científicos manejaban el lapso de dos semanas. 

“La bajada del R que hemos visto de 1.2 hasta por debajo de 1 en las últimas dos o tres semanas, es consistente con que las medidas que se tomaron y la percepción ciudadana de ir acompañando, parecen haber tenido un efecto. Incluso, la parada de Semana Santa, en ese intervalo, por lo menos en la parte laboral, también puede haber sumado un poco en ese sentido”, señaló. 

De todos modos, dijo que le queda “un poco de paño” al R para bajar pero después empieza a “jugarse” cómo afecta la situación posterior a la semana de vacaciones. Tal como informó El Observador, la movilidad aumentó luego de esa semana y se ubicó en niveles similares a los de la semana previa a la Santa. 

En promedio la movilidad actual está por debajo de la de marzo. Esto “indicaría”, según Paganini, que “algunas medidas tomadas” como cerrar las escuelas tienen un efecto en la reducción de la movilidad y, por lo tanto, “se esperaría que continuaran bajando los casos mientras se empieza a “apostar cada vez más” por el impacto de la vacunación.

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba