Internacionales

identifican a los otros dos argentinos y cae la esperanza de hallar sobrevivientes

Es un hotel clásico sobre la playa de Miami, que en un momento supo albergar a gente feliz de vacaciones, pero ahora solo contiene un desfile de rostros agrietados por el dolor y la angustia.

A medida que pasan las horas, y el rescate entre las ruinas del edificio derrumbado el jueves a la madrugada avanza con lentitud pasmosa, en el Centro de reunificación familiar que se improvisó en el segundo piso del Grand Beach Hotel, crece la frustración y se resquebrajan las esperanzas de encontrar a los desaparecidos que habitaban el Champlain Towers.

Se informó anoche que los rescatistas habían hallado apenas otro cuerpo (totalizan cinco muertos) y “algunos restos humanos”. Quedan 156 personas por encontrar.

Del hotel con palmeras en la entrada, rodeado de patrulleros y periodistas, sale una mujer apresurada que no quiere decir su nombre a esta enviada, pero señala con acento argentino que se había acercado para acompañar a los familiares de una desaparecida.

La abogada Nicole “Nicky” Langesfeld con su marido Luis Sadovnic. Foto Facebook Luis Sadovnic

La abogada Nicole “Nicky” Langesfeld con su marido Luis Sadovnic. Foto Facebook Luis Sadovnic

“Vine a apoyar a la familia. Esto es terrible. Estamos muy angustiados por Nicky”, dijo antes de marcharse.

Clarín confirmó este sábado que “Nicky” es parte del grupo de 9 argentinos desaparecidos que faltaban identificar: la abogada Nicole “Nicky” Langesfeld, de 27 años.

La identidad del otro compatriota que hasta ahora no había trascendido también fue anticipada por este diario: se trata del estudiante de física Ilan Naibryf, de 21 años, y ambos son intensamente buscados a través de las redes sociales y chats de la comunidad judía de Miami.

En la noche de la tragedia, ambos estaban con sus seres queridos: Nicky, junto a su flamante marido, el venezolano Luis Sadovnic, en el piso 8.

Ilan, con su novia Deborah Berezdivin, también en la parte destruida del complejo del barrio Surfside, que tiene una fuerte presencia de esa comunidad y alberga una de las sinagogas más grandes de la ciudad.

Estos dos jóvenes son los que faltaban identificar de los 9 argentinos desparecidos. Se suman así al cirujano plástico Andrés Galfrascoli, de 44 años, y su pareja, Fabián Nuñez, de 55, y Sofía, de 5 años.

Ilan Naibryf, de 21 años, junto a su novia portorriqueña Deborah Berezdivin. Foto Instagram @ilanaibryf

Ilan Naibryf, de 21 años, junto a su novia portorriqueña Deborah Berezdivin. Foto Instagram @ilanaibryf

También a la familia de la fotógrafa Graciela Cattarossi, de 48 años, que estaba con su hija Estela, de 7 años, su hermana Andrea y sus padres. En un principio había trascendido que los cinco Cattarossi eran argentinos, pero uno es uruguayo, según fuentes oficiales.

La hermana de Ilan, Micaela, publicó en una red social, con la foto de la pareja: “Mi hermano y su novia (Deborah Berezdivin) estaban en el edificio de Surfside que colapsó en Miami. Si tiene alguna información, por favor envíenme un mensaje. Por favor, recen”.

Y luego agregó: “Familia y amigos estamos pidiendo a alguien con contactos en hospitales del sur de la Florida para por favor saber si hay alguna información sobre Ilan y Deborah”.

También familiares de Nicky circularon una foto de ella y su marido venezolano con quien se había casado recientemente. “Estamos buscando a Nicky Lagensfeld y a Luis Sadovnic (piso 8). Si alguien los ha visto o tiene alguna información, por favor contactarse a este número”.

Abogada, Nicky estudió en la University of Florida y en la Miami School of Law. Trabaja para la firma Reed Smith y se especializa en litigios comerciales.

Su foto y la de su marido puede verse en la valla improvisada como homenaje a las víctimas, donde los vecinos se acercan a ofrecer flores y expresar su dolor.

Cada hora que pasa hay menos esperanza de hallar sobrevivientes en la tragedia de Miami. (AP)

Cada hora que pasa hay menos esperanza de hallar sobrevivientes en la tragedia de Miami. (AP)

El tío de Nicky, Andy, mostró su frustración por la lentitud del rescate: “Hace tres días que me acerco hasta donde me dejan a la montaña de escombros esperando ver cientos de personas en fila pasándose piedras y maquinarias moviendo escombros pesados, pero lo que he visto en esos tres días críticos desde la madrugada del jueves 24 me ha dejado desalentado e impotente”, dijo.

La familia de Ilan también lo busca con desesperación. Publicó su foto en redes y La hermana armó una campaña en gofundme.com para recaudar fondos para el joven desaparecido.

Allí cuenta que tiene 21 años y nació en la Argentina un 11 de septiembre. Estudia física en la Universidad de Chicago y, según cuenta su hermana, “está listo para la vida!”.

“Es el más leal y cariñoso amigo, hermano, hijo, siempre pensando en los demás la manera de hacerlos sentir mejor. Significa mucho para mucha gente”, señalan.

Fue a la secundaria en la Hawaii Preparatory Academy, donde aprendió a surfear, a jugar al fútbol y a disfrutar de la naturaleza con sus amigos.

Se especializó en crear prótesis en el centro de róbotica. “Siempre se enfocó en las mejores cosas para poder ayudar a la mayor cantidad posible de personas”, señala.

Ilan Naibryf, de 21 años, está desaparecido. Foto Instagram @ilanaibryf

Ilan Naibryf, de 21 años, está desaparecido. Foto Instagram @ilanaibryf

En la Universidad de Chicago comenzó a desarrollar su compañía, STIX Financials Inc, con la que buscaba “ayudar a la gente a aumentar su fortuna y también a acceder a liquidez”.

El proceso de rescate avanza lentamente y puede ser largo. Por la noche se dijo que lograron controlar las explosiones y el fuego que comenzó a la mañana.

Cuando se halla un cuerpo o algún resto, se coteja con el ADN que han podido aportar los familiares de los desparecidos. La hermana de Ilan teme lo peor: “Como familia, tratamos de prepararnos para cualquier desenlace”.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba