Internacionales

Jair Bolsonaro descarta una cuarentena en Brasil pese al récord de muertos por coronavirus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, descartó este miércoles imponer un confinamiento en el país, después de que las autoridades sanitarias confirmaran el martes una cifra récord de fallecidos por coronavirus en una jornada, casi 4.200.

“No habrá cierre”, remarcó Bolsonaro durante una visita a la ciudad de Chapecó, en el estado de Santa Catarina.

Así, volvió a defender lo que llamó el “tratamiento precoz” de la enfermedad, con el uso de medicamentos sin eficacia probada contra la enfermedad y que, según la Asociación Médica de Brasil, deberían prohibirse para tratar el Covid-19.

Bolsonaro repitió sus argumentos contra las medidas que restringen la actividad económica para contener los contagios y dijo “lamentar todas las muertes”, sin hacer mención alguna a la marca de 4.195 decesos por Covid registrada este martes en Brasil.

Con ese récord de muertes en 24 horas, el total de fallecidos por covid-19 llegó a casi 337.000, con 13,1 millones de casos, en un momento en que la pandemia está lejos de ser controlada en el país.

En su discurso, el presidente insistió en que así como es preciso “cuidar la salud”, también se deben “salvar los empleos” y enfatizó que, por esa razón, “jamás decretará un confinamiento nacional, como quieren muchos”.

Un cartel que califica a Jair Bolsonaro de "genocida". Crecen las críticas al presidente por su gestión de la pandemia. Foto: REUTERS

Un cartel que califica a Jair Bolsonaro de “genocida”. Crecen las críticas al presidente por su gestión de la pandemia. Foto: REUTERS

También remarcó que no permitirá que las Fuerzas Armadas “vayan a la calle para encerrar a la gente en su casa”.

El mandatario se quejó de las críticas que le llegan a diario de la prensa y del campo científico. “Me dicen genocida”, reclamó el líder de la ultraderecha brasileña, para agregar que “el enemigo no es el presidente”, sino el virus.

“Creo en la ciencia, pero la ciencia muchas veces demora” y una sociedad “no puede quedarse encerrada en casa esperando a que llegue una solución del cielo”, enfatizó.

En ese marco, insistió en que la “política de cerrar todo” ha agravado el desempleo y la situación económica de los más pobres, que “ya no tienen comida en sus heladeras” y empiezan a sufrir de otros problemas, como depresión.

Medicamentos dudosos

El mandatario también reiteró su temor a que prolongar medidas que restringen la actividad económica lleve a “problemas sociales gravísimos” y “explosiones” populares que serían por “necesidad” y no “maldad”, y “deben ser evitadas” combatiendo al virus de forma “rápida”.

En ese sentido, volvió a defender la utilización de medicamentos de eficacia no comprobada frente al Covid-19, como el antipalúdico cloroquina o el antiparasitario ivermectina.

“Yo sufrí covid. Tomé medicamentos, todo el mundo sabe cuáles, y al día siguiente estaba bien”, insistió Bolsonaro, quien subrayó que un médico debe tener “libertad” para recetar o no esos remedios, aún cuando la ciencia no ha demostrado su eficacia.

“Tenemos que tener coraje para decidir” e impedir que muchos caigan en “la depresión, la falta de esperanza y se agraven otras enfermedades”, declaró Bolsonaro, quien en tono de queja afirmó: “Parece que en Brasil sólo tenemos covid”.

El entierro de una víctima del coronavirus, en un cementerio en San Pablo. Foto: AP

El entierro de una víctima del coronavirus, en un cementerio en San Pablo. Foto: AP

Los expertos piden más restricciones

En tanto, un prestigioso instituto de investigación brasileño advirtió que el Covid-19 “permanece en circulación intensa en todo el país” y que sin el “remedio amargo” de las medidas de confinamiento “la pandemia puede permanecer en niveles críticos en abril”.

“Las medidas de bloqueo (lockdown) constituyen un remedio amargo, pero son absolutamente necesarias en momentos de crisis y colapso del sistema de salud como el que actualmente vive el país, a fin de evitar más muertes”, indicó la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), dependiente del Ministerio de Salud, en un Boletín Extraordinario publicado el martes por la noche.

El informe analiza las tendencias de la pandemia durante la semana del 28 de marzo al 3 de abril, cuando se registraron por primera vez días con más de 3.000 muertos. Y antes de que el martes se reportaran más de 4.000 decesos.

Un estadio convertido en hospital para enfermos de coronavirus en la ciudad de Santo André, en Brasil. Foto: DPA

Un estadio convertido en hospital para enfermos de coronavirus en la ciudad de Santo André, en Brasil. Foto: DPA

El Boletín indica que la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) está en “niveles críticos” en 24 de los 27 estados.

Los autores insisten en la necesidad de “acelerar la vacunación”, que tropieza con dificultades de abastecimiento de insumos.

Las otras recetas tienen pocas esperanzas de ser oídas: fortalecer las medidas de aislamiento, de manera coordinada entre los tres poderes y entre el gobierno federal, los estados y los municipios. “Coherencia y convergencia son fundamentales en este momento de crisis”, destacan.

La lucha contra el coronavirus está marcada en Brasil por las controversias entre alcaldes y gobernadores que tratan de imponer medidas de aislamiento social y el presidente Bolsonaro, que las critica alegando que tienen un impacto económico negativo.

“Es esencial en este momento adoptar, o seguir adoptando, medidas urgentes, que apunten a contener las tasas de transmisión y de crecimiento de casos mediante medidas de bloqueo o lockdown”, subraya Fiocruz.

La tasa de propagación “revela que el virus permanece en circulación intensa en todo el país” y el conjunto de indicadores “muestran que la pandemia puede permanecer en niveles críticos a lo largo de abril”, agrega.

Fuente: AFP, EFE y DPA

CB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba