Deportes

Inter sigue imparable y se escapa en la punta de la mano de Lukaku


La última vez que el Inter perdió un partido por la Serie A fue hace tres meses, el 6 de enero, 2-1 ante la Sampdoria. Desde ese momento jugó 13 partidos, ganó 11 y empató dos. En esa racha impresionante se sostiene su llegada a la cima del campeonato y su consolidación en lo más alto, camino a un Scudetto que está cada vez más cerca.

Porque mientras Milan no pasa del empate ante Sampdoria, Juventus no sale de su inesperado bajón y Atalanta apuesta desde atrás, los de Antonio Conte continúan con onda verde.

Y en ese escenario, los puntos se construyen desde una defensa sólida (es el equipo con menos goles recibidos: 26 en 28 partidos) pero principalmente por un ataque contundente (el segundo más goleador con 66 tantos, dos menos que Atalanta). En ese rubro su figura indiscutida es Romelu Lukaku y Lautaro Martínez, complemento perfecto.

Fue el artillero belga el que dejó su sello para el triunfo a domicilio 1-0 ante Bologna, que tuvo desde el arranque al argentino Nicolás Domínguez.

El delantero coronó una gran jugada colectiva del Inter que se culminó con el centro preciso de Alessandro Bastoni desde la izquierda y el cabezazo en el corazón del área de Lukaku que le dobló las manos al arquero Ravaglia.

Fue el grito número 20 del belga en la temporada de Serie A y así se convirtió en el séptimo jugador en la historia del Inter en marcar 20 o más goles en dos temporadas consecutivas (había hecho 23 en la anterior) del torneo local. La lista la integran nada menos que Giuseppe Meazza, Amedeo Amadei, Roberto Boninsegna, Mauro Icardi, Stefano Nyers y Christian Vieri.

Contando todas las competencias, Lukaku suma 60 tantos en 86 partidos. Para tomar dimensión de su gesta alcanza con marcar que Ronaldo, en Inter, metió 59 goles en 99 partidos.

No sufrió el Inter para llevarse los tres puntos. Tampoco estuvo fino para aumentar la cuenta y terminar más tranquilo. El ingreso del chileno Alexis Sánchez por Lautaro le dio aire y tenencia en los minutos finales.

Y así se aferró a un nuevo triunfo, el noveno al hilo, para sacarle ocho puntos de ventaja a su escolta, Milan, y seguir desfilando hacia el Scudetto.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba