Política

Mayo finalizará, al igual que abril, con más de 1.600 muertes por covid-19

Varias decenas por día y de a miles por mes; así cuenta Uruguay las muertes de pacientes por covid-19 que en mayo no mostraron señales de enlentecimiento. A un día del cierre del mes van 1.597 fallecimientos a causa del virus. Abril terminó con 1.642.

A nivel local, el departamento donde hubo más fallecidos en mayo fue Montevideo, con 738 muertes y le siguió Canelones con 198. Esos fueron los departamentos que tuvieron también más contagios –y, a su vez, los que tienen mayor población–.

Sin embargo, Treinta y Tres tiene la tasa de letalidad más alta del país. En ese departamento, cada 100 casos de covid-19 detectados, casi cuatro pacientes mueren, según datos procesados por el matemático del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) Ernesto Mordecki, a los que accedió El Observador.

Le sigue Cerro Largo con 3,18 muertes cada 100 casos. A su vez, de cada 100 contagios detectados en todo el país, dos personas fallecen.

En total, murieron por coronavirus 1.597 personas hasta este domingo. En abril habían fallecido 1.642 pacientes y durante ese mes, Hungría había superado a Uruguay, pero a principios de mayo el país europeo logró reducir los fallecimientos, mientras que Uruguay se mantuvo.

El indicador de mortalidad por covid-19 llevó a que Uruguay estuviese en el podio en la cantidad de fallecimientos diarios en el mundo durante 22 días días, hasta que Paraguay se coló primero en la tabla.

Pero, pese a que ya no es el primero, Uruguay no mejoró y se mantiene con 15 muertos por día cada un millón de habitantes. Entre los 10 países que registran más muertes, hay otros tres de la región: Argentina, Brasil y Bolivia.

El impacto en los CTI

Un 52,73% de las personas que murieron en mayo estaba internado en un área de cuidados intensivos. Esa cifra representa a 847 pacientes que estaban internadas en CTI, donde en total ingresaron 1.366 personas durante el mes y 519 obtuvieron el alta médica. 

Si se mira la evolución de las muertes totales y en CTI, así como los ingresos de pacientes a las áreas de cuidados críticos, la trayectoria es similar en los tres indicadores, debido a que existe una correlación constante entre la cantidad de personas que mueren en total, con las personas que ingresan a CTI y fallecen.

Los tres indicadores mostraron una tendencia al alza durante la última semana de mayo y desde la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) creen que el incremento de ingresos  a CTI de los últimos días se mantendrá, al menos durante las próximas dos semanas.

Los intensivistas han remarcado en varias oportunidades que existe una correlación entre el aumento de los contagios diarios y el de ingresos a CTI, es decir, cuantos más casos haya, más ingresos a CTI habrá. Sin embargo, los expertos confían en que las vacunas harán su parte para cambiar este escenario, pero para eso se precisará que al menos el 45% de la población este completamente inmunizada.

En mayo no hubo señales de recuperación respecto a abril en cuanto a la cantidad de casos; de hecho la cifra de contagios aumentó porque durante el mes pasado se totalizaron 

89.661 contagios de covid-19 nuevos a lo largo de todo el mes y en mayo fueron 92.032. En ambos meses se registraron picos de alrededor de 4.500 casos nuevos diarios.

Desde el pasado sábado 22 de mayo el índice de Harvard abandonó las dos cifras que presentó durante toda la pandemia y ascendió a más de 100 contagios promedio en una semana cada 100 mil habitantes –la referencia para estar en zona roja es de más de 25 contagios, por lo tanto, a nivel general, Uruguay cuadriplica ese máximo–.

Mientras tanto, el camino para reducir los contagios es también reducir la movilidad. Así lo explicó el coordinador del GACH, Rafael Radi, el pasado jueves en entrevista con Búsqueda: “Moverse de por sí no infecta (…) lo que está detrás de la movilidad es que nosotros  usamos como un proxy de interacciones humanas. Generalmente se ve cuando aumenta la movilidad, aumentan las interacciones humanas”.

En el gobierno ven poco margen de adoptar nuevas medidas y la semana pasada se optó por extender las ya dispuestas, aunque también hubo reaperturas.

El jueves pasado el Poder Ejecutivo resolvió extender por otra semana más las medidas vigentes de restricción a la movilidad.

Las disposiciones, que rigen desde el 23 de marzo, incluyen la suspensión de todos los espectáculos públicos, fiestas y eventos sociales, el cierre de oficinas públicas no esenciales, y el cierre de los casinos dependientes del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Sin embargo, desde la semana pasada ya no rige el cierre de gimnasios y free shops de frontera, que retornaron a la actividad. 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba