Sin categoría

Las seis finales de Argentina en los mundiales, de Uruguay 1930 a Qatar 2022, compactadas en video

Argentina jugó este domingo su sexta final en una Copa del Mundo, con un 4-2 a Francia en la serie de penales tras un 3-3 en el tiempo regular. Con esa consagración, equilibró su saldo en los partidos decisivos de los mundiales: ganó tres y perdió tres. Festejó en Argentina 1978, México 1986 y Qatar 2022, y cayó en Uruguay 1930, Italia 1990 y Brasil 2014. El seleccionado albiceleste está segundo en cantidad de finales, detrás de las ocho de Alemania/Alemania Federal (cuatro éxitos y tres caídas) y a la par de Brasil (cinco y una) e Italia (cuatro y dos). Cabe aclarar que Brasil perdió una sola definición pero tiene dos segundos puestos: en torneo de 1950, en el que fue local, no tuvo una final, pero la canarinha escoltó a Uruguay en el cuadrangular decisivo.

Esta vez, en la inmensidad del estadio Lusail, donde afrontó cinco de sus siete partidos, hubo que esperar los penales para coronar al rey. Por segunda vez en el recorrido argentino, Emiliano Martínez fue decisivo ante los remates de 11 metros e hizo la diferencia, atajando el de Kingsley Coman, el segundo. Luego, Aurélien Tchouaméni falló el suyo, y la Argentina, que convirtió sus cuatro tiros, le puso la tercera estrella al escudo de AFA.

Argentina perdió por 4-2 la primera final de los mundiales. Fue el 30 de julio de 1930, cuatro días después de dejar en el camino a Estados Unidos, y en el estadio Centenario de Montevideo. Los goles de Carlos Peucelle y Guillermo Stábile no alcanzaron contra las conquistas del local, Uruguay, que anotó por intermedio de Pablo Dorado y en el segundo tiempo dio vuelta el marcador gracias a los tantos de José Pedro Cea, Victoriano Santos Iriarte y Héctor Castro.

El 2-4 en Uruguay 1930

El 3-1 en Argentina 1978

En los 48 años siguientes, la Argentina se mantendría al margen de las instancias decisivas de un Mundial. Tuvo que organizar uno, en 1978, para poder levantar el trofeo de campeón del mundo por primera vez. Lo hizo en el renovado estadio Monumental, de Núñez, y frente a cerca de 72 mil almas. Kempes convirtió en el minuto 38 y parecía que esa conquista alcanzaría para que el equipo albiceleste se quedara con la Copa del Mundo. Pero Dick Nanninga tenía otros planes y a ocho minutos del final anotó el gol del empate. La final, entonces, fue al alargue. En esos treinta minutos apareció otra vez Kempes para poner el 2-1 en el marcador. Daniel Bertoni le dio cifras definitivas al partido, que terminó con el resultado 3-1 y Daniel Alberto Passarella, el capitán argentino, alzó la Copa del Mundo.

Ocho años después, y cuando la conquista de 1978 todavía estaba fresca en la memoria de muchos argentinos, Diego Armando Maradona brilló en México y fue instrumental para que la Argentina consiguiera su segundo Mundial. Si bien el Diez no convirtió en la final ante Alemania (los goles en el 3-2 final fueron de José Luis Brown, Jorge Valdano y Jorge Burruchaga), terminó con cinco goles y fue la figura excluyente del torneo. Y, por supuesto, fue el encargado de recibir el trofeo como capitán argentino.

El 3-2 en México 1986

Cuatro años más tarde, en Italia 1990, se repitieron los protagonistas de la final, pero no el resultado. Esta vez, y tras un polémico penal sancionado por el árbitro mexicano Edgardo Codesal a pocos minutos del final, Andreas Brehme batió a Sergio Goycochea y la Copa del Mundo se fue para Berlín. Alemania Occidental le ganó a la Argentina de Maradona y Bilardo por 1-0. Pedro Damián Monzón se convirtió en el primer futbolista expulsado en un partido de esa naturaleza.

El 0-1 en Italia 1990

Después de Maradona llegó la era Messi. Con La Pulga como estandarte y con Alejandro Sabella como entrenador, la Argentina accedió a la final de Brasil 2014. Enfrente no estaba el local, sino Alemania, el equipo dirigido por Joachim Löw que había vapuleado al Scratch por 7-1 en el Mineirão en la semifinal. El partido final, jugado en el mítico Maracanã, tuvo varias instancias favorables a la Argentina, que no encontró el gol.

El 0-1 en Brasil 2014

Ya en tiempo extra, tras el 0-0 de los 90 minutos regulares, Mario Götze convirtió y le dio a su país el título del mundo. La foto icónica de aquella jornada fue la de Lionel Messi, de azul, pasando al lado de la Copa del Mundo sin poder tomarla. Esquiva, se tomó ocho años para estar cerca de él otra vez.

El 3-3 (4-2) en Qatar 2022

miniatura_arg_fra

Argentina vs. Francia, una de las mejores finales de la historia.

Y la revancha llegó este domingo, frente al defensor del cetro. El rosarino tuvo una segunda oportunidad de coronarse, convirtió un penal, anotó en la prórroga y acertó en la resolución por penales para, por fin, concretar su sueño de ser campeón. Y ponerle a su currículum lo único que le sentía pendiente. Lo que desde hace tres décadas anhelaba Argentina.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Source link

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior