Deportes

la segunda generación copa el fútbol argentino

La pasión por el fútbol argentino llega impresa en el código genético. Está en el ADN. Y la sangre sangre tira. Tanto, que actualmente vemos cómo las canchas nacionales se van poblando con los hijos de varias leyendas del fútbol argentino. Sí, los pibes deciden cargar con el estigma de ser “el hijo de…” y tomar el mismo rumbo que sus progenitores. Y hay que decirlo: mal no les va. 

El buen juego de Banfield dirigido por Javier Sanguinetti ya dejó de ser una sorpresa y pasó a ser una realidad. Una de sus principales figuras, es el juvenil Giuliano Galoppo, hijo de Marcelino Galoppo, defensor cordobés que vistió las camisetas de Platense, Quilmes, Chacarita, Huracán de Corrientes, Atlético Tucumán, entre otros. A su vez, tuvo un paso por por el Dundee de Escocia donde enfrentó a jugadores de la talla de Giovanni van Bronckhorst.

Además de Giuliano, el Taladro tiene en su plantel a Ramiro Enrique, hijo del campeón del mundo en México 1986, Héctor y por último a Juan Manuel Cruz, hijo del goleador que supo brillar en Europa y que estuvo presente en el Mundial de Alemania 2006.

Ramiro y Héctor Enrique, en Banfield

Ramiro y Héctor Enrique, en Banfield

En Estudiantes de La Plata, Deian Verón, hijo de Juan Sebastián, hizo su debut en el triunfo del Pincha 5-0 contra Arsenal en la cuarta fecha del torneo actual. Al finalizar el partido, mediocampista que utiliza en su espalda la mítica número 11 declaró: ”Debutar es una emoción enorme. Ahora es una nueva historia, que pueda dejar el apellido en lo más alto. La dinastía sigue”.

Y agregó sobre su padre y abuelo: ”Ninguno de los dos se metió. Me dejaron hacer lo que quería. Me ayudó mucho mi viejo, acompañándome en el día a día”.

Deian Verón, esperando su chance.
foto MARCELO CARROLL

Deian Verón, esperando su chance.
foto MARCELO CARROLL

Si de nombres importantes se trata, el defensor de Defensa y Justicia, Nahuel Gallardo no puede faltar. El hijo de Marcelo hizo su estreno en el fútbol profesional nada menos que con su padre como entrenador en la derrota 4-0 frente a Talleres en 2017. ”Me voy contento por el debut, pero no me voy contento del todo porque quería que ganara mi equipo. Me voy triste”, comentó.

Cuando abandonó el Millonario contó los detalles del vínculo con su papá a TyC Sports: “Era raro pero yo nunca lo sentí mal. Los chicos del plantel siempre me hicieron sentir uno más. Para mí no tuvo ni pros ni contras ser el hijo de tal. La relación dentro del club era y es técnico y jugador, normal”.  

Otro caso de un jugador que además de tener a un padre futbolista, es su director técnico, es Mateo Pellegrino, hijo de Mauricio, el estratega de Vélez Sarsfield pero con la diferencia que Mateo se encarga de convertir los goles y no evitarlos como hacía su papá en la defensa del Fortín.

Pellegrino Mauricio y Mateo

Pellegrino Mauricio y Mateo

”Me siento tranquilo porque se que estoy donde estoy por mérito propio. Voy a seguir haciendo lo mio y trabajando para que él me tenga en cuenta en algún momento. Tuvimos una charla en la cual dejamos las cosas claras. Aunque sea muy difícil porque hay un cariño de padre a hijo que no se va a perder nunca, él va a trabajar de forma profesional y yo también, esa es la idea”, aclaró el juvenil en TyC Sports. 

Asimismo, Florián Monzón, hijo de Pedro, compite con Pellegrino por un lugar en la delantera del equipo de Liniers, aunque Florián ya debutó y hasta convirtió su primer gol contra Rosario Central por la Copa Diego Maradona. Su padre con pasado en la Selección Argentina es el actual ayudante de campo en Independiente de Julio César Falcioni y se enfrentaron por la Copa de la Liga Profesional. 

Un caso que no dejó dudas que la pasión por el futbol fue heredada tiene que ver con los Mac Allister. Con Alexis jugando en la Premier League para el Brighton, Francis en Talleres y Kevin que luego de su fugaz paso por Boca Juniors volvió a Argentinos, el club que los vio nacer así como a Carlos.

Los Mac Allister. 
- FTP CLARIN MRQ_4258.jpg Z Quinteros

Los Mac Allister.
– FTP CLARIN MRQ_4258.jpg Z Quinteros

El Colorado, expresó la manera en que ve a sus hijos en una entrevista para Infobae: ”Yo hablo mucho con ellos pero los hijos (ni ningún chico de este tiempo) son a control remoto. Ellos tienen sus propios problemas y fracasos. Yo les digo siempre: el fútbol es un deporte en el que dos días dejás de hacer lo que tenés que hacer, viene otro en tu lugar y ya no lo recuperás más y caer en el pozo es muy difícil. Hay que ser el primero en llegar, el último en irse, hay que entrenarse y comer bien. El fútbol profesional no es para relajarse. Cuando sacaste el botín del casillero, el otro los pone”. 

Otro ejemplo es el de Joel Soñora, hijo de Diego, que hizo inferiores tanto en Boca como en Stuttgart y jugó el Mundial Sub-20 para Estados Unidos. Ahora en Talleres, Joel le marcó al Xeneize en La Bombonera y en su festejo se acercó al banderín y le dio un beso a los colores que vistió su papá. 

Joel Soñora, festeja el gol de Talleres que vencio 1 a 0 a Boca Juniors en la Bombonera, en un partido correspondiente a la Copa Liga Profesional 2020. Foto: Fernando Gens/Pool ARGRA

Joel Soñora, festeja el gol de Talleres que vencio 1 a 0 a Boca Juniors en la Bombonera, en un partido correspondiente a la Copa Liga Profesional 2020. Foto: Fernando Gens/Pool ARGRA

Por último, el padre del jugador de Sarmiento de Junín Sebastián Rincón, es el colombiano Freddy Rincón, uno de los autores de la recordada goleada de la Selección de Colombia a la Argentina en el Monumental por 5-0 por la clasificación al Mundial de Estados Unidos. Sebastián lleva un largo recorrido en el fútbol argentino pasando por Tigre y Aldosivi. 

Muchas veces se habló del peso que significa ser el hijo de un famoso. Mucho más, si el hijo en cuestión decide seguir los pasos de sus progenitores. Pero la pasión por el fútbol lo puede todo; tanto, que estos pibes se animaron a cargar con el estigma de ser el ”hijo de”… y lo bien que lo llevan.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba