Deportes

las increíbles elecciones que pudieron cambiar el rumbo

Justo en la mitad del camino de River Plate hacia su primer descenso de la historia, el club protagonizó un acto eleccionario de resultado tan ajustado como increíble, con la victoria de Daniel Alberto Passarella por apenas seis votos respecto de quien le peleó hasta el final, Rodolfo D’’Onofrio, en su primer intento de llegar a la conducción del Millonario.

Los comicios se realizaron el 5 de diciembre de 2009, y el electo sucedió a José María Aguilar, quien había transcurrido ocho años al frente del club, con resultados poco felices desde lo deportivo, agravados por los títulos logrados en esos años por Boca Juniors a nivel internacional, pero sobre todo con una desastrosa gestión económica e institucional.

Aguilar dejó el club con un pasivo superior a los 41 millones de pesos, pases de jugadores en manos de empresarios y un galopante crecimiento del poder de la barra brava.

Los cinco candidatos presidenciales en los comicios de 2009, en una producción de Clarín.

Los cinco candidatos presidenciales en los comicios de 2009, en una producción de Clarín.

Al promediar su segundo período de gobierno, sucedió en febrero 2007 la batalla de los quinchos, en la que se conoció la interna para dirimir el manejo de la hinchada con el choque de las facciones lideradas por los hermanos Alan y William Schlenker de un lado, y Adrián Rousseau y Gonzalo Acro del otro. Poco después, Acro fue asesinado en el barrio de Villa Urquiza.

Passarella ganó en una elección increíble

Cinco listas se presentaron en las elecciones de 2009. Fue justo en la mitad del tránsito de River a la Primera B Nacional porque el descenso se determinó por el promedio de las últimas tres temporadas, entre agosto de 2009 y junio de 2011.

Passarella se había lanzado a la arena política después de haber terminado en 2007 su carrera como técnico, también en River. Junto con él estaba Diego Turnes.

Rodolfo D’Onofrio, en tanto, llegaba acompañado en la fórmula por Hugo Santilli, viejo dirigente del club que había presidido el club en los años dorados de la década del 80, cuando ganó su primera Copa Libertadores y la Intercontinental.

El color que se vio en la asunción de Passarella como presidente.

El color que se vio en la asunción de Passarella como presidente.

El Kaiser se aseguró presidir el Millonario por cuatro años al alcanzar el 37,19% de los votos contra 37,15% de D’Onofrio. Tercero fue Antonio Caselli, con 19,4%; cuarto se ubicó Daniel Kiper, 3,14%; y quinto fue Mariano Mera Figueroa con el 3,03%.

Sobre un total de 14.246 sufragios -el número más alto de votantes en las últimas tres elecciones- Passarella cosechó 5.298 contra 5.292 del binomio D’Onofrio-Santilli.

Las casualidades marcaron que el flamante presidente se impuso por seis votos, justo el número que lo identificó durante toda la trayectoria en el elenco Millonario.

“Se hizo justicia. La gente vino a votar en forma masiva porque quiere un cambio, y se dieron cuenta que ese cambio somos nosotros. Esto fue Passarella contra el imperio, contra (Enzo) Francéscoli, (Norberto) Alonso, D’Onofrio, (José María) Aguilar, (Mario) Israel… Basta, perdieron muchachos”, precisó el ganador en declaraciones formuladas a la prensa.

Rodolfo D'Onofrio fue electo presidente en 2013, con Jorge Brito y Matías Patanian como compañeros de fórmula.

Rodolfo D’Onofrio fue electo presidente en 2013, con Jorge Brito y Matías Patanian como compañeros de fórmula.

El conteo final fue dramático. Mientras Marcelo Araujo aseguraba en conversación telefónica con Canal 7 que Passarella había ganado por un voto, las cifras oficiales finales daban la ventaja a D’Onofrio por sólo dos sufragios.

En el primer recuento, el ex defensor había perdido por apenas dos sufragios, pero pidió un nuevo recuento debido a que ocho votos fueron impugnados.

En ese sentido, las boletas habían sido mal impresas: decía que el candidato de la lista 6 era “Frassarella” y hubo gente que no advirtió este error y la colocó en el sobre.

Ante los reclamos del Kaiser se volvieron a contar los votos por la Junta electoral del club y ahí si quedó establecido que el ex zaguero debía ser el nuevo presidente de River.

Passarella resistió la crisis institucional que generó el descenso y llegó al final de su mandato y con el equipo nuevamente en Primera División.

En las elecciones del 15 de diciembre de 2013, D’Onofrio logró lo que seis votos le habían impedido cuatro años antes. Con el 55,8% de los sufragios y una diferencia de 21,1 puntos por encima de Antonio Caselli, se convirtió en el 24° presidente en la historia de River.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba