Internacionales

Las cigarras “invaden” el avión de los periodistas que viajan con Joe Biden y los demora siete horas

Washington, la capital del país más poderoso del mundo está invadida desde hace semanas por unos pequeños seres vivos que son una pesadilla para la vida cotidiana.

Cientos de millones de cigarras no dejan dormir a los habitantes con su ruido ensordecedor, molestan con su pegoteo en la ropa, en la cara y en el pelo. Y ahora los bichos han llegado al colmo de hacer frenar un avión repleto de periodistas que viajaba desde Washington al Reino Unido a cubrir la gira del presidente Joe Biden.

Un aluvión de cigarras (o chicharras) causó la demora de la partida por unas 7 horas del avión de los periodistas que iban a acompañar al jefe de la Casa Blanca a su primer viaje al exterior, el martes por la noche.

Aparentemente, los insectos se metieron en las turbinas de la aeronave y obligaron a cambiar la máquina que trasladaba a la prensa que viajaba un día antes que el presidente rumbo a Gran Bretaña para una cumbre con líderes del G7.

El presidente de Estados Unidos. Joe Biden, tuvo que espantar una cigarra que se posó en la nuca, antes de viajar a Gran Bretaña para la cumbre del G7. Foto: AP

El presidente de Estados Unidos. Joe Biden, tuvo que espantar una cigarra que se posó en la nuca, antes de viajar a Gran Bretaña para la cumbre del G7. Foto: AP

En la nuca del presidente

Biden partió este miércoles y también sufrió el embate de una cigarra, al pie del Air Force One.

El presidente tuvo que espantar un bicho que se había posado en su nuca cuando conversaba con el oficial de la Fuerza Aérea que lo recibió en la base Andrews para su vuelo.

“Cuidado con las cigarras”, dijo Biden a los periodistas que observaban la escena. “Tuve una. Me tuvo a mí”, rió.

El lunes el avión que llevaba a la vicepresidenta Kamala Harris desde Washington a Guatemala tuvo que regresar luego de media hora por un “desperfecto técnico” en una turbina, aunque no se informó que las cigarras tuvieran que ver con el hecho.

cigarra-periodica

Molestas y longevas

Washington es una de varias zonas del país atacadas por enjambres de cigarras que han salido luego de 17 años bajo la tierra y que además de hacer su característico ruido ensordecedor (equivalente a tener una máquina de cortar pasto encendida todo el día) tienden a lanzarse en picada sobre vehículos en movimiento y peatones desprevenidos.

La invasión de cigarras es un raro fenómeno biológico natural que ocurre cada 17 años, con más de 2 millones de insectos por hectáreas, no solo en Washington sino más de 15 estados de la costa Este de Estados Unidos.

No se trata de cualquier cigarra, porque hay muchas variedades. Esta es la llamada “cigarra periódica Brood X”, que es el insecto que más tiempo vive en los Estados Unidos: su aparición cada 17 años está en su genética y la causa exacta es incierta. Miden entre 2 y 5 cm y tienen ojos rojos, saltones.

Los enjambres de cigarras, una invasión en Washington. Foto: AFP

Los enjambres de cigarras, una invasión en Washington. Foto: AFP

Después de casi 17 años bajo tierra, las cigarras inmaduras emergen del suelo y luego las ninfas de color marrón se arrastran por una superficie vertical (postes, cercas, troncos de árboles, revestimiento de la casa, etc.), donde mudarán de piel y se convertirán en adultos.

Pocos días después de emerger, los machos adultos comienzan a “cantar” (produciendo sonidos fuertes) para atraer a las hembras para el apareamiento.

Luego del apareamiento, las hembras ponen huevos en pequeñas ramitas y los adultos mueren.

Seis a 10 semanas después, los huevos eclosionan, pequeñas ninfas caen de las ramas y cavan el suelo unos 10 a 15 centímetros y allí quedan alimentándose de las raíces de los árboles por 17 años hasta que el ciclo vuelve a comenzar.

Las cigarras no muerden ni pican, por lo que no representan ningún peligro para los seres humanos o los animales, pero para muchos pueden resultar muy molestas.

Washington, corresponsal


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba