Tecnología

la conducción automática de autos Tesla

Tres hombres entonados por el alcohol, con latas de cerveza en mano, van en un Tesla que avanza a 100 kilómetros por hora por la autopista. En el asiento del conductor, nadie. 

Compartido en la red social Tik Tok en septiembre de 2020, el video titulado “Tesla fue el conductor designado de la noche” se ha compartido más de 100.000 veces y casi dos millones de usuarios de internet le han puesto “me gusta”. 

Muchos videos del mismo estilo circulan en las redes sociales mostrando lo fácil que es conducir un Tesla equipado con un sistema de asistencia al conductor sin necesidad de ponerse al volante. Sin embargo, la práctica es ilegal y enérgicamente desaconsejada por el fabricante de estos automóviles, que recuerda en su sitio web que “la atención completa del conductor y las manos en el volante” son necesarias en todo momento. 

Para evitar los abusos, el fabricante ha dotado de mecanismos de protección a sus tecnologías de asistencia al conductor Autopilot (que permite adaptar la velocidad del automóvil al tráfico) y Full Self Driving (a través de la que el auto puede aparcar, cambiar de carril y detenerse en el semáforo, sin instrucciones del conductor). El Tesla alerta al automovilista y se detiene si el cinturón de seguridad no está abrochado o si las manos del conductor no están en contacto suficiente con el volante. 

Engañar al vehículo

Las redes sociales están repletas de videos que detallan maneras de “engañar” al vehículo cuando el asistente está activado. 

Asimismo, la asociación de protección al consumidor Consumer Report demostró recientemente que es posible hacer andar un Tesla por sí solo mediante una simple trampa

“Los idiotas siempre seguirán siendo idiotas que busquen engañar al sistema”, protestó Dirty Tesla, presidente del Club de Propietarios de Tesla de Michigan, en un video en su cuenta de YouTube con 55.000 suscriptores. Según él, “no es culpa de Tesla. La compañía puede presentar innovaciones, pero siempre buscarán evadirlas”. 

A pesar de sus frecuentes recordatorios de las reglas, la compañía es presa de su propio doble mensaje. En 2015, Elon Musk dijo que “dentro de dos años estaría disponible un vehículo totalmente autónomo”. En enero de este año, repitió el mismo mensaje asegurando que la autonomía total se volvería “evidente (…) dentro de un año”. 

“Algunos fabricantes son más cuidadosos que otros con la forma en que anuncian”, dijo Andrew Kun, profesor de la Universidad de New Hampshire, especializado en las interacciones entre humanos y tecnología en el vehículo autónomo. “El problema es la confianza excesiva, pensar que el sistema puede hacer más de lo que realmente es capaz de hacer. Por supuesto, ese es el problema de llamarlo ‘piloto automático’ cuando en realidad no lo es”, subrayó.

Tesla publicó en su canal de YouTube un video en el que muestra las capacidades de sus automóviles. Esto es un ejemplo de lo que mencionó Andrew Kun.

Accidentes fatales

Varios accidentes fatales han involucrado a un Tesla, sin que se pueda excluir una responsabilidad del asistente de conducción. 

El 17 de abril, un Tesla se estrelló contra un árbol en las afueras de Houston, Texas, matando a ambos ocupantes del vehículo. En un informe preliminar, la Junta Nacional de Seguridad y Transporte (NTSB) no dejó en claro si había alguien al volante en el momento del choque. 

El 5 de mayo falleció un hombre cerca de Los Ángeles mientras conducía este auto. La policía no pudo decir si el Autopilot estaba activado. No obstante, la prensa estadounidense identificó como su cuenta de Instagram, donde había un video del treintañero entusiasmado por la comodidad de conducir sin manos gracias al Autopilot. 

A pesar de los miles de millones de dólares en investigación y desarrollo durante años, hasta la fecha no existe ningún vehículo autónomo. Tesla se encuentra en la categoría 2 de la escala de autonomía establecida por la organización profesional Sociedad de Ingenieros Automotrices, lejos de la autonomía total. 

Las regulaciones de California prohíben anunciar la autonomía de un vehículo si no lo es, y el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) dijo que “examina” actualmente el caso de Tesla.

Agence France-Presse




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba