Internacionales

Los cementerios y crematorios de la India, desbordados por una nueva ola de coronavirus

Una tormenta de calor se abate sobre Nueva Delhi, mientras que Mohamed Shamim, sepulturero, hace una pausa y mira, con aire abatido, llegar una ambulancia que transporta el cuerpo de una enésima víctima de coronavirus.

La carga de trabajo de los sepultureros ha aumentado espectacularmente en las últimas semanas en India, donde la población de 1.300 millones de personas se ve afectada por una segunda ola epidémica de coronavirus.

El cementerio de Jadid Qabristan Ahle, en la capital india, confinada desde el lunes por la noche durante una semana, recibió once muertos en tres horas, constató la AFP sobre el terreno.

Al atardecer, 20 muertos habían sido enterrados. Mohamed Shamim, sepulturero de 38 años, recuerda algunos días de diciembre y enero, durante los cuales su excavadora permanecía inactiva. “A este ritmo, dentro de tres o cuatro días no habrá más espacio”, comenta.

Cementerio en Nueva Delhi, desbordado. Foto AFP

Cementerio en Nueva Delhi, desbordado. Foto AFP

Alrededor del cementerio, trabajadores con trajes de protección azul o amarillo, inhuman cadáveres dentro de bolsas blancas o ataúdes de madera barata.

Pequeños grupos de hombres, algunos con kufis (gorros islámicos), miran solemnemente la tierra mientras el imán reza las últimas oraciones bajo el tumulto de la tormenta que se abate, mezclando polvo y lluvia.

Las cifras​

Oficialmente, cerca de 180.000 indios murieron de covid-19, de los cuales 15.000 sólo en el mes de abril. Pero algunos piensan que el número real podría ser mucho mayor.

Las redes sociales y los artículos de prensa han sido inundados de imágenes de hogueras en llamas y crematorios incapaces de hacer frente a la situación.

En Ghaziabad, cerca de Nueva Delhi, los canales de televisión transmitieron imágenes de cuerpos amortajados y alineados en el piso, a la espera de un turno de cremación.

El Cementerio en Nueva Delhi, India que tiene más de 2 millones de casos activos. Foto AFP

El Cementerio en Nueva Delhi, India que tiene más de 2 millones de casos activos. Foto AFP

En el estado occidental de Gujarat, muchos crematorios funcionan las 24 horas. En Ahmedabad la chimenea de uno se derrumbó luego de estar dos semanas operando 20 horas diarias y en Surat se derritió parcialmente la estructura de hierro de otro crematorio por el exceso de calor.

En Lucknow, en el norte, la espera es a veces tan larga que una familia comenzó a incinerar un cuerpo en un parque adyacente a uno de los crematorios, dijo un responsable a la AFP.

Algunos crematorios de Lucknow, enfrentados a la escasez de madera, tuvieron incluso que pedir a las familias que trajeran su propio combustible.

Algunos crematorios de Lucknow, enfrentados a la escasez de madera, tuvieron incluso que pedir a las familias que trajeran su propio combustible. Foto AFP

Algunos crematorios de Lucknow, enfrentados a la escasez de madera, tuvieron incluso que pedir a las familias que trajeran su propio combustible. Foto AFP

Varanasi es el sitio tradicional donde los hindúes son incinerados desde tiempos inmemoriales, a orillas del rio Ganges.

Belbhadra, que trabaja en uno de los terraplenes de incineración a orillas del río dijo a la AFP que estaban cremando al menos 200 presuntas víctimas de coronavirus por día.

El tiempo habitual para llegar hasta el terraplén desde la carretera principal a través de carriles estrechos, solía ser de tres o cuatro minutos, pero “ahora toma alrededor de 20 minutos. Así de abarrotados están los carriles con gente esperando para incinerar a los muertos”, dijo un residente.

Fuente: AFP

PB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba