Internacionales

la foto en prisión de Ghislaine Maxwell, la exnovia de Jeffrey Epstein

Nada de esa vida de lujo y perversiones queda en el rostro de la ex socialite británica y ex novia del pedófilo Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, hoy en prisión acusada de de ayudar a su pareja a reclutar y abusar sexualmente de niñas.. Una foto difundida este viernes de ella tras las rejas la revela demacrada, envejecida y con un golpe en el ojo.

Sus abogados publicaron la foto que parece mostrar hematomas debajo del ojo izquierdo.

Maxwell dio una explicación inverosímil sobre el moretón. Explicó a sus abogados que el hematoma podría deberse a que ella se protege los ojos de las luces de los guardias que revisan su estado cada 15 minutos.

Ghislaine Maxwell, la "socialité" británica, demacrada y con un golpe en el ojo. Foto: Reuters

Ghislaine Maxwell, la “socialité” británica, demacrada y con un golpe en el ojo. Foto: Reuters

Maxwell está acusada de ayudar al pedófilo convicto Jeffrey Epstein a reclutar y abusar sexualmente de niñas.

Ella ha negado todos los cargos y acusaciones en su contra.

Sus abogados se han quejado repetidamente de las condiciones de su encarcelamiento y han presentado varias solicitudes de libertad bajo fianza, que hasta ahora han sido denegadas.

La mujer de 59 años ha estado tras las rejas en Nueva York desde el verano (boreal) pasado, esperando su juicio previsto para el 12 de julio. Esta es la primera foto de ella publicada en ese tiempo.

Ghislaine Maxwell durante una audiencia en un tribunal de Manhattan. Foto: AP

Ghislaine Maxwell durante una audiencia en un tribunal de Manhattan. Foto: AP

Epstein se suicidó en 2019 cuando estaba en una prisión de Nueva York a la espera de su juicio.

Maxwell enfrenta ahora seis cargos, incluidos conspiración para tráfico sexual y tráfico sexual de un menor.

Los supuestos crímenes ocurrieron entre 1994 y 2004, e involucran a cuatro mujeres, dos de las cuales tenían apenas 14 años cuando fueron abusadas sexualmente.

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell. (Foto: Netflix)

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell. (Foto: Netflix)

Los cargos son más fuertes que los anteriores, que hablaban de “incitación” y “transporte” de menores a otros estados del país para cometer actos sexuales ilegales.

Ghislaine es la hija del difunto magnate de la prensa británica Robert Maxwell niega todas las acusaciones en su contra. Su juicio debe comenzar el 12 de julio, aunque su equipo legal pide más tiempo para prepararse.

La imputación expone que la mujer “asistió, facilitó y contribuyó al abuso de niñas menores por parte de Jeffrey Epstein al, entre otras cosas, ayudarle a captarlas, prepararlas y en última instancia abusarlas, sabiendo tanto Maxwell como Epstein que tenían menos de 18 años”, y con edades tan jóvenes como 14 años.

Si es hallada culpable, puede ser condenada a cadena perpetua.

Ghislaine durante el funeral de su padre Robert Maxwell. Foto: AFP

Ghislaine durante el funeral de su padre Robert Maxwell. Foto: AFP

Maxwell terminó sentada en el banquillo de los acusados tras un año de estar prófuga. Fue detenida a mediados de 2020, en en Bedford, el estado de New Hamsphire.

Maxwell nació en París y en la cuna provista por su padre, un multimillonario británico de los medios que también apareció muerto en su yate en el medio del océano, sumergido en un mar de deudas y dudas sobre su deceso.

De la high class al agujero negro

Educada en Oxford, toda su vida estuvo rodeada de celebridades y miembros de la realeza europea y los altos círculos de Nueva York le dieron la bienvenida cuando ella se trasladó a la ciudad. Asidua concurrente de las galas más top, ella se movía con facilidad en ese ambiente donde es difícil ingresar.

Epstein, en cambio, era hijo de un empleado municipal de Brooklyn y apenas había terminado el secundario. Su carrera ascendente empezó en una financiera y terminó convirtiéndose en un mago de las finanzas para clientes poderosos. Pero le faltaba el roce social que Maxwell le brindó desde que comenzó a estar con él.

Ghislaine Maxwell, en 2013. Foto: AFP

Ghislaine Maxwell, en 2013. Foto: AFP

Los fiscales la acusan de hacerse amiga de jovencitas llevándolas de compras y al cine, y de convencerlas luego de darle masajes sexuales a Epstein, durante los cuales éste perpetraba actos sexuales.

Los fiscales dicen que Maxwell a veces participaba en los presuntos abusos, que tuvieron lugar en su casa de Londres y en propiedades de Epstein en Manhattan, Palm Beach y Nuevo México.

Maxwell también ha sido inculpada de dos cargos de obstrucción de la justicia, que serán juzgados luego de su proceso por crímenes sexuales, por un testimonio que dio en 2016 en un caso de difamación presentado en su contra por una acusadora de Epstein, Virginia Giuffre.

La propiedad donde Ghislaine Maxwell fue detenida. Foto: Reuters

La propiedad donde Ghislaine Maxwell fue detenida. Foto: Reuters

El juez ha negado a Maxwell fianza tres veces desde su arresto en julio pasado. La acusada se ha quejado repetidamente de la suciedad en la prisión de Brooklyn donde está detenida.

“No es suicida. No debería ser tratada así”, dijo uno de sus abogados, David Markus. Y este viernes difundió la foto de una mujer golpeada.

Redacción Clarín


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba