Deportes

Lionel Messi y la historia real de una inversión en Miami que nada tiene que ver con su futuro


El futuro de Lionel Messi sigue sosteniéndose entre incertidumbres. Todavía no hay certeza alguna de lo que decidirá el mejor jugador del mundo cuando culmine la presente temporada y se le termine el contrato con el Barcelona, club del cual quiso irse a mitad de 2020. Las versiones corren rápido, pero ninguna se sostiene en fundamentos sólidos por el momento. Que se queda en el club catalán, que se va a París, que se va a Inglaterra, que elegiría la MLS de los Estados Unidos para sus últimos años de carrera…

Cualquier rumor sobre el astro argentino rebota en todo el mundo. Y este viernes, a partir de un artículo de una web del negocio de bienes raíces norteamericana, denominada The Real Deal, se instaló la idea de que Leo podría acercarse a Miami. Pero Clarín pudo confirmar que la MLS no será el próximo destino de Lionel Messi.

La información, que luego replicaron varios medios internacionales, señala que Messi adquirió por 7,3 millones de dólares un piso amueblado de cuatro dormitorios y cuatro baños con vistas al mar en un singular edificio de Sunny Isles, al norte de Miami Beach.

El piso mide más de 5.500 pies cuadrados (511 metros cuadrados) y solo la terraza 2.100 pies cuadrados (195 metros cuadrados). El edificio tiene seis piscinas, un spa, cabañas, un centro de ejercicio físico, un salón para yoga, cocina equipada para chef, un parque infantil, un bar de champán y bodega de vino.

No faltaron quienes rápidamente vincularan esto directamente con la posibilidad de que el rosarino pase al Inter de David Beckham. Sin embargo, desde el entorno de La Pulga le aclararon a Clarín que no fue el futbolista quien compró esa propiedad, sino que se trata de una inversión de una empresa ligada al grupo familiar. “No tiene nada que ver con Leo ni con su futuro”, aseguraron.

Messi todavía no definió qué será de su destino. Y, por lo que este medio pudo saber, no se está moviendo para trasladarse en unos meses a otra ciudad o país, al menos por el momento. Otro detalle que echa por tierra esta conexión entre un departamento y su próximo equipo es que resultaría como mínimo un tanto peculiar que Messi y su familia, compuesta por su mujer Antonela Roccuzzo y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro, elijan de pronto vivir en un piso de un edificio por más amplio que fuera cuando están acostumbrados a la privacidad y las comodidades de una casa, tal como tienen en Casteldefels.

Los días pasan y la hora de tomar una determinación se va acercando. Pero por lo pronto, Messi disfruta del título logrado en la Copa del Rey y de la marcha firme en La Liga, el objetivo inmediato, para alcanzar al Atlético de Madrid.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba