Economía

La brecha cambiaria frena llegada de argentinos a Uruguay

Ante condiciones desfavorables en Argentina, operadores prevén que el flujo estará restringido a los turistas de mayor poder adquisitivo.

“De acuerdo a las consultas que vamos teniendo, será una buena temporada. La impresión generalizada en Argentina es que como el peso no tiene valor, hay que gastarlo, por lo que quien tiene una buena posición económica y, además, es propietario en Punta del Este seguirá viajando. La duda es si habrá un cambio en el nivel social de los argentinos que vendrán. Hace algunos años empezaron a veranear en Punta del Este argentinos de clase media, principalmente del interior del país, que no gastaban tanto, y en ese sector seguramente ahora habrá una merma”, dijo Gonzalo Martínez Vargas, CEO de Moebius Consultora Inmobiliaria, una firma con oficinas en Montevideo y Buenos Aires.

Son varios los factores que pondrán un freno a la llegada de argentinos, pero el principal es la desventaja cambiaria. Mientras en lo que va del año el peso uruguayo se revalorizó frente al dólar, en Argentina el tipo de cambio oficial se depreció cerca del 65 por ciento.

Esa devaluación es aún mayor para los gastos de turismo en el exterior. En octubre entró en vigencia un recargo impositivo adicional al llamado “dólar turista”, el tipo de cambio utilizado para la compra de paquetes turísticos y consumos con tarjeta en dólares en el exterior superiores a los U$S 300.

Con eso, el “dólar turista” ya cotiza por encima de los 350 pesos, el doble del valor que tenía en el verano pasado. Esa brecha promete seguir ampliándose: si el Banco Central de la República Argentina (BCRA) mantiene el actual ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial, el “dólar-turista” cruzará en febrero la barrera de los 400 pesos.

Esa devaluación segmentada, dirigida a desalentar el gasto de argentinos en el exterior, amenaza con impactar en el número de turistas que cruzarán a Uruguay en la próxima temporada de verano. Durante el primer trimestre de este año, ingresaron a Uruguay 235.964 argentinos, el 60,2 por ciento del total de visitantes, según datos del Ministerio de Turismo. En ese período, los turistas argentinos gastaron U$S 236 millones.

“No se esperan grandes variaciones con respecto a la temporada pasada al menos en la primera quincena de enero, cuando vienen los argentinos de mayor poder adquisitivo, tanto turistas como propietarios. Hay que tener en cuenta que los argentinos están comprando en Uruguay muchas viviendas, sobre todo las promovidas. En Punta del Este, además, se están instalando muchos argentinos y están funcionando muy bien los arrendamientos por todo el año”, dijo Martínez Vargas.

Más demanda en la costa argentina

La desventaja cambiaria con Uruguay está teniendo impacto en la costa argentina. Un segmento de quienes habitualmente cruzaban el Río de la Plata para pasar sus vacaciones está buscando opciones de alojamiento en ciudades premium, como Pinamar y Cariló.

“Hay más demanda que en otros años. La temporada pasada también fue fuerte, pero esta la superará”, dijo Nicolás Morales, de la inmobiliaria Mones Ruiz, en Pinamar.

En Cariló las expectativas son similares. “Notamos que muchos argentinos que antes iban a Punta del Este, ahora priorizan Cariló. Después de la pandemia, cuando todavía era muy difícil salir al exterior, muchos argentinos eligieron Cariló o Pinamar por decantación como lugares que podían reemplazar a destinos como Punta del Este y ahora los vuelven a elegir ya sea por la situación cambiaria o por los atractivos de estas ciudades en la costa argentina”, dijo Stella Vignau, de Stella Vignau Inmobiliaria Integral, en Cariló.

Fuente: El País

Source link

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior