17 julio, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Hollywood de Luto

INTERNACIONALES – Donald Sutherland, el actor icónico de Hollywood conocido por sus interpretaciones en películas clásicas como ‘Doce del patíbulo’ y ‘La invasión de los ultracuerpos’, falleció a los 88 años en Miami tras una prolongada enfermedad. Nacido el 17 de julio de 1935 en Saint John, New Brunswick, Canadá, Sutherland dejó una huella imborrable en la industria cinematográfica con más de 200 créditos en cine y televisión a lo largo de una carrera que abarcó más de seis décadas.

Una Carrera Ilustre

Sutherland se destacó por su versatilidad, interpretando tanto papeles principales como secundarios, y dando vida a héroes y villanos con igual maestría. Comenzó su carrera en la década de 1960, y pronto se hizo un nombre en Hollywood con su participación en ‘Doce del patíbulo’ (1967), una película bélica dirigida por Robert Aldrich que se convirtió en un clásico de su tiempo. Su papel en ‘MASH’ (1970), la sátira antibélica dirigida por Robert Altman, consolidó aún más su reputación.

En 1971, Sutherland protagonizó ‘Klute’ junto a Jane Fonda, una película de suspenso dirigida por Alan J. Pakula que le valió a Fonda un Oscar y dejó claro que Sutherland era un actor capaz de llevar tanto dramas como thrillers con igual eficacia. A lo largo de los años, trabajó con renombrados directores como Federico Fellini en ‘Casanova’ (1976) y Bernardo Bertolucci en ‘Novecento’ (1976).

El Rey del Terror

Aunque su carrera abarcó múltiples géneros, Sutherland también dejó una marca indeleble en el cine de terror. En ‘Amenaza en la sombra’ (1973), dirigida por Nicolas Roeg, Sutherland y Julie Christie interpretan a una pareja devastada por la muerte de su hija que se ve atrapada en una trama de terror psicológico en Venecia. ‘La invasión de los ultracuerpos’ (1978), un remake del clásico de 1956, lo presentó como un inspector de salud pública que descubre una invasión extraterrestre en forma de duplicados perfectos de seres humanos.

Reconocimientos y Premios

La prolífica carrera de Sutherland fue reconocida con múltiples premios y honores. En 2017, recibió un Premio Honorífico en los Premios Óscar por su destacada contribución al cine. En 1995, fue galardonado con un premio Emmy como actor de reparto por la película de televisión ‘Ciudadano X’ de HBO, y también ganó un Globo de Oro. Además, el Festival de Cine de San Sebastián le concedió un premio Donostia en 2019 por medio siglo de excelencia interpretativa.

Un Legado Duradero

El legado de Sutherland perdurará no solo por sus actuaciones memorables sino también por su amor y dedicación al arte de actuar. Su hijo, Kiefer Sutherland, también es un actor reconocido y expresó su dolor tras la pérdida de su padre: “Con gran pesar les digo que mi padre, Donald Sutherland, ha fallecido. Personalmente me parece uno de los actores más importantes de la historia del cine. Nunca le amilanó un papel, bueno, malo o feo. Amaba lo que hacía e hizo lo que amaba, y nunca se puede pedir más que eso. Una vida bien vivida”.

Sutherland en la Cultura Popular

Aparte de sus películas clásicas, Sutherland es recordado por su papel como el Presidente Snow en la franquicia ‘Los juegos del hambre’, donde interpretó a un villano carismático y despiadado que se convirtió en un ícono cultural moderno. También apareció en ‘Orgullo y prejuicio’ (2005) como el patriarca de la familia Bennet, demostrando su habilidad para interpretar una amplia gama de personajes.

Un Talento Inigualable

La capacidad de Sutherland para transformarse y adaptarse a diversos roles lo convirtió en uno de los actores más respetados de su generación. Su influencia se extiende más allá de la pantalla, inspirando a nuevas generaciones de actores y cineastas. Su fallecimiento deja un vacío en la industria del entretenimiento, pero su legado continuará inspirando y deleitando a los amantes del cine en todo el mundo.