Política

“Necesitamos un aumento real en el bolsillo, el campo no ha parado”

“Necesitamos y aspiramos a que realmente el Consejo de Salarios rural este año apunte con todo porque el campo no ha parado, el campo sigue produciendo”, afirmó este viernes la dirigente de la Unión Nacional de Asalariados, y Trabajadores Rurales y Afines, María Flores.

En un contexto de crecimiento y mejores perspectivas para las actividades vinculadas al agro, el sindicato aspira a que esa situación se refleje  en las remuneraciones que perciben los trabajadores, durante la próxima ronda de negociación salarial que comenzará en julio.

En diálogo con El Observador, Flores expresó que se aspira a que el salario “sea acorde con el trabajo” que realizan. “Siempre somos los más sumergidos cuando somos los que movemos el país”, apuntó la dirigente.

“Buscamos que se pague la hora extra como tal,  que se paguen los feriados como tal y que realmente se incremente el salario real para que podamos notar que no se nos hace tan cuesta arriba lo básico, como la alimentación y todo lo demás. (…) Necesitamos un aumento real en el bolsillo”, apuntó Flores.

Los trabajadores rurales negocian dentro del grupo 22 de los Consejos de Salarios que comprende a ganadería, agricultura, y actividades conexas. Estos grupos de actividad están comprendidos actualmente dentro del período puente y tienen vigente un acuerdo que vence el 30 de junio. Las condiciones de ese convenio se fijaron a mediados del año pasado por mayoría, con votos del Poder Ejecutivo y el sector empleador, y el voto en contra del sindicato. En esa ocasión no hubo negociación y se aplicó a tapa cerrada la fórmula propuesta por el gobierno que aseguró pérdida salarial. Antes, en las dos rondas anteriores las gremiales rurales se retiraron de la negociación y fue el Poder Ejecutivo el que fijó los salarios mínimos y los ajustes.

Este viernes en entrevista con El Observador, el presidente de PIT-CNT, Fernando Pereira afirmó que en 2022 deberá comenzar la recuperación del salario perdido en el puente. Además, resaltó que no todos los sectores de la economía están en la misma situación y que a pesar de la crisis generada por la pandemia “hay ganadores”. “No a todos los sectores les está yendo igual. ¿A la industria del software, a los que se dedican a vender insumos informáticos, a los que están en la producción de soja, a los que están en la producción ganadera, a los frigoríficos les está yendo mal? Lo primero es mirar que la economía no es una única cosa”, dijo Pereira.

Los sindicatos del rubro participaron este viernes de una conferencia organizada por el PIT-CNT en el marco del Día del Trabajador Rural. Durante la presentación, el secretario de Interior de la central, Enrique Méndez, cuestionó a los sectores agroexportadores.

“Mientras estos sectores agroexportadores han ensanchado sus tasas de ganancias y han acrecentado su patrimonio, nuestros compañeros y compañeras identifican como no se avanza en sus condiciones de trabajo, se retrocede en derechos, y sufren represión sindical. A su vez siguen perdiendo salario”, dijo Méndez.

Los sindicatos rurales también resaltaron que el ficto por alimentación y vivienda que reciben los trabajadores es hoy  de $ 4.300 y “se quiere revertir” esa situación.

Otro de los planteos que estuvo sobre la mesa son las condiciones de acceso a seguro de paro para los jornaleros. Mientras un trabajador de industria o comercio accede con 150 jornales, en tareas rurales se necesitan 250 jornales trabajados. “Hoy las zafras son cada vez más cortas. ¿Cuándo vamos a tener derecho a un seguro de desempleo si necesito el doble de cualquier otro trabajador? Los aportes son iguales. ¿Por qué esa diferencia?”, se preguntó Flores. El sindicato plantea que se modifique ese requisito.

“Atrás de cada producto que llega a los diferentes supermercados hay un trabajador rural, atrás de la leche, de la carne, o lo que es de huerta, que en muchos casos se levantó a las 2 de la mañana para hacer mover este país. Entonces necesitamos ser visibilizados y valorados como tal”, finalizó Flores.

“Señales positivas”

El Índice Líder de Ceres publicado este jueves destaca la “la afirmación de señales positivas para el sector agropecuario que pueden contribuir a una tendencia de crecimiento fuerte del sector y los vinculados al mismo, como transporte o comercio de productos del campo”.

El reporte destaca, entre otros puntos, que la producción agropecuaria comenzó el año con perspectivas de aumento que compensan la baja registrada en 2020.  También señala que este mes hubo otro aumento de precios en productos agrícolas lo que genera expectativa ante el comienzo de la cosecha, teniendo en cuenta que muchos se han visto perjudicados ante la sequía registrada. Hubo una importante suba del precio de la soja y la referencia llegó a superar los US$ 560 por tonelada, pico máximo en casi la última década, agrega.

Por otro lado, señala que en las últimas tres semanas el mercado de ganado ha registrado subas en los precios. También destaca que la demanda de China por carne vacuna sigue pujante y la demanda estadounidense se mantiene constante.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba