Internacionales

la extraña enfermedad que afecta a diplomáticos de EE.UU. y preocupa a Joe Biden


Una extraña enfermedad alerta a la Casa Blanca y a sus funcionarios alrededor del mundo: el Síndrome La Habana.

Se trata de misteriosos ataques que se registraron por primera vez en la sede consular de Washington en Cuba y preocupan al presidente Joe Biden, quien impulsa una ley para asistir financieramente a las víctimas

Las alarmas se encendieron en noviembre de 2020, cuando un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional se sintió repentinamente mal mientras caminaba por un parque cercano a la Casa Blanca.

Una incomodidad similar había sufrido una empleada del Ejecutivo mientras paseaba a su perro por los suburbios de Washington.

El Pentágono, la CIA y el FBI se negaron a comentar sobre estos incidentes y las investigaciones iniciadas desde entonces. Sin embargo, según CNN, estos dos casos se consideran posibles ataques acústicos similares a los que afectaron a diplomáticos estadounidenses y agentes de la CIA que trabajaron en Cuba entre 2016 y 2018.

Las víctimas de esos extraños episodios reportaron síntomas como vértigo, náuseas y fuertes migrañas. Aún no está claro qué forma tuvieron esos ataques acústicos que los habrían afectado, aunque los científicos estadounidenses creen que que lo más probable es que sea causado por radiación directa de microondas.

A pesar del silencio de radio por el que optaron las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia, la administración Biden decidió tomar cartas en el asunto.

El presidente estadounidense firmó este viernes un programa de ayuda financiera para quienes padecen el Síndrome La Habana. Según se investigó, las víctimas sufren daños cerebrales

«Funcionarios, agentes de inteligencia, diplomáticos y personal militar de todo el mundo se han visto afectados por incidentes sanitarios anómalos. Algunos están luchando con lesiones cerebrales debilitantes que han restringido sus carreras de servicio a nuestra nación», explicó Biden a través de un comunicado.

La senadora republicana Susan Collins, principal autora de la ley que, informó que el Síndrome de La Habana ya afectó a más de 40 miembros del personal estadounidense en Cuba desde 2016 y a docenas más en otros lugares, incluyendo algunos en suelo estadounidense.

«Para esas víctimas, la Ley de La Habana garantizará que reciban el apoyo financiero y médico que merecen. También afirma nuestro compromiso de asegurarnos de que nuestro gobierno encuentre a los responsables», destacó la senadora.

Los extraños episodios no se limitan al suelo cubano. Un miembro del equipo del director de la CIA, William Burns, tuvo síntomas similares en la India este mes, durante un viaje allí del jefe de inteligencia.

En las últimas horas, la Policía alemana inició una investigación luego de que dos funcionarios de la embajada estadounidenses en Berlín reportaran también síntomas compatibles con el Síndrome de La Habana.

Esos casos se suman a más de 10 registrados entre los empleados de la sede diplomática de Viena, capital de Austria.

Con información de agencias

LM


Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba