Deportes

“Me pregunto qué estoy haciendo, pero quiero devolver lo que el automovilismo me dio”

Emanuel Moriatis tenía 18 años cuando empezó a correr profesionalmente. Lo hizo en la Clase 2 del Turismo Nacional, categoría en la que fue campeón dos veces (2012 y 2016 con la Clase 3) y a la que volverá como presidente con 41.

“Es una etapa nueva, una etapa rara, porque no estoy en edad para bajarme del auto”, confiesa el piloto de Turismo Carretera (categoría en la que sumó una estrella en 2009) que asumirá este sábado en la Asociación de Pilotos de Automóviles de Turismo (APAT).

Aunque el rol sea nuevo, el Mago sabe dónde se mete porque desde octubre forma parte de la comisión interina que tomó las riendas del TN cuando Hugo Paoletti, su presidente por tres décadas, renunció junto al resto de la comisión directiva en medio de la crisis que dejó el parate por la pandemia.

Al rescate para poder culminar un torneo que exigía a un campeón salieron Javier Pablo Rabadé, el abogado que asumió como presidente, y los pilotos Moriatis y Joel Borgobello, como vocales.

“Me llamaron para ver si podía dar una mano y es una categoría a la que yo quiero mucho, porque es la categoría en la que debuté a nivel nacional, allá por 1998, y que me ha dado muchísimo. Ahí me empecé a relacionar en el mundo de los autos de carrera, gracias al Turismo Nacional pude llegar al Turismo Carretera”, recuerda.

En ese entonces, su idea era “trabajar de forma interina por seis meses, darle una mano a la categoría y después llamar a elecciones” para volver a sus tareas como piloto de TC y dueño de la escudería Moriatis Competición.

Pero me pidieron que me quedara y siguiera trabajando y acepté porque es un lindo desafío. Obviamente, lo que yo pedí es que seamos una comisión fuerte y que nos den una mano también los que no están adentro. Y es lo que está pasando, hoy están todos muy unidos y ojalá siga así todos los años que me toque estar ahí”, remarca.

Su lista, finalmente, fue la única que se presentó, porque el mismo Paoletti decidió bajar su candidatura, y este sábado será electo presidente en la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria en el autódromo de Paraná, donde el TN llevará a cabo su tercera fecha del campeonato.

-¿Te preguntaste por qué meterte en este rol?

-Sí, me lo pregunté. La verdad que digo “qué estoy haciendo”, porque mi actividad privada hace que tenga tiempos justos. Están mi carrera, el equipo y los negocios personales, más algunos nuevos que estoy arrancando este año. Pero lo hago por el apoyo de la mayoría de la categoría y a su vez para devolverle al automovilismo y al TN un poco de lo que me dieron. En lo personal uno también crece. Es una experiencia nueva para mí y estoy aprendiendo mucho.

Moriatis, bicampeón. El oriundo de Lanús festejó su segundo título en el TN en el 2016. Foto Tony Bosco

Moriatis, bicampeón. El oriundo de Lanús festejó su segundo título en el TN en el 2016. Foto Tony Bosco

-¿Notás que los pilotos se involucran más en la dirigencia?

-No tanto, no tanto. Los pilotos estamos siempre pensando en correr y nunca miramos o nos metemos en la parte dirigencial. Como piloto yo nunca me metí. Uno va al circuito y recién ahí dice: “Uh, no me gusta eso”. Siempre con el hecho consumado, ¿me entendés? Somos los quejosos. Siempre nos acordamos tarde. La verdad es que estamos en la vorágine de mejorar el auto y andar bien, lo mismo los equipos, y uno nunca se mete. Pero ahora los estoy obligando a que se metan un poco más.

-¿Qué le puede aportar un piloto?

-Uno está fresquito y sabe lo que cuesta. Como piloto uno sabe del esfuerzo para llegar y lo difícil de juntar las publicidades y alcanzar el presupuesto. Entonces, ahora como dirigente lo que voy a tratar de hacer es que al piloto le sea más leve todo, darle beneficios en lo que se pueda. Por ejemplo, ahora conseguimos que les den parabrisas a los pilotos. Y así ir buscando beneficios para que se les haga un poco más fácil conseguir el presupuesto, porque son ellos los que hacen el esfuerzo.

-¿Fue traumático asumir en octubre en esa comisión interina?

-Fue terriblemente traumático. Yo digo que es como ir a un restaurante, comer y decir qué lindo todo, pero sin saber lo que pasa en la cocina. Es un poco lo que me pasó a mí: yo sabía correr en autos y tener equipos pero es totalmente distinto a lo que es una organización de una carrera. Así que fue muy traumático. De un día para otro teníamos que terminar el campeonato en pandemia, sin público y creando protocolos sanitarios. Pero tuvimos muchos amigos que nos dieron una mano y me acortaron muchos los pasos. La gente de la ACTC me ayudó muchísimo para poder arrancar, organizar una carrera en tres semanas, que es algo inédito, y encima con una fecha doble un martes y un miércoles. Y los chicos de la APAT le pusieron el pecho para trabajar a fondo y sacar el campeonato, haciendo tres fechas doble en plena pandemia. Fue mérito de toda la familia del Turismo Nacional, los equipos y los pilotos que dejaron sus trabajos para correr en la semana. Se logró y cuando terminó el año fue muy gratificante.

-Hablas de un trabajo grupal pero tu nombre se destaca. ¿Tenés miedo de caer en una APAT personalista?

-Busco totalmente lo contrario a una APAT personalista. Me gustan la unión y trabajar en equipo. Trato de tener siempre buena gente trabajando conmigo, en armonía, y a su vez que haya un lindo ambiente de trabajo. Siempre lo traté de hacer en mis negocios y ahora me gustaría que así sea en el Turismo Nacional. Pedí que tiremos todos para el mismo lado, que si estábamos todos en la misma sintonía, iba, pero si no, me corría. Y estamos todos trabajando por el bien de la categoría. Además, trato de delegar porque si no es imposible. Le doy el lugar a cada persona para que haga su trabajo a su manera. Hay que estar atrás, sí, pero delegar y confiar en la persona que se tiene al lado.

-Después de 30 años de un mismo dirigente, ¿cuánto hay que cambiar?

-Para poner la categoría donde la puso, (Paoletti) hizo un excelente trabajo. No hay mucho por hacer, son pequeñas cosas. Es como cuando tenés un equipo ganador, por ahí cambiar un jugador solo, no tenés que cambiar los 11. Nosotros agarramos una categoría 100% ganadora, muy arriba. Son todos pequeños cambios. Lo que queremos es que toda la categoría trabaje unida. Si tengo que decir qué planeo, es trabajar más en la parte publicitaria, creo que es donde tenemos que atacar fuerte. Y tratar de bajarle los costos a los pilotos que son los que hacen el show de la categoría.

-Entre esas medidas está la que comprende a mujeres que quieran sumarse como pilotos.

– Sí. Incorporamos la bonificación anual para pilotos mujeres que se quieran acercar a la categoría, para que no tengan que pagar la cuota social por un año. Es para atraer a las chicas piloto, que hay varias dando vueltas y me gustaría que estén en la categoría. Y atacar en todos lados. En el show no hay que cambiar nada porque el show que da el Turismo Nacional es espectacular. Pero sí trabajar en traer figuras. Hay pilotos con los que estamos hablando y están interesados.

-¿Uno de ellos es Agustín Canapino?

-Sí. Se habló con Agustín, con Matías (Rossi), Emi Spataro, Facu Ardusso. Hay varios pilotos en carpeta para que se sumen, más algunos tradicionales del TN que quieren volver.

-¿Y no hay lugar para Moriatis?

-Sí, cómo no. Olvidate. Ahora estoy corriendo en el TC, pero en unos años más, cuando ya el TC te lastima el cuerpo… El día que me baje del TC, volveré al TN a retirarme. Quizás en estos cuatro años de dirigente sigo corriendo en el TC y cuando termine mi mandato me pueda subir de nuevo al auto del TN.

-O sea que ser dirigente no es una transición pensando en el retiro.

-No, es momentáneo, por estos años. Cuando termine voy a tener 45 años y todavía creo que voy a estar activo para correr en el Turismo Nacional, tranquilamente. Fijate que Tito Bessone se retiró con más 50, Gurí Martínez se retiró del TC con 52. Es un deporte que te da un poquito más de años arriba del auto. Y es una pasión.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba