Tecnología

mirá cómo hackearon el Instagram de Ximena Torres, según su abogado

La cocinera Ximena Torres fue víctima de un ciberataque en los últimas semanas en su cuenta de Instagram por el cual se vio obligada a negociar con el hacker para poder recuperar la cuenta.

Torres, que tiene más de 141 mil seguidores en la herramienta, contó en un posteo que padeció la situación por 10 días.

El abogado uruguayo Pablo Schiavi, quien trabajó para Torres, negoció con el atacante y la cocinera pudo recuperar su cuenta en las últimas horas.

Schiavi contó a Cromo que en las últimas semanas se ha registrado un incremento en las estafas en esta plataforma.

En general, los atacantes aprovechan el caudal importante de seguidores que tienen algunas de ellas y su buen posicionamiento.

Lo que hacen es hacerse pasar por Instagram para robar datos y dinero.

En general, esas cuentas muy populares suelen estar interesadas en iniciar el proceso de verificación en la herramienta. Sirve para autenticar que el dueño de la cuenta es realmente él y no otra persona.

Lo que hacen es enviar un mensaje privado a través de Instagram, haciéndose pasar por la plataforma. Luego continúan la conversación por WhatsApp al acceder al número de teléfono.

Cuando entran en contacto con la persona, le piden su contraseña para poder continuar con el supuesto proceso de verificación. Todo termina con un secuestro de la cuenta: los ladrones cambian el password y el dueño real ya no puede entrar más..

Luego, inician las amenazas, el pedido de dinero y la tensión. En el caso de Torres, Schiavi logró negociar con el hacker y recuperar la cuenta.

«Si del otro lado no tienen ningún ánimo de negociar, te eliminan la cuenta y no podés hacer nada», agregó.

Eventualmente, si hay mucha dificultad en recuperarla, puede haber una instancia legal que puede demandar entre tres y cuatro meses. Para ello, hay que presentar un escrito administrativo que se presenta en las oficinas en Estados Unidos de la empresa Meta.

Además, desde la propia cuenta ejecutan lo que el abogado llamó una «doble estafa». Por ejemplo, subir historias en donde invitan a los seguidores a «invertir en criptomonedas». En realidad son estafas.

«Lo importante es que todos seamos conscientes que hoy se interactúa a través de las redes sociales, de WhatsApp, y tenemos que tener muchísimo cuidado. Debemos tomar todas las medidas de seguridad, porque si no las tomamos realmente somos muy vulnerables a este tipo de situaciones que generan problemas emocionales y también un perjuicio económico», señaló Schiavi.

Cualquier persona puede caer. «Yo he tenido clientes de todo tipo y color. Desde empresas gran porte a empresas chicas», agregó.

Sobre quiénes son los atacantes, el abogado aseguró que lo desconoce y que pueden estar en cualquier parte del mundo. «Son organizaciones, escriben desde distintos números de WhatsApp», señaló, lo que hace confundir la procedencia del delito.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba