Internacionales

Mario Draghi toma las riendas en Italia con un fuerte llamado a acelerar la vacunación para reactivar la economía

Con “la mayor emoción de mi vida y conciencia de la responsabilidad”. Así, el nuevo primer ministro de Italia, Mario Draghi, pidió el voto de confianza en el Senado en un discurso programático de 53 minutos en el que afirmó que la mayor prioridad “es la lucha contra la pandemia” de coronavirus que ha causado más de 93 mil muertos en el país, y una “nueva reconstrucción” para afrontar la peor crisis sanitaria, económica y social de los 75 años de vida republicana.

Draghi recibió 21 aplausos de una platea de parlamentarios divididos en partidos enfrentados que han decidido apoyarlo con una mayoría abrumadora porque admiten que solo un gobierno de unidad nacional puede salvar a Italia.

Un debate de siete horas siguió al discurso de Draghi y en el Senado de 320 bancas se realizó un largo voto secreto cuyo final estaba previsto hacia la medianoche de este miércoles. Este jueves el voto de confianza se trasladará a la Cámara de Diputados de 630 miembros, donde también es abrumadora la mayoría que apoya al gobierno de salvación nacional.

Se estima que Draghi obtendrá el sí con 200 votos de los partidos que lo apoyan, y el “no” de Hermanos de Italia, de la centroderecha, que cuenta con 18 parlamentarios. Resta la incógnita de los 91 senadores del populista Movimiento Cinco Estrellas que en su mayor parte se agregarán al voto en favor del nuevo gobierno.

La única frase de lectura polémica del discurso del premier fue dirigida por elevación al líder de la derecha Matteo Salvini, uno de los principales dirigentes soberanistas europeos que hace diez días cambió totalmente de posición. Salvini pasó de “los italianos primero” a aceptar plenamente el europeísmo y el apoyo a la Unión Europea. También dijo que no se oponía más al euro, la moneda única. Su partido, la Liga, apoya a Draghi.

Pero hace tres días, polemizó con el líder de la principal agrupación de centroizquierda, el partido Democrático, Nicola Zingaretti, ahora compañero de Salvini en el gobierno, que afirmó que “el euro es irreversible”. “Lo único irreversible es la muerte”, le respondió Salvini.

Mario Draghi enfrenta este miércoles un voto de confianza en la Cámara de Diputados, y el jueves pedirá el apoyo a los senadores. Foto: AFP

Mario Draghi enfrenta este miércoles un voto de confianza en la Cámara de Diputados, y el jueves pedirá el apoyo a los senadores. Foto: AFP

En su discurso Draghi afirmó que la afirmación del europeísmo y el atlantismo de su gobierno comprende la condición irreversible del euro.

Y agregó que “sin Italia no hay Europa, pero fuera de Europa hay menos Italia”.

La vacunación, prioridad

El jefe del nuevo gobierno, de 73 años, dijo entre aplausos que el país debe “movilizar todas sus energías” en acelerar el plan de vacunaciones. Hasta ahora los vacunados no superan los tres millones y medio para un país de 60 millones de habitantes, donde crece la angustia por el crecimiento de las mutaciones del virus en la llamada variante inglesa y otras, como la sudafricana y la brasileña, que son más agresivas.

La mayor parte de los científicos prevé que en las próximas semanas habrá un gran brote de las variantes del Covid-19, que pueden aumentar significativamente el número de contagiados y muertos.

En su discurso, Draghi reconoció que existe un serio problema que es la necesidad de conseguir que los laboratorios entreguen más dosis de las ya adquiridas. También que se organice un sistema de distribución y vacunación “rápido y eficiente”.

Dos enfermeras preparan dosis de la vacuna contra el coronavirus en un hospital de Roma, días atrás. Foto: EFE

Dos enfermeras preparan dosis de la vacuna contra el coronavirus en un hospital de Roma, días atrás. Foto: EFE

La vacunación masiva es la única alternativa a la pandemia y de lograr una victoria definitiva que permita la recuperación de la maltratada economía, que cayó un 8,9% en 2020.

“La velocidad es esencial para proteger a los individuos, sobre todo para reducir la posibilidad de que surjan nuevas variantes del virus”, dijo Draghi en el Senado.

Medio ambiente

Otro argumento de su plan programático fue el ambiente. Destacó que el calentamiento del planeta, “tiene efectos directos sobre nuestras vidas y nuestra salud”. Draghi se comprometió a una “nueva actitud” con inmediatos planes de digitalización, protección de los territorios, biodiversidad y lucha contra el efecto sierra, “que ve al centro un ecosistema que necesita todas las acciones humanas”.

Otra punta polémica inevitable surgió en los pasajes de su intervención, tal vez los más aplaudidos, en los que se refirió a las mujeres. La razón es que en el partido Democrático se viven horas de duras polémicas, con una rebelión femenina porque ninguno de los tres ministros del nuevo gobierno del PD es una mujer.

Carteles indicando dónde hacerse el test de coronavirus, en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, casi desierto a fin de diciembre. Foto: REUTERS

Carteles indicando dónde hacerse el test de coronavirus, en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, casi desierto a fin de diciembre. Foto: REUTERS

“Italia presenta una de las peores brechas salariales entre géneros en Europa, además de una crónica escasez de mujeres en posiciones dirigentes de relieve”, dijo el premier. Y garantizó que luchará para cambiar las cosas.

Entre los temas programáticos, el más esperado era el del Fondo de Recuperación, que manejará programas para restablecer el crecimiento económico y desarrollar la riqueza nacional por la enorme suma de 209 mil millones de euros.

Los proporcionará la Unión Europea a los 27 países que la forman. Italia es la más favorecida en subsidios y préstamos de largo favor. Draghi es considerado el economista más capaz para afrontar el tema, que significa presentar una variedad de programas que deben ser estudiados y aceptados por los técnicos de la UE.

Draghi dijo que los recursos servirán para “mejorar el potencial de crecimiento de nuestra economía”. Aclaró que hay “instrumentos específicos” para el desarrollado sur y que las operaciones serán coordinadas en el Ministerio de Economía, en el que nombró al director general del Banco Central italiano, Daniele Franco.

Como presidente del Banco Central Europeo, Draghi adoptó una política de emergencia de expansión financiera muy criticada por los conservadores pero que permitió salvar al euro durante los ocho años de su mandato, entre 2011 y 2019. Desde entonces lo llaman “Super Mario”. La gestión de Draghi cambió la mentalidad dominante de la Unión Europea, de la defensa a ultranza de la austeridad a las medidas solidarias.

En cuanto al aspecto fiscal, un tema de eterno debate en el país, Draghi prometió ”una revisión profunda” del impuesto a las ganancias”, para reducir la carga fiscal. Dijo que el tema es muy complejo y que las reformas de la tasación “deben ser confiadas a expertos”.

Agregó que la reforma de la administración pública, legendaria por su burocratización, se moverá en dos direcciones. Una amplia masa de inversiones y “plataformas eficientes que puedan usar los ciudadanos” para garantizar operaciones rápidas y claras.

Roma, corresponsal

CB​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba