Internacionales

Mientras que EE.UU. creció, Europa se contrajo 0,6% durante el primer trimestre de 2021

La economía europea se contrajo un 0,6% en los tres primeros meses del año, luego de que la lentitud de la vacunación y la extensión de las cuarentenas retrasaran la esperada recuperación, y pusieron de manifiesto el retraso de la región con respecto a otras grandes economías en la recuperación de la pandemia de coronavirus.

La caída de la producción de los 19 países que utilizan el euro fue menor que la contracción del 1% esperada por los economistas, pero aún está muy lejos de la recuperación en curso en Estados Unidos y China, otros dos pilares de la economía mundial.

Las cifras anunciadas el jueves mostraron que la economía estadounidense creció un 1,6% durante el primer trimestre, con una actividad respaldada por la fuerte demanda de los consumidores. En términos anuales, Estados Unidos creció un 6,4%.

La economía europea no termina de recuperarse. Foto: AFP

La economía europea no termina de recuperarse. Foto: AFP

En Europa, el segundo trimestre consecutivo de caída de la producción confirma que la región se encuentra en una recesión pandémica tras un repunte del crecimiento en el tercer trimestre. Dos trimestres de caída de la producción es la definición de una recesión.

Francia registró un crecimiento inesperado del 0,4% respecto al trimestre anterior, mientras que la principal sorpresa negativa se produjo en Alemania, la mayor economía del continente.

La actividad en este país se contrajo un 1,7% más de lo previsto, ya que el sector manufacturero se vio afectado por la interrupción del suministro de piezas, además del golpe que sufrieron los servicios y los viajes por las restricciones a la actividad relacionadas con la pandemia.

Las autoridades francesas prevén que el panorama de la COVID-19 en el país mejore el mes que viene, cuando una mayor proporción de la población esté vacunada.

El gobierno está empezando a levantar lentamente los cierres parciales, a pesar de que el número de casos de coronavirus y de pacientes de COVID-19 hospitalizados sigue siendo elevado.

Las largas cuarentenas han afectado la recuperación económica en Europa. Foto: REUTER

Las largas cuarentenas han afectado la recuperación económica en Europa. Foto: REUTER

El presidente Emmanuel Macron dijo el jueves que las terrazas al aire libre de los cafés y restaurantes de Francia se permitirán reabrir el 19 de mayo junto con los museos, cines, teatros y salas de conciertos bajo ciertas condiciones.

La preocupación por una posible segunda temporada de vacaciones consecutiva perdida ha nublado las perspectivas de los países mediterráneos Italia, España y Grecia, que dependen en gran medida del turismo.

Grecia ha levantado las restricciones de cuarentena a los visitantes de los países de la UE y permitirá que los restaurantes y cafés vuelvan a abrir sus puertas al aire libre a partir del 3 de mayo. Los ingresos por viajes se hundieron un 75% el año pasado.

Los economistas dijeron que esperaban un repunte en las próximas semanas a medida que se aceleren las vacunaciones. El Fondo Monetario Internacional prevé un crecimiento del 4,4% para la eurozona durante todo este año.

Hasta ahora, la tasa de desempleo europea sólo ha aumentado gradualmente, hasta el 8,1% en marzo, gracias a los amplios programas de apoyo a las bajas laborales que ayudan a las empresas a mantener a sus trabajadores.

En EE.UU., la tasa de desempleo descendió al 6,0%, tras haber llegado al 14,8% en los peores momentos de la pandemia.

Uno de los principales factores que frenan la recuperación en Europa es la lentitud en la aplicación de las vacunas, que ha provocado cierres prolongados. Otro es el menor apoyo fiscal a la economía por parte del nuevo gasto público.

El paquete de ayuda de 1.900 millones de dólares del presidente de EE.UU., junto con el gasto de anteriores esfuerzos de apoyo, supondrá un apoyo adicional en efectivo de alrededor del 11-12% de la producción económica anual para este año, según los economistas del banco UniCredit.

Por el contrario, el estímulo fiscal europeo supone alrededor del 6% del producto interior bruto, incluso después de tener en cuenta la red de seguridad social más amplia de Europa.

China fue la primera afectada por la pandemia, pero la controló con estrictas medidas de salud pública y fue la única gran economía que creció en 2020. Estados Unidos se vio fuertemente afectado por el virus, pero ha desplegado las vacunas a un ritmo rápido.

Fuente: AP


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba