Deportes

Las causas que llevaron a Guardiola y al City a bajarse de la pelea por contratar a Messi


El futuro de Lionel Messi genera una incertidumbre que tiene en vela a todo el mundo del fútbol. La mera posibilidad de que el diez deje el Barcelona a casi 17 años años de su debut tiene a los clubes grandes de Europa en una guerra fría por fichar al argentino.

Aunque los rumores apuntaban más al PSG o a la Juventus, el City y el Inter también se anotaron en la fila de ofertas para seducir al argentino. Incluso, en su momento los ciudadanos parecían picar en punta, debido a la relación de Messi con el entrenador, Pep Guardiola, quién dirigió a Leo en uno de los grandes momentos de su carrera.

Pese a eso el Manchester City tomó la decisión de bajarse de la carrera y no presentar ninguna oferta por el actual capitán del Barsa.

¿Las razones? Según el diario Sport, existe una gran posibilidad de que Joan Laporta convenzan a Messi de quedarse en el club que lo formó. Con el asesoramiento de Guardiola, los directivos del City entendieron que hay poco que hacer contra esa historia de amor, por lo que las negociaciones serían una pérdida de tiempo con un final poco feliz.

Por esa causa, la decisión final del City es la de apuntar hacia otros destinos. Claro que todo podría cambiar con un guiño del propio diez, quien ya estaría en la condiciones de negociar con otros clubes e irse en libertad de acción al final de la temporada.

Con Leo lejos de sus prioridades y el Kun Agüero afuera del club, el City busca reforzar su delantera con un jugador top. ¿Quienes estan en lista? Harry Kane (Tottenham), Romelu Lukaku (Inter de Milán) y Erling Haaland (Borussia Dortmund), el futbolista que también quiere el blaugrana para retener a Messi y formar un equipo competitivo.

Los indicios de un nuevo capítulo en el romance entre Messi y el Barsa son cada vez más evidentes. Pero el túnel es largo y la luz recién se empezará a ver en junio, cuando terminen las competencias. Allí se verá quién seduce a la figura más buscada del mercado. Eso sí, para lograrlo habrá que tener una billetera muy gorda. O quizá todos se defina por una cuestión de sentimientos.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba