Política

los intentos del MSP por cubrir desbordes de una epidemia que no da tregua

El reporte de casos de covid-19 de este sábado reafirma la curva ascendente de contagios, muertes e ingresos a cuidados intensivos por la pandemia. Una nueva treintena de fallecidos evidencia que la epidemia no da tregua y, de confirmarse la proyección del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), abril alcanzará las 600 muertes por covid-19. Se trata de un estudio del Área de Modelos y Ciencia de Datos y, si la curva sigue en este ritmo, en una semana el país llegará a 3 mil víctimas fatales, con una letalidad que está afectando a edades más tempranas que en un principio.  

En lo que va de abril murieron siete personas de entre 23 y 46 años. El integrante del GACH, e infectólogo grado 5, Julio Medina, comparó que “al virus le bastó los 2 primeros días de abril para causar la misma cantidad de fallecidos (67) que durante todo el mes de abril en 2019 por la sumatoria de todas las causas de neumonía”.

Uruguay acumula 1.071 muertes desde marzo de 2020 y 384 personas están en cuidados intensivos, según el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae). Sin embargo, para la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), las camas ocupadas por pacientes con coronavirus son 368, lo que representa el 44% del total de camas. La ocupación total a nivel país es del 70,5%, según los datos del gremio.

Uno de los principales desafíos del gobierno es quitarle presión al sistema de salud, que anuncia desde hace dos semanas que está al límite y por llegar a un desborde. En paralelo, el gobierno anuncia el aumento de la cantidad de camas, pero los resultados no se verán en el corto plazo, advierten desde la asociación, que señalan que habrá más plazas pero también más ingresos. Todos los actores coinciden en que la baja de la movilidad será la principal medida para parar los contagios y así empezar a descomprimir el sistema. 

Vacunar en pico de pandemia

El MSP informó de la apertura de 21 nuevos vacunatorios en el país

Con la habilitación para recibir sus vacunas contra el covid-19 para el grupo de población de 18 a 70 años, esta semana la vacunación en Uruguay llegó a las cifras más altas desde que comenzó la inoculación a comienzos de marzo. Según los datos del Ministerio de Salud Pública, entre el lunes 29 de marzo y este sábado 3 de abril, se administraron 270.681 vacunas, entre quienes recibieron su primera dosis (ya sea de Pfizer o Sinovac) y quienes ya están recibiendo la segunda. 

Lo adelantado que aparece Uruguay a nivel mundial en ritmo de vacunación aún no impacta de forma estrecha con los números de la pandemia. Sin embargo, ya hay datos de menor ingreso de pacientes añosos graves a cuidados intensivos, según adelantaba la semana pasada a Telemundo uno de los coordinadores del GACH, Rafael Radi.

Uruguay está dentro de los primeros países cuando se habla del ritmo de vacunación y, en esa línea, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó este sábado que asignará nuevos cupos tras abrir 21 vacunatorios en más puntos del país. Hay más cupos para quienes tienen entre 50 y 70 años para recibir la vacuna de Sinovac. También para mayores de 70 años y trabajadores de la salud, que recibirán las dosis de Pfizer.

La agenda continúa abierta para recibir fecha y hora, y quienes estén registrados pero quieran cambiar de vacunatorio, deben cancelar y reagendarse.

Además, el Poder Ejecutivo espera para este domingo la llegada de las primeras 48.000 dosis de la vacuna elaborada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que fue adquirida mediante el mecanismo Covax ideado por la Organización Mundial de la Salud.

Recuperar el hilo

Otro de los desafíos que está pendiente desde diciembre de 2020 es la toma del control de la pandemia. Según el último informe epidemiológico, el MSP desconoce la procedencia del 41% de los casos confirmados y esa cifra aumentó, es decir que también creció la pérdida del hilo epidemiológico. Uno de los caminos para intentar revertir ese porcentaje es el sistema de autorrastreo, donde la cartera invita a la ciudadanía a identificar sus propios contactos en caso de haber dado positivo al test de covid-19. 

Sin embargo, esta herramienta no sustituye la consulta con un médico, sino que simplifica la operativa del hisopado, la articulación con los laboratorios y ordena la dinámica de la vigilancia epidemiológica, sectores que tampoco llegan a tiempo por la alta demanda.

Este sábado la cartera sumó otros 1.077 casos reportados fuera de fecha, a los 1.262 nuevos infectados tras 15.901 análisis. Aún no se avizora una baja en los casos, un resultado que el gobierno pretendía con las medidas que impulsó hace 10 días. 

Las decisiones que se tomaron desde el gobierno, que implicaron la suspensión de las clases presenciales, cierre de oficinas públicas, suspensión de fiestas y espectáculos hasta el 12 de abril tenían como objetivo disminuir la movilidad para evitar contagios, y así descomprimir el sistema de camas de CTI. Pese a las medidas, la movilidad por Semana Santa fue el doble que la que se registró en 2020.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba