Deportes

La Conmebol justificó la Copa América en Brasil con una inoportuna guía de “mentiras” y “mitos”

En medio de la fuerte polémica que despertó el traslado de la Copa América a Brasil, tras las bajas de Argentina y Colombia, las sedes originales, la Conmebol emitió hoy un comunicado en el que defiende su decisión.

Lo insólito del caso es que en el texto se destacó que “Brasil se encuentra hoy (por este miércoles) con tasas de contagio por debajo de la media sudamericana”, justo instantes después de que se revelaran las cifras del día en el que el país tuvo su segundo peor registro de casos desde el inicio de la pandemia.

En una especie de guía sobre “verdades” y “mitos/mentiras”, la entidad le respondió así a la afirmación de que “Brasil es el peor lugar del continente para jugar”, y se señala que “está en mejores condiciones que Argentina o Colombia, países que iban a albergar inicialmente el torneo”. Una comparación, que suena a poco.

Con 95.601 nuevos contagios de Covid-19, la segunda cifra más alta desde que llegó el virus, y 2.507 muertes en el día, más allá de que no sea “el peor lugar”, el planteo correcto es si debería jugarse el torneo en ese contexto, con la consecuente exposición tanto para los protagonistas como de todos los involucrados en la organización.

La segunda ola de contagios atraviesa Sudamérica de punta a punta, pero Brasil, que acumula 16.720.081 casos confirmados y 467.706 fallecidos, es el segundo país con más víctimas fatales a nivel mundial (detrás de Estados Unidos) y el tercero en cuanto a infectados (por debajo de Estados Unidos e India).

En ese mismo sentido se manifestó durante el mediodía del miércoles Lionel Scaloni, entrenador del seleccionado argentino: “Se decidió que no se hiciera (en Argentina) por un tema lógico de salud. Y resulta que ahora nos vamos a Brasil. Con eso está todo dicho. Brasil está igual o peor, o un poquito mejor que Argentina“.

La mayoría de los entrenadores de los equipos que participarán del torneo manifestaron sus inquietudes. Martín Lasarte, director técnico de Chile, también expresó sus temores.

“Lo he dicho antes, pero ahora pasa con esto de Brasil. A cualquiera le puede pasar y podemos ser nosotros. No es lo mismo que se contagie un futbolista de 25 años a que lo haga un miembro del staff de mayor edad. Me parece un riesgo enorme, la salud está primero por lejos”, indicó.

El comunicado de Conmebol justificando la realización de la Copa América en Brasil

El comunicado de Conmebol justificando la realización de la Copa América en Brasil

Conmebol, que mantiene su postura hasta las últimas consecuencias, también resaltó que “Brasil está entre los tres países con mayor porcentaje de población vacunada en el continente, por debajo de Chile y Uruguay” y que “las ciudades elegidas como sede se encuentran entre las que tienen menor incidencia de la enfermedad”.

Si bien es cierto que el gobierno conducido por Jair Bolsonaro ha distribuido 100 millones de dosis en un país con 212 millones de habitantes, las cifras diarias de contagios siguen siendo muy altas.

El presidente del país vecino habló en la noche del miércoles a través de una cadena nacional que fue respondida con cacerolazos de repudio. En su mensaje a la población, se enorgulleció por la organización de la Copa y por la recuperación de la economía.

“Siguiendo el mismo protocolo (sanitario) de la Copa Libertadores y de las Eliminatorias de la Copa del Mundo, aceptamos la realización de la Copa América”, expresó.

Lo que olvidó decir es que a pesar de esos protocolos y los corredores sanitarios impuestos por Conmebol y cada país, abundaron los contagios entre los planteles que tuvieron que viajar para competir, incluso en equipos que visitaron Brasil.

El comunicado de la casa madre del fútbol sudamericano asegura que su protocolo ha arrojado hasta el momento más de un 99% de efectividad. Discutible, teniendo en cuenta que solo en el plantel de River Plate hubo más de 20 contagiados por un solo viaje a Colombia.

Los propios especialistas locales contradicen la idea de que la sede escogida es un escenario seguro. El coordinador de Vigilancia en Salud y Laboratorios de Referencia de Fiocruz, Rivaldo Venâncio, fue contundente en una audiencia en la Cámara de Diputados del martes.

“Estamos en medio de un gran y grave problema: las variantes tienden a propagarse por el país. Es muy probable que, de aquí a algunos meses, la variante Delta esté presente en todo el territorio nacional y surjan otras variantes”, advirtió.

Alejandro Domínguez y Alberto Fernández, cuando Argentina todavía era sede

Alejandro Domínguez y Alberto Fernández, cuando Argentina todavía era sede

“Capricho” sin argumentos

Otro de los puntos que intentó refutar la Conmebol en su comunicado es que “hacer un torneo ahora es un capricho“.

La Confederación con sede en Paraguay argumentó que “se hicieron grandes esfuerzos para acomodar el calendario de competiciones y lograr la coincidencia entre la Copa América y la Eurocopa”, y que uno de los principales objetivos de ello “es que también coincidan las vacaciones de los jugadores y minimizar así su desgaste físico y mental“,

Por un lado, si el certamen no se disputara, los futbolistas tendrían más descanso.

Por el otro, son los mismos protagonistas los que expresan a diario su preocupación por verse expuestos a una competencia que queda totalmente fuera de contexto en la situación que vive el continente. Desde ese punto de vista, el desgaste mental no parece ser un factor de importancia para los directivos.

“Si está complicado en Brasil, no se puede jugar“, consideró Sergio Agüero al arribar a Argentina para sumarse al seleccionado, pero no fue el único referente que opinó de esa manera en estos días.

Edinson Cavani, referente de Uruguay, cuestionó: “Los jugadores no tenemos ni voz ni voto, no tenemos peso en ciertas cosas. Hoy somos los que tenemos que ir a poner la cara para tratar de darle una alegría a la gente que está encerrada. Hay un montón de actividades que no están funcionando y ahí estamos nosotros”.

Según se expresó en la publicación de este miércoles, la Copa América no es un torneo que “se hace solo por la plata“, sino “con la finalidad de llegar con equipos con rodaje, competitivos y afinados a la Copa del Mundo 2022”.

Es más, Conmebol asegura que sufrirá “pérdidas económicas”. Seguramente por eso a cada país con el que negoció para llevar la Copa le pidió ser eximido de impuestos.

Se destaca que “desde el inicio de la pandemia, Conmebol organizó cerca de 500 partidos, el 20% de ellos en Brasil, y no hubo nada que lamentar“.

Probablemente, la familia del chofer del micro de River que se contagió al trasladar al plantel a la vuelta de un viaje a Colombia y luego murió, no piense de la misma manera.

“La realización de este torneo suscitó una inexplicable y muy subjetiva oposición, apoyada en prejuicios y no en datos reales”, concluye una Confederación Sudamericana de Fútbol que tal vez en su realidad paralela no viva una pandemia.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol

La República Conmebol juega con sus reglas

En Sudamérica, el deporte más popular de todos tiene reglas propias, que superan a las leyes y disposiciones de cualquier país.

No hay fronteras cerradas para la pelota. Las delegaciones viajan libremente, las comitivas no son obligadas a aislarse al regresar a sus países y se juega en lugares que están viviendo una extrema tensión social, como sucedió en Colombia, incluso si hay que parar un partido siete veces porque los gases lacrimógenos de afuera del estadio invaden el campo de juego.

Tampoco existe el término “contacto estrecho”. En ese mundo paralelo, dos personas que conviven en el día a día dentro de un plantel con quince que se contagiaron el uno al otro, no son considerados contacto estrecho. La única diferencia con los infectados, es que tuvieron la suerte de no contagiarse.

Para el fútbol, la normalidad, aunque no nueva sino de siempre, es que se juegue a cualquier precio.

DB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba