Economía

La señal que dio el gobierno para comenzar a corregir el subsidio del supergás

[ad_1]

Este mes el Poder Ejecutivo resolvió mantener congelados los precios de las naftas y el gasoil. También se mantuvo sin cambios por cuarto mes consecutivo la tarifa del supergás envasado que es utilizado mayormente en los hogares para cocinar y calefaccionar. Sin embargo hubo aumento en el precio del supergás a granel. En la práctica se puede leer como una primera señal en dirección a corregir el subsidio generalizado que está vigente, y que en Ancap sostienen “se está haciendo inmanejable”, según su presidente Alejandro Stipanicic.

Hasta setiembre el precio de venta al público del supergás a granel era de $ 58,53 por kilo, y en octubre subió un 17% y pasó a valer $ 68,53 por kilo. En tanto, el ingreso neto de Ancap por este producto pasó de $ 24,19 a $ 32,09 por kilo. Esta modalidad a granel representa el 20% de la demanda de GLP en Uruguay, y es utilizado en distintos rubros, desde hoteles, restaurantes y hospitales, hasta la industria cerealera y las avícolas, entre otros grandes clientes. Incluso hay hogares que lo usan para calefaccionar sus piscinas, había dicho tiempo atrás a El Observador el vicepresidente de Ancap, Diego Durand.

En la actualidad, el precio Paridad de Importación (PPI) del supergás que marca la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea)  es de $ 70,8 por kg, según el último informe.

Ancap.

En el caso del supergás envasado (garrafas) que es el que tiene mayor demanda, Ancap recibe $ 12,6 por ese combustible que el público paga hoy a $ 56,16 por kg.  Esa diferencia (subsidio) de $ 58,2 por kg cuesta unos US$ 100 millones por año, que Ancap debe cubrir con sobreprecios sobre otros combustibles (gasoil y naftas básicamente). Y el margen de distribución promedio y envasado del GLP es de $ 32,95 por kg (hoy el 59% del precio). El supergás también paga un 18% de IVA ($ 10,13 por kg).

Ancap.

El subsidio cruzado que tiene la tarifa de este energético está bajo la lupa hace ya tiempo, y es un punto que volvió a estar encima de la mesa en los últimos meses.  En el gobierno se está estudiando la posibilidad de modificar el subsidio general y focalizarlo en las familias de menores recursos. Hoy el beneficio alcanzas a todos los sectores sociales y a todos los usos.

Según Stipanicic, una primera respuesta está en los precios de octubre. “No subió nada, pero el supergás a granel subió unos $ 10 IVA incluido. Eso muestra que parte del subsidio se está empezando a reducir. Es un aumento de $ 10 por kilo”, dijo a El Observador.

¿La idea es seguir todos los meses corrigiendo ese precio? “Por lo menos en el supergás a granel. En el supergás envasado hay que esperar a que termine el invierno para hacer algún tipo de ajuste, pero cualquier ajuste va a ser ínfimo si no tocamos el tema  del subsidio. Ahí hay que trabajar mucho todavía en el gobierno para alinear todos los patitos y que digan: ‘vamos realmente a hacer un subsidio a la demanda’. En vez de subsidiar el producto subsidiemos a la parte de la demanda que realmente lo necesite”, planteó Stipanicic.



[ad_2]
Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba